CAPÍTULO 8. SOSPECHAS

Durante todo ese tiempo había surgido entre Valentino y ella una buena camaradería, ambos se adaptaron a un buen ritmo de trabajo, bromeaban, comían juntos, aunque a veces discutían y costaba que alguno diera su brazo a torcer, cuando eso sucedía la señora Andrade servía de referí, para evitar que ambos se descontrolaran, porque así fuese su jefe cuando Valentino no tenía la razón, Macarena se encargaba de hacérselo notar.

Tambi&

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

DMCA.com Protection Status