CAPÍTULO 21. UN RESFRIADO

Matías se dirigió primero al cajetín de línea telefónica, nervioso de que fuera a ser descubierto, la abrió y desconectó varias líneas, dentro de ellas las correspondientes a la residencia del padre de Perla, después de ello se dirigió a la casa, estaba rodeada de los hombres de seguridad de Jacques. Estacionó el vehículo en la acera del frente y se bajó con un maletín donde tenía los equipos para la supuesta revisión de la línea telefónica, llegó a la entrada de la mansión y lo atendieron un par de guardias de seguridad —Buen día, señores—Saludó Matías.

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status