Share

CAPÍTULO 42

— Hay un “mostgo”.

Leo hizo un puchero entre los brazos de Alessandro mientras Gaia se envolvía en una bata de dormir y miraba la escena con curiosidad.

— ¡No puede ser! — respondió el italiano ceñudo — Yo maté a todos los monstruos de tu cuarto la semana pasada.

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status