Share

Capítulo 03

Mañana por la mañana, después de preparar el desayuno, Charlie se dirigió a la oficina de Emgrand Group en su scooter.

Estacionó su scooter al lado del estacionamiento de Emgrand. Tan pronto como cerró su scooter, un Bentley negro se estacionó lentamente en un lugar frente a él.

Sin darse cuenta, miró hacia arriba y vio a una pareja joven que salía del coche.

El hombre vestía un traje de marca y se veía muy guapo e inteligente. Mientras tanto, la dama estaba vestida con un estilo extravagante. Aunque algo llamativa, se la consideraba una belleza.

Resultó que la dama era Wendy Wilson, prima de Claire, y el hombre era su prometido, Gerald White.

Charlie no sabía por qué estaban allí, pero sabía que la mejor manera de evitar problemas era mantenerse alejado de ellos.

Sin embargo, cuanto más ansioso quisiera esconderse de ellos, mayores posibilidades habían de que lo vieran.

Wendy lo vio por el rabillo del ojo. Gritó en voz alta: “¡Oye, Charlie!”

Wendy gritó su nombre de manera amistosa, pero a Charlie se le puso la piel como de gallina.

Por cortesía, solo pudo detenerse donde estaba y esperar a que se le acercaran. Sonrió y preguntó: “Wendy, oye, ¿por qué estás aquí?”

Wendy se rió entre dientes. “¡Oh, Gerald está aquí para ver a Doris Young, vicepresidenta de Emgrand Group! Estoy aquí para hacerle compañía”.

Luego se volteó para mirar a Gerald con afecto y dijo: “La familia White tiene muchos proyectos con Emgrand Group. No solo ayudaría a la familia White sino también a nuestra familia Wilson en el futuro”.

Charlie no sabía que la familia White era uno de los socios comerciales de Emgrand Group. Después de todo, acababa de hacerse cargo de la empresa y no había tenido tiempo conocer los detalles.

No mostró nada inusual en su rostro. En cambio, simplemente dijo con una sonrisa educada: “Sr. White es muy talentoso y magnífico, ¡ambos hacen una gran pareja!”

Gerald miró a Charlie con desdén, sintiendo una oleada de ira dentro de él.

Este perdedor había sido regañado tanto ayer por Lady Wilson frente a todos, ¿cómo pudo sonreír como un payaso como si nada hubiera pasado hoy?

¿Por qué Claire, una dama tan deslumbrante y maravillosa, se casó con un perdedor?

Si este perdedor nunca hubiera existido, ¡ciertamente habría pretendido a Claire con gran esfuerzo! ¿Quién querría estar comprometido con Wendy, la chica que palidecía en comparación en todos los aspectos?

Gerald resopló consternado y preguntó en un tono pretencioso: “¿Por qué estás aquí?”

Charlie dijo casualmente: “Estoy aquí para solicitar un trabajo.”

“¿Solicitar un trabajo?” Gerald se burló con desdén. “¿Tú? ¿El perdedor que no puede hacer nada quiere postularse para un trabajo en Emgrand? ¿Me estás tomando el pelo?”

Charlie frunció el ceño. “¿Qué tiene que ver contigo?”

La razón por la que Wendy llamó a Charlie en primer lugar fue para humillarlo. Ahora que Gerald había comenzado, ella inmediatamente se burló, “¿Por qué? Gerald tiene razón, ¿no?”

“En términos de formación académica, ¿tienes algún diploma?”

“En términos de habilidades y destrezas, ¿tienes logros o resultados que mostrarles?”

“Créeme, ni siquiera se entretendrían por un perdedor como tú, incluso si hubieras venido a solicitar un trabajo de seguridad. Conoce tu lugar, es mejor que vayas a la calle a buscar basura, ¡podrías ganar dos o tres mil al mes por lo menos!”

Luego, arrojó una botella de agua a los pies de Charlie y sonrió: “¡Ahí tienes, recógela y véndela por dinero! No digas que no me importas.”

Gerald rió siniestramente. “Eres un pedazo de basura, pero seguimos siendo parientes después de todo. Te respaldaré. Sucede que conozco a la vicepresidenta del Grupo Emgrand en persona, ¿por qué no digo algunas buenas palabras en tu nombre y veo si puede arreglarte un trabajo de limpia inodoros?”

Charlie frunció los labios en una mueca de desprecio y dijo: “El tipo de trabajo que estoy solicitando no es asunto tuyo, deberías ocuparte de tus propios asuntos. Emgrand Group es una gran empresa, creo que no querrían colaborar con basura humilde como tú.”

El rostro de Gerald se sonrojó de ira. “¿A quién llamas basura?”

Charlie respondió con desdén: “¡A ti, basura!”

Luego, se volteó y caminó hacia el edificio, ignorando los gritos indignados de Gerald detrás.

“¡Maldito seas! ¡Detente! Detente ahí, ¿me escuchas?”

Muy pronto, Gerald caminó rápidamente y alcanzó a Charlie en el pasillo del ascensor.

Quería darle una lección a Charlie, darle al menos dos bofetadas en la cara para hacerle saber las consecuencias de ofenderlo, pero ahora estaban dentro del edificio de Emgrand Group. Le preocupaba que la dura acción empañara su reputación y enfureciera a su socio comercial, por lo que no tuvo más remedio que descartar la idea.

Apretó los dientes y advirtió: “¡Te dejaré ir hoy, pero no tendrás tanta suerte la próxima vez!”

Charlie resopló y entró en el ascensor. Antes de que la puerta se cerrara, dijo: “Gerald White, ¿de verdad crees que eres tan poderoso? Créeme, pronto sabrás el precio a pagar por ser tan engreído y arrogante.”

“Tú pequeño…”

El rostro de Gerald se puso de un feo tono rojo. Quería correr hacia el ascensor, pero Wendy tiró de sus brazos y dijo: “Gerald, no tomes el mismo ascensor que ese perdedor, podríamos asfixiarnos por su hedor”.

Él asintió con la cabeza, plenamente consciente de que no era prudente por su parte poner sus manos aquí. Por lo tanto, resopló con frialdad. “Huh, tienes suerte hoy. ¡Te daré una lección la próxima vez!”

***

En el ascensor, Charlie fue directamente al piso superior donde se encontraba la oficina del presidente.

Stephen ya había hecho todos los arreglos para él en Emgrand. La persona a cargo de los arreglos fue una mujer llamada Doris Young.

Doris Young se había ganado su reputación como una reconocida empresaria en Aurous Hill. No solo era una dama encantadora, sino que también era extremadamente capaz. Había sido ascendida a vicepresidenta del Grupo Emgrand a una edad temprana. Ella también fue uno de los factores detrás del éxito de la empresa en la actualidad.

Ahora que Emgrand Group había sido adquirido por la familia Wade, el ex presidente había renunciado y Doris se quedó atrás para ayudar al nuevo presidente.

Doris estaba bastante sorprendida cuando vio a Charlie por primera vez. ¡No esperaba ver a un hombre tan joven y encantador cuando se enteró de él por medio de Stephen!

Rápidamente se recompuso y lo saludó respetuosamente. “Bienvenido, Señor Wade. Por favor síganme a mi oficina.”
Comments (14)
goodnovel comment avatar
Darling Jarquin
Muy buena, quieres seguir leyando y leyendo
goodnovel comment avatar
Magaly Rodriguez Castro
Qué pasó que estoy en el principio si ya voy por el capítulo dos mil y pico?
goodnovel comment avatar
Odanis Rangel
Buena me gusta
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status