Consentida por el Presidente: Mi esposa es un poco dulce
Consentida por el Presidente: Mi esposa es un poco dulce
Author: Árbol de nubes

Capítulo 1 Sorpresa

Cuando Nell Jennings llegó al hotel Lindsey, ya eran las 11:00 p.m. de la noche. En un momento como ese, no era seguro para una persona que trabajaba en un negocio que vendía productos para adultos realizar entregas en persona.

Sobre todo porque era una chica joven y hermosa.

Sin embargo, no había otra opción. La vida no fue fácil. Todo necesitaba dinero, desde comida hasta ropa, vivienda y transporte. Además, Jason Morton volvería en unos pocos días.

Ante este pensamiento, los labios de Nell se levantaron silenciosamente mientras sonreía.

Ella tiró del ala del sombrero negro en su cabeza cómodamente antes de agarrar la caja de entrega y camino hacia adentro.

Lindsey Hotel era un famoso establecimiento de despilfarro de dinero en Peyson City.

La mayoría de las personas que vinieron aquí a gastar dinero eran personas ricas y respetables.

No hace falta decir que el salón estaba lujosamente amueblado e incluso los ascensores estaban revestidos de oro y plata. Cuando una persona se paraba debajo de las luces, solo se avergonzaba de su propia pobreza en comparación.

Nell simplemente sostuvo la caja y no dejó que sus ojos vagaran.

Su hermoso rostro estaba cubierto por una máscara, revelando solo un par de ojos profundos y tranquilos que emitían un toque de fría indiferencia.

El ascensor se detuvo en el piso 22 con un timbre. Salió, encontró rápidamente la habitación 2202,

y tocó el timbre.

Incluso antes de que se abriera la puerta, ya había gemidos licenciosos y febriles de un hombre y

mujer sonando desde dentro.

Jay, ah... Detente. Parece que ha llegado nuestro regalo.

Espera, lo conseguiré.

La boca de Nell no pudo evitar curvarse mientras estaba fuera de la puerta.

¿Su juguetito aún no ha llegado y ya han empezado a jugar?

Que ansioso

La puerta se abrió rápidamente y apareció un hombre recién duchado que vestía una bata de baño.

Nell no lo miró y simplemente le entregó la caja. 843 yuanes! ¿Efectivo o WeChat?

La persona frente a ella no se movió.

Dos segundos después, sonó una voz vacilante,... ¿Nelly?

Nell se asustó un poco y levantó la cabeza.

El hombre que estaba junto a la puerta era alto, de pelo corto y húmedo. Llevaba solo una

bata blanca de baño, y bajo el resplandor de la cálida luz amarilla, su hermoso rostro estaba lleno de sorpresa, consternación y... Un toque de pánico.

La cara de Nell se puso fría al instante.

Jason, quién es, no es nadie. Solo el repartidor.

Jason Morton habló apresuradamente antes de que Nell pudiera emitir un sonido. Rápidamente sacó un fajo de billetes de su billetera y se los metió en la mano antes de arrebatarle la caja.

La puerta se cerró de golpe con un estruendo.

Nell se quedó allí, con las yemas de los dedos temblando ligeramente. Su rostro estaba pálido.

Al momento siguiente, de repente se burló.

Ella miró la pila de billetes en su mano como si hubiera visto una broma increíble, y se burló de su ignorancia y estupidez.

Cuando los sonidos de hacer el amor comenzaron en su interior, respiró hondo y se obligó a

picarse los ojos.

Luego, se dio la vuelta y sacó su teléfono mientras se dirigía al ascensor.

Hola, sí, ¿es esta Oficina Municipal de Seguridad Pública? Me gustaría informar que alguien está tomando drogas y prostitución en el hotel Lindsey. El número de la habitación es... "

Veinte minutos después.

Un coche de policía aparcado frente al hotel Lindsey junto con varios periodistas de medios que llevaban cámaras.

Cuando sacaron a la gente del hotel, los reporteros se apresuraron hacia adelante.

Sr. Morton, alguien informó que estaba tomando drogas y contratando prostitutas en este hotel. Es ¿esto verdad?

Sr. Morton, como heredero de Morton Corporation, ¿cree que este tipo de comportamiento es correcto?

Sr. Morton, ¿quién era la mujer que estaba con usted? Hay rumores de que es una escolta pagada de la industria del entretenimiento. ¿Es eso cierto?

Sr. Morton...

Jason estaba tan rodeado de reporteros que ni siquiera la policía pudo detenerlos.

Después de un tiempo, ya no pudo soportarlo y rugió de rabia. ¡Lárguense!

Los reporteros se sorprendieron pero retrocedieron.

Jason miró más allá de la multitud y miró directamente a Nell. Sus ojos estaban llenos de odio y

crueldad.

¿Era esto lo que querías?

Nell sonrió con frialdad cuando una pizca de burla apareció en sus ojos.

¡Incluso si haces esto, nunca me conseguirás!

Nell de repente se adelantó y levantó la mano frente a todos los periodistas y policías.

¡Bofetada!

Con una bofetada punzante en el costado de su rostro, la cabeza de Jason fue rota hacia un lado.

El entorno de repente se volvió silencioso.

Un policía abrió la boca. Señora...

Lo siento, se me resbaló la mano.

Ella sonrió levemente y se frotó la muñeca. Su voz era clara y fría mientras miraba a Jason.

con resentimiento.

¿Crees que me importaría un trozo de papel que se cayó al inodoro? Puedes pensar en esa

Bofetada como interés. ¡Cobraré el capital restante en los próximos tres días!

Los ojos de Jason brillaron de pánico. ¿Qué principal?

Nell arqueó las cejas. ¿De verdad quieres que te lo recuerde?

La cara de Jason se puso blanca de inmediato.

Ella sonrió fríamente, llena de burla y desprecio.

Cuando la policía vio que no tenían nada más que decir, hizo un gesto con la mano y escoltó en el carro.

Ahora que se los habían llevado, los periodistas no tenían motivos para quedarse más. Ellos también comenzaron a irse.

La entrada del hotel que originalmente estaba invadida de repente se quedó vacía.

Nell se quedó allí un rato y esperó hasta que se le hizo más fácil respirar antes de irse.

Inesperadamente, tan pronto como volvió la cabeza, su vista se encontró con un par de profundos y ojos escrutadores.

Pertenecían a un joven de traje oscuro. Tenía una figura alta y recta, cabello corto y prolijo,

y ojos tan profundos como un mar de estrellas sin fondo.

Bajo el manto de la noche, sus hermosos rasgos respiraban una nobleza clara y atemporal que

estaba en desacuerdo con el ambiente libertino y corrupto que lo rodeaba.

El corazón de Nell se estremeció.

En el fondo de su mente, pensó que le resultaba familiar.

Sin embargo, cuando volvió a mirarlo, su mirada se dirigió secretamente a la secretaria que estaba detrás él y el Porsche plateado aparcado junto a ellos. Entonces, ella sintió que no había forma de que conociera a una persona tan llamativa.

Encogiéndose de hombros, finalmente se dio la vuelta para irse.

Cuando la pequeña figura se mezcló con el tráfico, Gideon Leith miró hacia otro lado y preguntó en voz baja: ¿Quién era esa persona?

Detrás de él, Matthew Starks respondió rápidamente. ¿Te refieres a la persona que se llevó

la policía antes? Parece ser el hijo del dueño de Morton Corporation. El acaba de regresar

desde el extranjero hace unos días”.

Gideon frunció el ceño ligeramente. Hablo de la chica.

"¿Perdón? Matthew estaba un poco confundido. ¿Qué chica?

Al notar que la expresión de Gideon se volvió desagradable, Matthew reaccionó de inmediato. Mi

disculpas, señor presidente. Lo comprobaré de inmediato...

No hay necesidad.

Gideon la interrumpió. Pensó profundamente durante unos segundos y de repente recordó

alguna cosa.

Un rastro de sorpresa brilló en sus ojos y una vez más miró en la dirección en la que la chica se fue.

Sus labios formaron una sonrisa.

Luego, finalmente entró.

...

Como la persona que hizo el informe, Nell también siguió a la policía hasta la estación.

Tan pronto como terminó su declaración, un grupo de personas irrumpió desde afuera.

La cabeza del grupo era la abuela de la familia Jennings, Sylvia Walker. Ella se apresuró

hacia adelante y le dio a Nell una gran bofetada.

Nell frunció el ceño cuando un sabor metálico se extendió por su boca. Ella miró fríamente a la gente parada frente a ella.

¡Moza!

Sylvia tembló de ira. Sabías muy bien que era tu hermana menor pero aun así llamaste

la policía sobre ella? ¿Estás tratando de enojarme hasta la muerte?

Nell se limpió la sangre de la comisura de los labios y miró a la mujer que tenía delante burlonamente.

¿Mi hermana? ¿Estás hablando de Celine?

¿Por qué estás actuando como tonta? Se ha corrido la voz por todas partes diciendo que el segundo joven hija de la familia Jennings sedujo al prometido de otra persona. Tu eres quien causó todo esto, pero ni siquiera sabías eso?

Nell bajó los ojos y se rió suavemente.

¡Entonces esa mujer era ella! Pensé que era solo una prostituta cualquiera ansiosa por ganar algo de dinero, pero resultó ser mi propia hermana?
Comments (25)
goodnovel comment avatar
Carlos Eduardo Monroy Jara
por favor desbloquear los capítulos leídos
goodnovel comment avatar
Carlos Eduardo Monroy Jara
desbloquear los capítulos leídos por favor
goodnovel comment avatar
Rosa Ana Borquez Quezada
me gusta pero son demasiado largo ..me encanta leer historias pero aveses son demasiado largas ..
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status