Adicto a amarte: La esposa condenada del Jefe paranoico y dominante
Adicto a amarte: La esposa condenada del Jefe paranoico y dominante
Author: Pequeño Bambú de la Familia Gu
Capítulo 1
Con las uñas arrancadas por pinzas frías, fue absorbida por un dolor intenso, que era como una bestia feroz con la boca ensangrentada bien abierta.

Unas cuantas mujeres en uniformes de prisión estaban presionando hacia abajo a una mujer demacrada con el mismo uniforme que se estaba resistiendo.

Ling Yiran solo pudo observar cómo le arrancaban las uñas una por una. El olor a humedad en la celda mezclado con la sangre que fluía de las puntas de sus dedos era repugnante.

"La mejor abogada novata de antes no es nada más que un montón de lodo ahora". Una voz fría y áspera sonó sobre la cabeza de Ling Yiran.

Levantó la cabeza desesperadamente y miró al rostro encantador frente a ella. ¿Quién hubiera pensado que la estrella popular, a quien los del círculo del cine y la televisión creían más inocente que una flor de loto, era tan cruel?

"Hao Yimeng, ¿por qué?" preguntó con voz temblorosa.

"¡Mataste a mi hermana! ¿Cómo te atreves a preguntar por qué?" dijo Hao Yimeng con una mueca de desprecio. Con ojos extremadamente viciosos, incluso la esquina de su boca revelaba una frialdad penetrante.

"No fui yo... ¡Me inculparon!" dijo con dificultad, sacudiendo continuamente la cabeza, mientras gotas de sudor tan grandes como frijoles salían de su cuerpo constantemente. Su rostro delicado y encantador había sido casi torcido por el dolor.

Hao Yimeng, por otro lado, simplemente instruyó a la persona que actuó. “Continúa.”

Tan pronto como terminó sus palabras, la persona se movió más rápido.

Dentro de un corto tiempo, las uñas de Ling Yiran fueron completamente removidas. La sangre roja estaba surgiendo repetidamente de sus heridas gravemente malheridas, colorando todo el suelo de la prisión.

Ling Yiran estaba haciendo una mueca de dolor. Sin embargo, todavía hizo todo lo posible por levantar su cuerpo con sus ojos negros fijos en el hombre de pie junto a Hao Yimeng.

Ese era... ¡su ex novio! El hombre que una vez prometió protegerla por el resto de su vida.

En el pasado, aunque sus dedos fueran accidentalmente pinchados por una aguja, se sentiría angustiado por mucho tiempo. Pero ahora, solo miraba cómo le arrancaban las uñas pedazo por pedazo.

"Zi ... Ziqi ..." lloró casi a todo pulmón. "Por... por favor créeme..."

Él todavía estaba vestido de traje y corbata como siempre, pero cuando la miró con sus ojos oscuros, lo único que quedó fue neblina e indiferencia.

"Ziqi, no simpatizas con esta mujer, ¿verdad? ¡Es la asesina de mi hermana! Solo quiero dejarla descansar en paz".

Hao Yimeng sostuvo afectuosamente el brazo del hombre. Su expresión viciosa se convirtió en conmovedora cuando lo miró.

"Se lo merece, así que no hay necesidad de compadecerse de ella". Xiao Ziqi acarició suavemente el cabello cuidadosamente mantenido de Hao Yimeng. "Haz lo que quieras."

Él actuó como si la mujer con sangre en las puntas de los dedos en el suelo fuera un objeto que no tenía sentimientos.

¡Ling Yiran abrió mucho los ojos de repente!

"¿Merecerlo?”

“¡Ja!”

Este hombre, que una vez la había atesorado como la chica de sus ojos, ahora la dejó con una sola frase: se lo merecía.

Con el poder que provenía de algún lugar desconocido, ella se separó de la persona que estaba controlando su cuerpo y luego luchó por trepar hacia adelante, tratando de acercarse al hombre.

"Ziqi, no sé sobre el accidente automovilístico... realmente no conducí bajo la influencia ese día. Fue el auto de Hao Meiyu... el que me chocó..."

“¡Bah!”

Su mano izquierda sin uñas fue estampada fuertemente en el suelo por un pie y el dorso de su mano estaba lleno de un dolor punzante.

Sin embargo, todas estas cosas aún no se comparan al dolor de Ling Yiran en este momento.

Levantando la cabeza con dificultad y mirando a Xiao Ziqi, quien le pisó la mano izquierda con sus zapatos de cuero, no podía creer que pudiera ser tan despiadado.

Sentía un dolor agudo en la mano. Respiró profundamente y preguntó con voz ronca: "¿Alguna vez me amaste?"

"Lo que más me arrepiento en toda la vida es pedirte que seas mi novia", dijo Xiao Ziqi con una voz extremadamente fría.

"Ziqi, inhabilita sus manos. Estas son las manos que condujeron el auto, chocando y matando a mi hermana". La voz de Hao Yimeng resonó.

Al siguiente momento, lo escuchó decir: "¡Está bien!"

Luego, se pudo escuchar el sonido de huesos rompiéndose mientras sentía un dolor tan intenso que parecía estar estallando en su cuerpo...

"¡Aah!" Ling Yiran abrió los ojos repentinamente. Solo entonces se dio cuenta de que había estado soñando sobre lo que había pasado en la prisión hace años.

Ella miró sus manos callosas. Después de tres años de prisión, sus manos ya no eran tan suaves y delicadas como lo habían sido en el pasado.

Aunque las uñas de sus diez dedos habían vuelto a crecer, sus manos aún estaban heridas.

En ese entonces, los huesos de sus dedos fueron rotos uno por uno. Aunque no los perdió por completo, debido a que los huesos se sanaron solos, las articulaciones de sus dedos se veían un poco distorsionadas y había muchos movimientos finos que no podía realizar muy bien.

Sus dedos le dolían más, especialmente cuando hacía frío o estaba húmedo afuera.

A veces, cuando el dolor se hacía demasiado fuerte, quería cortarse las manos para acabar con el dolor.

Unos años atrás en el accidente automovilístico, ella fue acusada de conducir bajo la influencia del alcohol y Hao Meiyu fue golpeada y asesinada. Hao Meiyu no era solo la dama de la Familia Hao, sino también la prometida de Yi Jinli, quien era el hombre más poderoso en la ciudad de Shen.

Después de eso, fue traicionada por toda su familia y amigos y fue expulsada de la casa y, por último, sentenciada a tres años de prisión.

Después de levantarse, Ling Yiran recogió las herramientas de limpieza que tenía a su lado.

Vestía el traje de color brillante de un trabajador sanitario con su cabello largo atado simplemente en una cola de caballo. Su delicado rostro estaba ligeramente rojizo debido al clima frío, y debajo de sus ojos almendrados estaba una nariz delicada y labios de color rosa claro.

Si solo tuvieras que mirar su cara, pensarías que es una estudiante que acaba de graduarse de la universidad. Sin embargo, sus ojos no tenían la vitalidad de la juventud, pero en su lugar, tenían la falta de brillo de una persona de edad.

Hoy estaba en el turno de noche. Justo ahora, tomó una siesta en el Centro de Servicios de Saneamiento y casi pierde el tiempo para ir a trabajar.

Cuando estaba a punto de irse, escuchó a un colega viendo las noticias en su móvil. "Oye, Xiao Ziqi y Hao Yimeng se van a comprometer. ¡Qué chica tan afortunada es Hao Yimeng! Como superestrella e hija de una familia rica y poderosa, ahora se casará y formará parte de la adinerada Familia Xiao".

Ling Yiran tembló de repente y luego se apresuró a salir del Centro de Servicios de Saneamiento.

Xiao Ziqi, Hao Yimeng... Esos dos nombres representaban su dolor en el fondo de sus huesos.

Hacía frío en esta noche de enero. Ling Yiran se aferra a su escoba, limpiando el camino. Le dolían los huesos de las manos a causa del frío.

"¡Aguántalo, y todo va a estar bien!" Ling Yiran estaba hablándose a sí misma en su corazón. Era un lujo tomar analgésicos como trabajador sanitario.

Justo cuando Ling Yiran estaba barriendo la calle, de repente, un Ferrari se detuvo frente a ella.

Tres hombres y una mujer salieron del auto; ellos estaban obviamente borrachos. Uno de los hombres miró a Ling Yiran con una expresión borracha y dijo con picardía: "Oh, me preguntaba quién era, solo para encontrar a la ex novia de nuestro joven amo Xiao".

Ling Yiran estaba pálida. Reconoció al hombre frente a ella como un joven rico al que había regañado por su comportamiento indebido cuando estaba saliendo con Xiao Ziqi.

"¿No que eres una gran abogada? ¿Por qué estás barriendo la calle aquí?" Sun Tengyang preguntó a sabiendas.

Otro hombre al lado se rio y dijo: "Por supuesto que es porque ha estado en prisión. ¿Puede una mujer que ha estado en prisión volver a ser abogada?"

La mujer le escupió a Ling Yiran y le dijo "Bah, ¿abogada? ¡Solo es una limpia calles ahora!"

"Tu joven amo Xiao se va a comprometer con la segunda señorita Hao. ¿Qué tal si te acuestas conmigo una vez? Te pagaré más de lo que recibes por barrer las calles". Sun Tengyang, con una mirada lasciva avanzó hacia Ling Yiran y trató de alcanzarla con su gorda y gruesa mano.

Los otros tres se echaron a reír.

Ling Yiran no le dejaría tener éxito. Ella esquivó desesperadamente, pero Sun Tengyang agarró sus brazos y la presionó contra la pared al costado de la calle.

Era tarde por la noche y nadie pasaba por esta zona. Al ver a Sun Tengyang quitarse el cinturón del pantalón, Ling Yiran levantó el pie y lo pateó en la entrepierna.

Cuando Sun Tengyang sintió un estallido de dolor, sus manos, que habían estado envueltas alrededor del cuello de Ling Yiran, se aflojaron. Ella corrió locamente, tratando de escapar.

"¡Huye, huye!"

Los ojos de Sun Tengyang se volvieron rojos. Por supuesto, no dejaría ir a Ling Yiran. Condujo su Ferrari directamente detrás de ella para perseguirla.

En ese momento, Ling Yiran corrió hacia el otro lado de la calle. Pero era extraño, ya que por lo general es una vía muy transitada por la noche. Ahora, sin embargo, estaba tan desolado que no había ni un solo carro o persona.

Estaba algo... vacío allí.

Las cuatro personas que estaban en el auto también sintieron algo extraño en la calle delante de ellos. De la nada, la mujer dijo: "Recuerdo que la calle parece estar cerrada hoy".

"¿Cerrada? ¿Por qué?"

"No estoy segura."

"No importa. De todos modos, ¡tengo que matarla hoy!" Sun Tengyang dijo con dureza. Pisó el acelerador para tratar de alcanzar a Ling Yiran.

Ling Yiran trató de evitar el auto, pero este raspó parte de su cuerpo y se cayó.

Cuando el Ferrari se detuvo, las cuatro personas salieron del auto. Sun Tengyang miró a Ling Yiran con una mueca de desprecio. "¿Crees que todavía te amo? ¡Solo quiero que te follen como a una perra en la calle principal hoy! Ahora nadie te puede proteger".

Ling Yiran luchó por levantarse, pero como su cuerpo temblaba debido al dolor, no pudo ejercer mucha fuerza.

Sun Tengyang dio una sonrisa siniestra y su cuerpo gordo presionó directamente hacia abajo sobre Ling Yiran.

Justo cuando Ling Yiran pensó que no sería capaz de huir de esta humillación, se escucharon pasos. El sonido que produjeron esos pasos sonó perfectamente claro en esa noche silenciosa.

Luego vio a un hombre alto en un viejo traje túnica china cuyo flequillo casi le cubrían los ojos, por lo que su rostro no podía ser visto.

A medida que el hombre se acercaba a ellos, Ling Yiran abrió la boca inconscientemente, con la intención de pedir ayuda.

Pero entonces, volvió a cerrar la boca. Solo venía una persona, pero había tres hombres grandes en el grupo; era uno contra tres. Si pedía ayuda, solo metería al hombre en problemas sin ninguna razón.

"Lárgate. ¡No arruines mis planes!" Sun Tengyang le gritó.

El hombre miró perezosamente a Sun Tengyang, lo que provocó que los cabellos de Sun Tengyang se erizaran de miedo. Sus ojos estaban llenos de una quietud fría y mortal, como si Sun Tengyang ya estuviera muerto.
Comments (5)
goodnovel comment avatar
Yorledis Cotes
cierto creo que el dorama we llama tengo una amante
goodnovel comment avatar
Jennifer Rivera
y se entera de la verdad, que ella no fue quien mato a su novia si no el ex de la prota... y bueno continúa la historia, jajaja... ya me cansé de escribir.
goodnovel comment avatar
Jennifer Rivera
El prota la espera en la puerta de la cárcel y continúa con su venganza... pero poco a poco el empieza a cambiar se actitud hacia ella y empieza a dudar si ella realmente mato a su novia, empieza a investigar nuevamente, porque la 1era investigación metieron mano, así que el mismo hace su investigac
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status