Share

CAPÍTULO 50. ¡ESOS SON...!

Rodrigo

Se supone que debo relajarme, intentar dejar atrás todo esto y seguir con mi vida, aunque honestamente es un poco difícil, teniendo en cuenta que he pasado los últimos tres años de mi vida perdidamente enamorado de una mujer que me perteneció, que fue mía, a la que amé… es difícil desprenderse de algo como eso.

Bueno… no tan difícil cuando te patean hasta que te caes de la cama.

—¡Oye! —grito poniéndome en posición defensiva, aunque no sé ni para qué, no es como si estuviera en posición de defenderme y menos agredir a nadie.

Se me rompe la cabeza del dolor que tengo. ¡Maldita resaca! El whisky con hielo es una pésima solución para mal de amores, cae muy mal, lo mismo que el vodka con hielo o el ron con hielo… La próxima borrachera la agarraré con cerveza, que no lle

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status