Las margaritas

A la mañana siguiente me desperté como todos los días a las siete de la mañana creo que siempre he sido así muy madrugadora entro al baño me lavo la cara y los dientes pero no me quito la pijama unos pantalones azul marino y una camisa del equipo favorito de futbol de papa y Victorio PSG trato de acomodar mi alocada cabellera y me miro al espejo para asegurarme de parecer una persona normal y no un zombi y salgo a la sala y no hay nadie así que me voy directamente a la cocina y está la señora Houseman sirviéndole una taza de café a Lionel

– Buenos días – digo mientras tomo asiento en unos de los bancos del mesón de la cocina

– Buenos días señorita Stone – y aquí vamos – soy Eva, me llamo Eva, solo Eva por favor – ambos asintieron con la cabeza y una gran sonrisa que me contagio

– señora Houseman cree que podría darme una taza de té

– soy Cielo, y claro que puedo prepárate una taza de té

– muchas gracias cielo donde esta Victorio

– el salió a correr, pero regresara pronto, pero si necesita que la lleve a alguna parte solo tiene que decírmelo

– muchas gracias Lionel, pero creo que iré sola quiero conocer, pero espero estés dispuesto a ir por mi si me pierdo

– Claro que si –Cielo me da el té que por cierto esta delicioso

– que quiere para desayunar

– nada muchas gracias desayunare fuera así que voy a darme una ducha para no salir tarde

dije tomado el té para irme de regreso a mi cuarto, dejo el té al lado de Tobías y echo un vistazo por la ventana, el día esta algo nublado lo que según yo está haciendo frio pero aun así me lavare el cabello entro al baño me quito la ropa y entro a la ducha tardo un poco más de lo normal por mi cabello salgo de la ducha con mi cuerpo envuelto en la toalla al igual que mi cabello limpio el vapor que se pego en el espejo tomo un peine y mi crema para peinar y suelto mi cabello lo desenredo y me pongo un poco de crema prendo el secador y hago el mismo proceso de todos los días pongo mi cabello de lado para asegurarme de que cuando termine de secarlo quede así luego de terminar me miro al espejo por última vez y salgo al vestidor tomo unos jeans azules una camiseta crema una chaqueta marrón una bufanda marrón que tiene unas lindas hojas verdes miro los zapatos que mi hermano ha comprado y ninguno me gusta pero hare un sacrificio por él y me pondré unas botas de cuero marrón que me llegan un poco más debajo de las  rodillas sin tacón al menos me miro en el espejo y salgo tomo mi bolso y me despido de Tobías tomo la taza en donde tenía el te dejo mi cama hecha y salgo

– muchas gracias por el té estaba delicioso – digo dejando la taza en el mesón

– hasta más tarde Eva

– Hasta más tarde – 

le dijo ambos desde la puerta salgo del edificio y la brisa fría me da la bienvenida

decido ir caminado me gusta más y hasta ahora lo que he visto de New York me ha gustado hay mucha vegetación y eso es bueno al menos para mí no donde estoy pero hay muchas tiendas y librerías son viejas y me gusta entro en una de las librerías y compro un libro acerca de la historia de New York se lo enviare a la señora Porter ella nunca a salido de concordia y creo que le gustara salgo y tomo un taxi y pido que me lleven al centro de la cuidad al llegar mi celular suena pero no quiero ser interrumpida hoy para ser exactos vivimos en Manhattan es el único nombre que se porque mi madre le cuenta a todo el mundo lo famoso que es su hijo y hasta ahora me gusta todo mi madre es de esas que se reúne con amigas a tomar café y presumir cuan fabulosos son sus hijos Concord no es muy grande y tener dos hijos fabulosos uno más que el otro es algo que deba ser conocido o al menos eso es lo que dice mi adorable madre mientras camino por las calles de Manhattan me llama la atención una floristería en la acera de enfrente a la mía miro primero hacia los lados no quiero tener que contarle a Margarita que casi me atropellan paso con cuidado

– Hola – digo respirando con algo de dificultad por la pequeña carrera que acabo de hacer

– hola en que puedo ayudarla

– margaritas ¿tiene?

– si claro que si – me dijo el amable señor de cabello canoso y lentes muy parecido a Geppetto el papa de pinocho

– bien quiero un ramo por favor

– Claro – Dice el amable señor entrando al local.

Mientras 

yo espero miro la calle, las personas, los niños, el cielo, y sus hermosas nubes esponjosas hasta que unos ojos azules aparecen justo en frente de mí de la impresión doy un salto y me voy hacia atrás ¡bravo al suelo nuevamente! pero no… estoy siendo detenida, son sus manos agarrando mis brazos con fuerza y evitando que haga el ridículo nuevamente me hala hacia él con fuerza y me pega a su muy fornido cuerpo

– está usted bien señorita Stone

– he… si gracias

– creo que salve a dos pájaros de un tiro – lo miro algo confundida

– hablo de usted y el puesto de flores – dice señalando detrás de mí lo sigo con la mirada

– Si claro ya entiendo – digo con una risita muy tonta

– señorita las margaritas – dice el muy lindo anciano

– ¿Cuánto le debo? – pregunto mientras saco mi billetera del bolso

– son cuatro dólares

– Aquí tiene, muchas gracias – dije tomado mis hermosas margaritas y volteando hacia el señor Harsh – y bien otro encuentro inesperado.

– Pues la verdad la miré caminar mientras iba en mi auto así que la seguí hasta aquí señorita Stone –

El me vio se bajó de su auto y me siguió esto se cuenta y no se cree

– ¿le gustaría tomar un café?

– si – digo mirando hacia al suelo porque mis mejillas están rojas como un tomate ¡voy a tomar un café con el guapo hombre pared! caminamos al café más cercano en silencio, la verdad no sé qué decir es la primera vez que un hombre me invita a tomar un café bueno en realidad a hacer lo que sea, al llegar al café tomamos asiento en una mesa que da hacia la calle podía ver todo y me gustaba deje las margaritas y el libro de la señora Porter en una de las silla y el señor Harsh se sentó justo frente a mi

– Que quiere – pregunto con tono muy autoritario

–te de Jamaica por favor – pidió mi té y para él un café de prensa francesa sin azúcar y panecillos

– ¿le gustan las flores? – pregunta mirando 

a las flores y luego a mis ojos, bajo la mirada porque la vergüenza me está consumiendo tengo las manos bajo la mesa mis dedos están jugando a ver quien se rompe primero y mis manos se están derritiendo como si estuvieran en el mismo desierto del Sahara

– si –

Digo en un susurro permanecemos en silencio hasta que aparece lo que hemos pedido el señor Harsh me pasa el té y pone los panecillos

– Por favor – dice señalándolos, pero antes de sacar mis manos de debajo de la mesa las seco con mi pantalón

– ¿azúcar?

– Sí, una por favor – el señor Harsh coloca una cucharada de azúcar en mi te y lo revuelve por mi

– ¿cuántos años tiene señor Harsh? – digo dándole una probada a mi te

– veintinueve – es muy joven para ser un señor demasiado joven tan solo me lleva siete años

– no lo entiendo es muy joven ¿Por qué le gusta que le digan señor? Su familia y amigos también lo llaman así o solo los desconocidos

– todos me llaman así señorita Stone, incluso mi familia y no tengo amigos

– no le gustan los amigos

– No los creo necesario – miren yo que no los puedo hacer y el que no los cree necesarios

– y usted tiene amigos

– si… mi amiga Margarita, la señora Porter, mi hermano Victorio y David el hermano de Margarita son todos, no soy muy buena en eso de hacer amigos

– Son mas de los que yo me puedo permitir – desde cuanto uno se permite amigos

– Y novio tiene – la verdad estoy haciendo un esfuerzo sobre humano para no reírme del señor Harsh ¿novio? Me pregunto si ya me vio bien

– no los hombres y yo…. No compaginamos mucho

– Entonces es usted lesbiana –

¿Lesbiana nunca me lo había planteado?

– no… no yo no soy lesbiana

– no la entiendo, no se lleva bien con los hombres, pero no es lesbiana es usted algo extraña

Oh no lo había notado señor Harsh gracias por recordarme lo que todo el mundo me dice a diario lo extraña que soy

– Ya me lo habían dicho antes – digo la verdad un poco molesta

– no pretendía ofenderla –

Nadie pretende hacerlo es lo que siempre dicen, pero sin pretenderlo terminan ofendiéndote más de lo que no pretendían, me mira como si fuera un enigma uno que quiere entender, pero le es muy difícil su mirada es como una máquina de escáner, pero no lo entiendo no sé qué es lo que busca lo que ve es lo que soy

– no le da miedo

– ¿miedo? ¿Que debería darme miedo?

– yo, no le da miedo estar tomado un café con un completo desconocido

– La verdad es que no y so sé porque señor Harsh, pero algo me dice que puedo confiar en usted – le digo mirando a sus maravillosos ojos azules que son penetrantes e intensos en gran manera

– pues no debería hacerlo señorita Stone, no me conoce, solo me ha visto dos veces lo único que sabe de mi es mi apellido y mi edad ¿y si puse algo en su bebida?

– eso no es cierto usted no haría eso – o si lo haría la verdad no lo sé, pero quiere parecer malo dar miedo, pero no funciona al menos no conmigo

– cómo lo sabe

– no lo sé, solo sé que usted no haría eso – me miro con una expresión seria y distante para luego desviar la mirada a su reloj

– tengo que irme –

Dice levantándose y acomodándose el saco del traje negro que lleva puesto y caminar hacia mí me toma por el mentón y baja su cara hasta quedar a escasos centímetros de mí

– Debería tenerme miedo señorita Stone y mucho – trago grueso ante lo intimidante que me resulta su voz gruesa, fría y áspera

– no lo hare –

Me soltó y se fue. Tome mis cosas con prisa deje un billete en la mesa y Salí, mire hacia los lados y estaba cruzando la esquina camine rápido, pero tiene piernas largas un paso de él son como cinco míos

– Espera – grite agitada él se voltio y se detuvo, camine hasta el

– sucede algo señorita Stone

– si claro que sucede algo, déjame recordarte que fuiste tú quien me vio me siguió y me invito a tomar un café ¿con que propósito? Con el propósito de decirme que es usted peligroso que debería tenerle miedo aclárame porque no lo entiendo

– lo que sucedió hoy fue un grave error de mi parte no volverá a ocurrir porque usted debería…

– ¿debería que señor Harsh? alejarme de usted es eso lo que dirá, aléjate de mí porque no soy bueno para ti – dije impidiendo que hablara

– escúcheme muy bien señorita Stone no sé si es usted muy ingenua o muy tonta lo que para mí las dos significa lo mismo, pero si es usted inteligente y sabe lo que es bueno para usted se alejara de mi –

dijo con los ojos llenos de furia su mandíbula apretada y la cara roja y muy cerca de mis labios se separo acomodo nuevamente su traje y siguió caminando dejándome ahí parada como si fuera una completa extraña lo que, si soy, pero de igual manera la cual no entiendo porque me siento molesta yo lo acabo de conocer pero me siento como si me hubieran dicho de ese árbol no puedes comer porque es malo y muy dentro de mí se que lo es pero me gustara lo cual me lleva a sentirme frustrada y que pasa cuando estoy frustrada lloro es así de simple mi celular está sonando y una de las cosas que más me molesta cuando estoy molesta es que me molesten así que busco en mi bolso pero no esta tiene que todo siempre salirme mal

Hola

Eva en donde estas te he llamado muchas veces y no contestas mis llamadas – aprieto mis ojos con fuerza mientras escucho a Victorio alterado al otro lado del teléfono y comienzo a sollozar << y aquí estas llorando de nuevo Eva >> me recuerda este mantra mi fuero interno – te he llamado toda la mañana, pero ignoraste todas mis llamadas –

Yo… yo lo siento Victorio

¿Estás llorando? ¿Dónde estás?

No… no estoy llorando es solo que estoy tomando un té y me aflojo la nariz un poco es todo y… en realidad no sé dónde estoy, pero tomare un taxi de regreso se me la dirección de memoria

Segura puedo ir por ti

Estoy segura además ya te dije que no se en dónde estoy

Bien te veo en casa

Me limpio las lágrimas un poco  y camino en dirección al cualquier lugar donde pueda tomar un taxi pero me siento mal es dolor así se llama pero más que eso es sentirme mal por una persona que literalmente acabo de conocer que es tan perfectamente hermoso y que posiblemente solo me ha seguido porque esta asombrado porque nunca en su vida había visto a una chica tan fea si es eso tal vez las chicas con las que salga son rubias hermosas que andan en tacones como si anduvieran en el aire y que ni si quiera tiene que maquillarse porque tienen un cutis tan perfecto que parece que no son de verdad ahí esta es ese mi dolor que tal vez no tuvo la suficiente valentía para decirme que soy fea y sintió lastima por mí y decidido decirme que es malo que debería tenerle miedo y que aleje de el

Que es lo que le pasa a los hombres con esa maldita palabra de “no soy bueno para ti deberías alejarte” no es acaso nosotras las que decidimos si son o no buenos para nosotras o es acaso su forma de decir no eres lo suficientemente buena para mi aléjate lo que creo que es lo que pasa en mi caso por esa razón es que nunca he tenido novio buena una de las tantas razones en Concord siempre estaba sola a excepción de la compañía de margarita y David pero en el instituto me sentaba sola a la hora del almuerzo siempre sola ni hablar de las clases de deporte siempre he querido viajar en el tiempo para conocer al que invento la educación física y darle una patada en las bolas y luego preguntar en que pensaba de lo que si estoy segura es de que no pensaba en las chicas y chicos como yo con dos manos y pies izquierdo que no somos capaces de jugar con una pelota de papel imagínense una de verdad la verdad es que soy u total desastre con los deportes en mi tercer año de instituto durante la clase de educación física al profesor Martin le dio por qué corriéramos una maratón y me caí rompiéndome la boca y raspándome la mitad de la cara el lado derecho para ser exacta luego me desmaye al ver la sangre lo bueno fue que no me quedo ninguna marca mi madre me coloco muchas cremas para evitar una marca por la caída la cuestión es que no iba a ningún baile nadie me invitaba David y Victorio se ofrecieron varias veces a ir conmigo pero no quería ir con mi hermano o con el hermano de mi mejor amiga ellos querían invitar a chicas y por ir conmigo se cohibían de invitarlas a ella así que me negaba siempre y en la universidad ya un poco más mujer sin acné y sin educación física tampoco tuve suerte nada de chicos creo que a los hombres les molesta que las mujeres sean más inteligentes que ellos o al menos hacia reaccionaban los pocos chicos que intentaron ligar conmigo

Al llegar a casa no veo a nadie así que corro hasta mi cuarto y me tiro en la cama boca abajo a seguir con una de mis rutinas diarias favoritas llorar hasta que mis ojos me fallan y se cierran. Estoy soñando porque lo sé estoy en el café sentada y está lloviendo estoy en la misma mesa en donde me senté con el señor Harsh pero el café está solo y con las luces apagadas y está lloviendo miro hacia la calle atreves del vidrio y el está parado en medio de la calle bajo la lluvia con las manos en los bolsillos de su ajustado pantalón negro y la cabeza gacha me levanto y camino hacia la puerta para salir a su encuentro pero cuando pongo mi mano en el pomo y lo giro no abre le doy varias veces con fuerza pero no abre – ayuda por favor – digo mirando hacia todos lados lo que es en vano porque no hay nadie vuelvo a mirar a la calle y el señor Harsh cae al suelo y yo estoy encerrada aquí sin poder hacer nada – ayuda por favor – grito pero nadie me oye le doy con fuerza al vidrio pero no es en vano así que me deslizo hasta caer en el piso – ayúdenlo por favor ayúdenlo – digo una y otra vez

– Eva…. Eva – escucho que dicen me levanto y veo a Victorio sentado en la cama

– ¿estás bien? – pregunta, pero mi respiración en agitada paso la mano por mi frente y estoy sudando

– Si… si estaba soñando – o teniendo una pesadilla

– Está bien ya paso – dice atrayéndome hacia él y cubriéndome con sus brazos y basto que solo hiciera eso para que mis lágrimas comenzaran a salir ¿Qué es lo que me pasa con el señor Harsh? ¿Por qué sueño con él? Y lo que es aún más extraño ¿Por qué quiero estar cerca de el por qué razón no me da miedo estar con el por qué me gusta un hombre que acabo de conocer y para colmo me ha dicho que me aleje del? ¿Por qué … por qué y más por qué? Son los mantras que se repiten una y otra vez en mi cabeza

– vamos a cenar –

¿A cenar? Cuanto se supone que he dormido cuando regrese a casa eran un poco más del mediodía

– ¿Cuánto he dormido, qué hora es?

– al parecer mucho la señora cielo me dijo que no sintió cuando llegaste pero que supo que estabas aquí porque dejaste las margaritas en la mesa

– si… es cierto las deje con mi bolso y las llaves

– bien entonces te dejo para que te pongas cómoda y salgas a cenar ¿segura que estas bien?

– si estoy bien tranquilo –

dije con una leve sonrisa para que me crea y no se ponga a interrogarme, pero no estoy bien estoy fatal me siento fatal acabo de ser rechazada por el primer hombre que gusta claro que no estoy bien el señor Harsh me gusta y mucho y se que no es posible que veas a una persona tres  veces y digas que te gusta pero yo no soy normal nunca lo he sido así que es válido para mi puedo hacerlo mirar a un hombre solo tres veces y saber que me gusta y mucho << pero vamos Eva ya lo viste el es perfecto y tu bueno eres tú además ya te dijo que te alejaras de el >> me digo a misma en mis pensamientos

me levanto de la cama camino hasta el vestidor y me siento en el pequeño mueble y bajo el cierre de las botas para luego desvestirme por completo y quedar solo en bragas y sujetador me pongo unos pantalones de yoga y una camiseta de un lindo girasol sonriente y salgo a cenar

– hola Eva el señor te espera en el comedor –

me dice cielo con una gran sonrisa la cual de verdad quiero devolverle, pero no puedo así que solo asiento al llegar al comedor me siento al lado de Victorio que está concentrado en su teléfono así que me pongo a mirar el vaso de agua que esta frete a mí el agua es tan simple ella es solo H2O simple dos átomos de hidrogeno y uno de oxigeno todos sabemos eso además se presenta en tres estados sólido, líquido y gaseoso y luego tiene un ciclo repetitivo nada fuera de lo normal pero existen tantos países que mueren por no poseer esto tan simple << tu eres simple Eva pero el señor Harsh no se está muriendo por ti no eres un recurso no renovable >> vuelve a salir a relucir mi yo interior lo que me hace molestarme y sentirme mucho peor así que solo bufo y doy por terminado en mi mente en tema del agua

Cielo aparece con una bandeja y dos platos en ella deja uno frente a Victorio y otro frente a mí, damos las gracias y se va es pollo, vegetales con hierbas y puré de patatas y además huele delicioso no tengo mucha hambre, pero al darle el primer bocado el hambre volvió esta delicioso

– Eva necesito hablar contigo

– está bien dime – digo dejando en cubierto en el plato y me acomodo para estar atenta a lo que va a decir

– tengo que salir de viaje – ay no ha dicho viaje acabo de llegar y ya tengo que hacer maletas nuevamente pero el dijo tengo lo que significa que yo no iré ay noooooo…. tengo que quedarme sola cosa que no me molesta nada si esto fuera Concord, pero no lo es

– iré a Seattle tengo unas cosas que hacer allá, pero estaré de regreso en tres días, pero tengo algo para ti – dijo estirando hacia una cajita azul al abrirlas estaban unas llaves

– son las del vivero y ahí dentro esta la dirección

– oh Victorio muchas gracias enserio

– espero no te moleste que no pueda acompañarte a verlo y esas cosas, pero de verdad tengo que hacer ese viaje

– no… no está bien lo veras cuando estés de regreso

El resto de la cena nos dedicamos a hablar de cómo había sido nuestro día a Victorio le había ido muy bien tiene varios pacientes con obesidad que a estado tratando desde hace varios meses y han progresado muy bien además que una revista lo entrevistó hoy acerca de desordenes alimenticios y esas cosas yo me limite a contarle lo bueno de mi día omitiendo totalmente al señor Harsh lo bonita que me parece New York y que le compre un libro a la señora Porter

Señora Porter

Concord Massachusetts

1365 678 nortes

Querida señora Porter espero todo vallas bien en Concord, por aquí hasta ahora las cosas marchan mejor de lo que pensaba mi hermano Victorio le manda saludos la recuerda con mucho aprecio y a sus deliciosos pasteles de manzana esas fueron sus palabras exactas cuando le menciones de usted debe disculparlo ya que el no hace más que pensar en comida sigue teniendo alma de gordito

Bueno en lo que a de mí concierne va todo muy bien ya no voy a tener que dar clases lo que es para mí un gran alivio Victorio me ha conseguido para trabajar en un vivero la dueña es una paciente de mi hermano se va del país y yo me quedare con el vivero hasta que ella regrese lo cual no se sabe cuando

Me despido señora Porter esperando tener noticias de usted la verdad es que extraño nuestras tardes de té, plantas y libros

PD: lo que le envió no es nada comparado con lo que usted me dio, pero pensé en usted en cuanto lo vi. Tobías así le puse al bonsái que me regalo está muy bien

Espero disfrute mi regalo

Eva Stone

Luego de terminar la carta a la señora Porter y envolver muy bien el libro baje para dejarlo en el buzón del correo tome las escaleras para que fuera más largo la ida al llegar abajo camino hasta el buzón y justo por las puertas de vidrio está entrando el señor Harsh pestañeo varias veces para cerciórame que no son alucinaciones mías pero no está solo de hecho esta con una hermosa mujer que esta agarrada de su brazo cuando entran me volteo quedando de espaldas a la entrada del edificio QUE NO ME HAYA  VSITO QUE NO ME HAYA VISTO  repito en voz baja  y con los ojos cerrados en realidad creo que estoy orando o algo parecido y espero que funcione escucho risas y la puerta del ascensor abrirse una y luego cerrarse sigo de espaldas como si me hubieran clavado al piso

– Señorita Stone –

Mierda… mierda y más mierda me vio así que me doy vuelta con mucho cuidado

– Señor Harsh – bravo Eva te está temblando la voz

– vive usted aquí

– si

– Linda camiseta – dice mirando al girasol sonriente y con ambos labios apretados como conteniendo la risa

– muchas gracias -  

Entonces recuerdo el hermoso atuendo que use para venir a dejar el correo bueno la verdad es que no usas tus mejores galas para salir a dejar el correo pero de saber que el hombre que te gusta tanto aparecerá en ese preciso instante no hubiera bajado en pantalones de yoga una camisa con un girasol sonriente y el cabello – oh, maldición mi cabello – me repito en mi cabeza tengo todo el cabello recogido en la cima de la cabeza bueno la realidad es que es un desastre en la cima de mi cabeza y varios rizos rebeldes cayendo por mi cuello, nuca y cara. Me quedo mirando su maravillosa boca son labios rosados y carnosos y tan provocativos – quiero que me bese – es lo primero que viene a mi cabeza jamás e besado a un hombre jamás pero ahora quiero que él lo haga estoy desesperada porque lo haga quiero sus labios en mis labios pero no lo hace no se mueve está concentrado mirando mi cara bueno eso creo pero aquí estamos los dos paralizados solo mirándonos con unas miradas veladas y cargadas de deseo sus ojos azules son tan penetrantes que recorre por mi cuerpo una corriente cada vez que me mira; veo venir su mano y doy un salto con nada de modestia muy dentro de mi – oh si el va a besarme – grito en mi mente cierro mis ojos como hacen las chicas en las películas pero los vuelvo a abrir cuando siento su mano en mi mejilla lo que me hace sobresaltarme toma uno de los mechones rebelde y lo pasa por detrás de mi oreja susurrando

– Buenas noches señorita Stone –  

Y dejándome ahí nuevamente parada se ha marchado sin siquiera esperar mis buenas noches suelto el aire que tenia contenido porque obviamente que dejé de respirar cuando sentí su mano en mi mejilla NO LLORES EVA, NO LLORES me grito internamente lo que es inútil porque ya mis lagrimas sin previo aviso comenzaron a salir. Dejé el correo y volví por las escaleras a toda prisa, llego al departamento y a toda prisa voy a mi cuarto y me meto en la cama me enrollo en las sabanas y pido a los dioses de las personas feas que se enamoran de personas hermosas me concedan no soñar con el esta noche

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status