Una descarriada

Al salir de la fiesta caminamos hasta el estacionamiento subterráneo del hotel el me toma de la mano y así caminamos juntos y yo estoy dando brincos de emoción muy dentro de mi porque que el me ha tomado de la mano hasta llegar a su auto que ahora es otro me abre la puerta y entro en entra y pone el auto en marcha

– ¿tienes un auto para cada ocasión? ¿Es así como impresionas a las mujeres?

– yo no impresiono a nadie las mujeres vienen a mi por si solas no busco ni llevo a ninguna –

Lo que me hace saltar más de emoción no monta mujeres en sus autos ósea que soy la única que se ha montado en ellos

– a donde vamos exactamente

– a las afueras de la cuidad tan lejos para que no puedas escapar de mi –

Dice con tono burlón

– que te gusta hacer además de las actividades obvias

– hablas del sexo Eva puedes decirlo << sexo >> –

Dijo acentuando la palabra

– bueno además del sexo que más te gusta hacer

– bueno juego futbol europeo y actividades extremas como saltar de paracaídas –

habla enserio saltar de paracaídas de donde carajos salió este hombre y sus justos locos creo que lo mas alto que he saltado en mi vida es de un escalón a otro le tengo pánico a las alturas y ni hablar del deporte

el viaje es algo largo y la verdad estoy entre un ataque de ansiedad y uno de miedo y otro de nervios bueno son varios ataques en uno

– ya casi llegamos –

dice y mis ataques aumentan mas es hora si ya es hora intento esconder mi nerviosismo y que bueno que el abrigo esta ocultado en subí y baja de mi pecho. Miro la casa y como era de esperarse es hermosa la miro a través de la ventana del auto

– Eva –

dice y volteo a mirarlo

– no quiero que hagas nada que no quieras si no quieres solo dime y te llevare a casa –

quiero claro que quiero estar con el anhelo que me bese nuevamente deseo perderme locamente el así que lo miro directamente a los ojos para que no quede duda en lo que voy a decir

– quiero Harsh, si no hubiera querido no hubiera aceptado a venir contigo –

el me mira y deposita en mis labios un dulce beso toma mi mano y lleva sus labios hasta ella y la besa abre la puerta y sale da la vuelta al auto y abre mi puerta y me ofrece su mano la tomo pero antes la seco ya estoy sudando y no ni siquiera en donde estamos se que salimos de la cuidad porque pasamos una especie de bosque bueno en realidad no se muy bien pero la casa queda muy lejos ¿Cómo hará para estar siempre en la cuidad? La casa la rodean arboles pinos y entre otros en como una casa en el bosque y me gusta, pero ¿pero porque habiendo tantas zonas elegantes en New York decidido vivir aquí? La casa es muy moderna es de dos plantas y además muy elegante es toda de vidrio así se ve por fuera hasta las puertas lo son

– adelante –

dice abriendo la puerta para mi entro y si todo es vidrio son ventanales gigantesco como paredes el piso de madera además de algunas decoraciones en madera también no hay cortinas ni nada por el estilo pero si muchos cuadros al parecer le gusta el arte pero me llama la atención es uno muy grande para ser exacta es un niño sentado en medio de una habitación con la cabeza metida entre las rodillas el cuadro solo lleva blanco y negro inspira tristeza pero a su vez es muy hermoso

– ¿te gusta? –

pregunta colocándose a mi lado

– es extraño pero hermoso, pero produce cierta melancolía verlo

– yo lo hice –

lo miro algo sorprendida

– ¿pintas?

– si Eva suelo hacerlo en ocasiones este me quedo tan bien que decidí colocarlo aquí –

sé que es loco, pero en las decoraciones de madera están los cuadros de hecho hay toda una pared de madera que esta lleno de ellos

– ¿te gusta el arte?

– si este es otro de mis pasatiempos y a ti te gusta el arte

– si los paisajes de Concord son hermosos así que mi vecina la señora Porter tiene un salón lleno de cuadros con los paisajes de Concord su esposo los hizo y unos que otros de las calles de Londres

– y cual es su favorito

– en realidad hay dos uno de ellos en del lago en Concord en otoño el sol cayendo las hojas de los arboles con ese naranja hermoso y la luz del sol haciendo que se reflejen en el lago –

siento un poco de melancolía al hablar de mi hogar así que me quedo  callada un momento y cierro mis ojos para imaginar que estoy ahí sintiendo la brisa en mi rostro y mirando ese maravilloso paisaje

– y el otro –

– es de Londres es un teléfono publico cerca de un poste en una noche oscura y la luz del poste es tenue

– que cosas le gusta señorita Stone

– las plantas y los libros

– eso no suena muy interesante –

oh no me diga enserio como es que no la había notado antes

– no soy muy interesante Harsh

– eso no es cierto

– claro que los es, la mayoría de las mujeres que conozco ni si quiera saben lo que es un buen libro o ni siquiera reconocen cuando una pintura es buena –

le resulto interesante otro gran paso

– talvez ellas sepan cosas que yo no

– como cuales –

muchas Harsh estoy segura una de ellas es que no se ni siquiera que voy a hacer esta noche no tengo ni idea la otra es que saben conquistar hombres como tu ellas saben muchas cosas que yo no

– como distinguir cuando un labial en bueno o no o puede que sepan cuando se lleva o no vestido y esas cosas –

– quiere algo de tomar

– si por favor

– que tal una copa de un vino que me trajo un conocido desde Italia –

dice caminando delante de mí, pero yo estoy distraída mirando lo hermosa que es esta casa hay lámparas hermosas guindando del techo en una de las esquinas hay muebles blancos de cuero y una alfombra de animal print blanca con negro y ni hablar de la cocina es blanca toda con un largo mesón de granito blanco

– este lugar es hermoso

– me alegra que te guste eres la primera persona que traigo aquí

– espera no has traído ni a tu familia

– no a nadie nunca –

así que soy la primera en venir aquí si Eva así es digo dándome palmaditas de felicitaciónes mentalmente

– y te apetece si o no el vino

– si la verdad no se de esas cosas tomare lo que me des –

no sé nada de vinos ni alcohol ni esas cosas ligue tragos por no saber que eran y termine con un lavado de estómago

– ten – dice dándome la copa de vino

– gracias –

  le doy una probada y esta delicioso es dulce no tanto lo suficiente como para que quieras mas y al pasar por la garganta tiene un toque amargo

– esta delicioso

– me lo trajeron de Italia fue un regalo

– de Italia muy lejos para un vino

– la has visitado

– a quien

– a Italia por supuesto

– no … no de hecho nunca había salido de Concord hasta ahora que me mude a New York y tú has ido

– si un par de veces Sicilia es hermosa

– si me lo imagino –

yo hablando de Concord y sus hermosos países y resulta que el señor ha estado en Sicilia vaya forma de comparar.

– ven conmigo –

y los sigo caminamos hasta los muebles y tomamos asiento me quita la copa de vino y deja en la mesa

– ¿cuánto me costara esta noche? –

¿Qué de verdad está preguntándome eso?

– te dije que no quiero que me pagues no aceptare nada de ti al menos que quieras dármelo pero nada de dinero ni regalos caros nada de eso no deseo nada de esas cosas

– entonces que deseas

– a ti eso deseo

– pero…

– si lo que te preocupa es si se lo diré a alguien puedes estar tranquilo no he dicho a nadie de nosotros ni tampoco pensaba hacerlo

– debo darte algo no estoy acostumbrado a esto todas las cosas tiene precio

– que me des todo de ti esta noche ese es mi precio

– Eva no sabes lo que estas pidiéndome yo no soy Adán de hecho soy la serpiente

– quien te dijo que deseo a un Adán te deseo a ti –

se levantó tomado de ambas manos y me levante junto con el me guio hasta las escaleras y subimos el piso superior al parecer es todo el cuarto no hay mas puertas de hecho no hay puertas solo la de entrada una cama gigantesca de madera con sabanas blancas en medio en la parte trasera el gran ventanal que da vista al bosque lo amaneceres aquí deben ser preciosos una gran alfombra blanca en medio de la habitación hay mesitas a los lados que hacen juego con la cama pero nada de color solo blanco y transparente y bueno los toques que dan los altos arboles

pero dejo de mirar lo moderna que es este lugar para dar paso a mis nervios nuevamente estoy en su cuarto. los dos solos llego la hora. Mi hora y ya no hay marcha atrás y la verdad es que no quiero dar marcha atrás deseo a este hombre, pero no séqué hacer mis manos están destilando sudor como si fueran las cataratas del Niágara y mi pecho sube y baja a toda prisa tengo los ojos en el piso no soy capaz de mirar a ningún lado. Cierro los ojos con fuerza repetidas veces para similar lo que pasa o lo que esta a punto de pasar bueno en fin creo que me desmayare NI SE TE OCURRA me grita mi subconsciente. No veo a Harsh por ningún lado lo que me asusta mas ¿y si se arrepintió? ¿Qué tal si ya me vio bien y se dio cuenta que no soy lo suficiente buena como para estar conmigo?; Esas preguntas llegaron para invadir mi mente y hacerme respirar más rápido, pero las respuestas llegaron al sentir sus manos en mis desnudos hombros

– shhh estoy aquí –

dijo en un susurro y depositando un beso en mi hombro derecho me sobresalto un poco por su toque, pero deja mas besos hasta que mi cuerpo se acostumbra a su toque se detiene, pero vuelve a besarme, pero ahora en la parte superior de la nuca a apartando mi cabello y haciéndolo a un lado. Las luces la habitación están medias me imagino que el las ha colocado así para que no me sienta incomoda lo cual agradezco mucho.

– quítate los zapatos –

me ordena y lo hago me saco uno primero y luego el otro lo que es una satisfacción muy grande ya nos soportaba esos zapatos. Escucho el cierre de mi vestido el lo esta bajando y a la vez va dejando besos por mi piel desnuda hasta que lo deja caer al suelo agacho la mirada y miro mi vestido en el suelo ya estoy desnuda bueno a aun tengo mis bragas puestas. Pero levanto la mirada al sentir su mano pasar por mi cintura y pegarme a él con fuerza mete su cabeza en mi cabello y aspira

– hueles delicioso ¿canela? –

está preguntándome por mi shampoo

– si –

me voltea y quedo frente a el me besa con exigencia y mi boca corresponde a sus besos. Se aparta y me mira tienes lo ojos brillantes y oscuros por el deseo el mismo que invade mi cuerpo alojándose en mi parte más baja.

Se quita el saco y lo deja en una silla – oh una silla – no me había percatado de que estaba ahí se desabrocha los botones de las muñecas y luego los de la camisa hasta dejar su pecho desnudo definitivamente…. Uau… este hombre él un mismísimo dios griego. Mi mirada recorre su pecho desnudo y sin premeditarlo paso mi lengua por mis labios. Al mirar lo que he hecho sonríe de una forma muy seductora que hace que mi cuerpo se acelere más.

Mis latidos van a millón y de seguro si sufriera del corazón ya estaría muerta la sangre recorre mi cuerpo como una maratón va muy rápida incluso me provoca dolor sentir tanta excitación. Se quita los zapatos y los calcetines y luego el pantalón quedando en unos muy ajustados y sexys – si muy sexys – bóxer

Se vuelve a acercar a mi y me toma de la nuca con fuerza y me besa le sigo yo también metiendo las manos en su cabello y tirando de él, nuestras lenguas se dan paso y un gemido escapa de mi boca uno desesperación lo deseo ya quiero que sea ya

Me toma por la cintura y me alza enrosco mis piernas a sus caderas y lo miro fijamente a los ojos. Besa mi cuello y mi cabeza se va hacia atrás

– ah – otro gemido

vuelvo mi cabeza hacia adelante par mirarlo esta caminado conmigo hacia la cama y con cuidado me deja. Con mucho cuidado va dejando besos en línea recta desde el espacio de entre mis pechos hasta llegar a mi ombligo levanto mi cabeza para ver lo que esta haciendo y siento su lengua en mi ombligo mi cuerpo se va hacia atrás y se arquea por la tan fascínate sensación baja hasta mi vientre y yo sigo gimiendo mete sus manos dentro de mi braga y la baja con delicadeza por mis piernas tanto así que hasta eso me excita y mucho. Baja su cabeza hasta mi entrepierna y me retuerzo al sentirlo ahí pasa su lengua como si sexo fuera un cono de helado ¡valla forma de comparación!

– tienes un sabor exquisito –

y sus palabras tienen un gran efecto en mi uno muy grande tanto que al escucharlo el aire me falta.

Comienza a besar mi sexo – está besándome… él está besándome ahí – un calor se apodera de mi cuerpo un muy fuerte pero las palmas de mis manos y la planta de mis pies están heladas ¿Cómo es esto posible? Me agarro con fuerzas de la sabana porque siento que e n cualquier momento mi cuerpo saldrá disparado

– ah… ah… ah –

planeo decir otra cosa, pero no sale mi cuerpo va a estallar por tal sensación es como estar cansado, pero no querer descasar. Saca su cabeza de mi entrepierna y se para en frente de mi recorriendo mi cuerpo con su brillante, oscura y lujuriosa mirada para luego sonreír ¿acaso planea volverme loca?

– eres hermosa Eva muy hermosa –

pero al oírlo decir eso echo mi cabeza hacia un lado para esconderla

– eso no es cierto –

digo susurrando no soy hermosa soy todo menos hermosa y lo sé, así que no quiero que lo diga porque no se si lo dice enserio o tan solo por la sensación del momento

– mírame –

ordena nuevamente como siempre Harsh siempre ordena ¿o es ese su tono de voz normal? Puede que se haya acostumbrado tanto a mandar que ya solo le sale así. Fijo mi mirada en el que está quitándose el bóxer quedando completamente desnudo ante mi

– eres hermosa y te lo diré tantas veces esta noche para que quede grabado en tu memoria–

dice subiendo las rodillas a la cama y gateando hacia mi como un depredador hacia su presa con sigiles y determinación

– te hare tantas cosas esta noche Eva que nadie nunca podrá hacer contigo –

les habla así a todas porque si lo hace estoy segura de que ninguna se resiste ante tanto. Toma mis pechos con ambas manos y los aprieta lleva uno a su boca sin dejar de masajear el otro lo chupa lo gala lo succiona y repite el mismo procedimiento con el otro. Mi cuerpo esta loco siento que de cualquier momento a otro voy a estallar

– ahora voy a entrar en ti – trago grueso al escucharlo, pero mi cuerpo sigue en las nubes se levanta y no se de donde saco lo que si no me equivoco es un condón lo abre y escucho el látex, pero no me atrevo a mirar. Separa mis piernas un poco coloco sus brazos por encima de mi cabeza apoyándolos con fuerza y entras

– aaayyyy –

sale de mi boca. Es doloroso pero soportable siento como su invasiva intromisión se vuelve placentera

– parare si me lo pide

s –no… quiero que pares –

digo volviendo a tomar aire después de su envestida. Se mueve, pero el pequeño dolor sigue es leve, pero se hace sentir. lo hace con lentitud y se detiene, pero no quiero que se detenga oh... quiero que lo haga una y otra vez sin detenerse

– ah … por favor … no pares –

le suplico así que vuelve a entrar, pero con más rapidez sus investidas aumentan la velocidad y mis caderas lo siguen ¡oh valla mi cuerpo sabe hacer esto! Es como si hubiera tomado alguna vez la teoría y la estuviera poniéndolo en práctica se siente tan bien es tan placentero y embriagador mi cuerpo lo acepta con tal complacencia que hasta yo misma estoy sorprendida de lo bien que se siente.

Gimo cada vez con mas fuerza lo que lo intensiva mas y entra en mi con más fuerza tanta que mi cuerpo se arquea y mi cabeza parece que va a traspasar el colchón mis manos sujetan las manos con tanta fuerza que mis nudillos ya se ven blancos y a cada vez que me levanto por sus envestidas siento mi cuerpo temblar. Abro mis ojos quiero mirarlo mientras me hace suya y me encuentro con su mirada ojos azules oscurecidos por el deseo y la frente arrugada esta concentrado en lo que hace y además esta sudando al igual que yo, pero me encanta esta vista sus cabello mojado por el sudor y sus ojos penetrantes concentrados en mi así que me alzo un poco y lo beso con mi manos en sus cabellos empujándolo más hacia mí. Nuestros cuerpos encajan a la perfección y el… y … yo es aun mucho mejor de lo que esperaba recorro su cuerpo con mis manos para cerciorarme de es verdad y no lo estoy soñando… ¡ay Dios mío es verdad estoy haciendo el amor con el señor Harsh! Mi cuerpo se tensa el calor se aloja en mi vientre y la desesperación me invade hasta que no puedo mas y exploto me agarro con fuerza de su cuello porque siento que voy a romperme, pero el sigue moviéndose hasta correrse el también. Sigue sobre mi y ambos tratamos de recuperar el aliento bueno yo intento recuperarlo todo hasta la cordura si me es posible. Pongo mi mano en su mejilla y esta fría y llena de sudor sus mejillas rojas ¡están hermoso! Se ve tan hermoso así que por alguna razón quiero llorar así que mis ojos se cristalizan y él lo ha notado, pero no puedo evitarlo es que todo fue tan… perfecto y lindo y hermoso y arrebatador y muchas cosas mas que ahora tengo miedo se cansara de mi algún día como se canso de todas las demás y me echara no puedo evitar pensarlo

– ¿estás bien? –

pregunta pegando su frente con la mia

– si … si estoy bien –

digo. Me besa los labios dulcemente mientras sale de mi con cuidado y siento esa sensación de abandono como estar vacía otra vez se tumba a mi lado y pone su brazo bajo su cabeza como soporte y el otro en su pecho sigue respirando entrecortada

– ¿cansada?

– es enserio –

no estoy cansada de hecho si pudiera hacerlo muchas veces mas esta noche lo haría fue fantástico más que gratificante y descontrolante como manejar a alta velocidad o montar a caballo en adrenalina ligada con el deseo desenfrenado que se comprime, pero luego se liberta a tal manera que hasta sorprende jamás pensé que fuera así que lo disfrutaría tanto que tener un orgasmo fuera increíble…. Oh por favor quiero hacerlo una y otra y otra vez – quiero saberlo Eva – me levanto y me acuesto sobre él, en realidad mi cuerpo duele es como tener huesos, pero se siliconas muy domables. Pero estoy bien, estupendamente bien, fantásticamente bien muy bien. Pongo mis manos en su pecho y reposo mi barbilla en ella mirándolo fijamente a los ojos y con una gran sonrisa

– ¿Cuántas veces se puede hacer en una noche? –

digo con la voz baja me da vergüenza preguntar esto, pero quiero volver hacerlo mis mejillas ya están rojas ayudándome a delatarme más. Mientras el me mira sorprendido

– es enserio – dice ahora el

– si –

digo escondiendo mi rostro muerta de la vergüenza y escucho su risa ahogada – valla señorita Stone resulto usted ser muy interesante – me dice con un tono de voz sensual y seductor que vuelve a subir a mi cuerpo de nivel.

Se levanta quedando sentado de medio cuerpo y yo sigo sobre me besa y yo lo sigo ¡si... oh… si aquí vamos otra vez! El beso se vuelve desenfrenado un gemido sale a relucir, pero se detiene al escucharlo

– segura que quieres volver hacerlo –

dice mirándome fijamente ¡si sigue mirándome así es obvio que voy a querer seguir haciéndolo!

– si –

digo jadeando por el deseo desenfrenado que está recorriendo mi cuerpo. Me sonríe y muerde mi labio inferior y lo gala con fuerza para luego pasar y cuello me muevo hacia un lado para darle acceso lo cual el entiende porque me esta devorado el cuello. Llega hasta mis orejas y pasa la lengua por una de ella

– que tal esto te gusta –

dice jalando mi clítoris con fuerza ¡como llegaron sus manos hasta ahí! Bueno en realidad no me importa eso ahora

– si –

al oír mi respuesta comienza a trazar círculos con la mano echo mi cabeza hacia atrás oh… por Dios esto se siente tan bien

– y esto –

dice metiendo dos de sus dedos dentro de mi

– ah… si me encanta –

digo con los ojos en blanco llena de placer el comenzó a sacar y a meter los dedos dentro de mí y moviéndolos en círculos mis cederás no tardaron en responder y comenzaron a moverse al ritmo de sus dedos

– y ahora esto que tal –

dice levantándome un poco y de un empujón sentado sobre su sexo

– ah … eso es… –

quiero terminar la frase, pero no puedo estoy siendo invadida por él y por el deseo me toma por las caderas y me sube y me baja con mucha lentitud y así puedo sentirlo aún más dentro de mí. Gimo ante la locura que esto está provocándome quiero que valla rápido, pero no lo hace lo cual es una tortura para mí, pero una que estoy disfrutando. Mueve mis caderas en círculos y a la vez esta devorando uno de mis pechos mis pezones están duros y mientras mas que toca y entra en mi más duros están

– así que le gusta que la follen –

esas cosas que dicen son como detonantes para mi me hacen querer mas así que ya no dejo que mueva mis caderas por mi comienzo a moverme yo por mi misma, pero con la misma lentitud me agarro de su cuello y comienzo a bajar y a subir t también me muevo en círculos

– joder –

gruñe y eso me gusta puedo darle placer y eso me intensiva a hacerlo

– vas a matarme –

y lo hago aúnmás lento quiero que el también me recuerde mañana que sepa que estuvo conmigo es eso lo quiero.

– ya no…. Puedo … ah

– entonces no te contengas Eva córrete –

me dice y mi cuerpo que es muy sensible a su voz se tensa y con la cabeza hacia atrás y diciendo su nombre y el, el mío nos corremos juntos ¡ah…sido ufff… mucho mejor! Sale de mí y con mucho cuidado me deja a mi lado de la cama ahora si estoy exhausta así que tomo la almohada y la abrazo soltando un suspiro cargado de felicidad y plenitud ¡si… eso siento, así me siento plena!

–descansa mi Eva –

dijo dándome un beso en la cabeza y pasando sus manos por mi cintura y pegándome a el caigo en el mas placentero de los suelos que he tenido en mi vida.

me despierto porque el sol que entra por los grandes ventanales esta azotando mi cara parpadeo varias veces para que mi vista se aclare. Hay algo de calor y siento un gran peso en mi hombro ¡pero claro es que he despertado al lado del señor Harsh! Me volteo con cuidado para no despertarlo y quedo frente a él, sus mejillas siguen rojas y su cabello esta alborotado su boca entre abierta y su pecho sube y baja con delicadeza. Paso mi mano por su mejilla esbozando una gran sonrisa. Me encanta… este hombre me encanta. Quito su brazo con cuidado de encima de mi y me levanto con cuidado mis tambalean un poco duelen, pero me quedo un rato de pie para obtener equilibrio. Me miro y estoy completamente desnuda y me siento un poco avergonzada pero lo bueno es que el sigue dormido y lo malo es que el sigue dormido ¿Qué voy hacer contigo Eva? Dice mi subconsciente dándome los buenos días. Miro al piso y lo que menos quiero es ponerme mi vestido de anoche la verdad me gusta respirar libremente y ese vestido no cumple con eso miro la camisa de Harsh, pero no creo que sea conveniente PONTELA…me grita mi fuero interno ¡No qué tal si le molesta verme con ella! VAMOS Eva PONTELA mu vuelve a decir, pero decido ganar esta batalla aquí mando yo así que niego con la cabeza y tomo la sabana para cubrirme con ella y Harsh queda desnudo – buena decisión – me digo a mí misma, pero se morirá de frio si lo dejo así que me la quito y vuelvo a colocársela y tomo la que está en el piso y me cubro con ella. Harsh anoche arranco las sabanas de la cama antes de acostarme dejando solo con las que dormimos anoche

necesito el baño, pero aquí arriba es la única parte que tiene dos paredes que no son de madera ambas con puertas de cristal, pero no logro distinguir cual es el baño. ¿derecha o izquierda? Divago en mi mente camino a la derecha y si he acertado es el baño gigantesco – es mucho para una sola persona – TU HERMANO TE HIZO UN VESTIDOR VIVE EN UN PISO SOLO PARA EL TIENE ASISTENTA Y CHOFER ¿TE PARECE ESTO MUCHO ESPACIO? Bueno…. En realidad, también creo que mi hermano tiene mucho espacio para el solo. En Concord mi cuarto es modesto la casa en si es modesta mis padres no nos acostumbraron a estas cosas. Papa me llevaba a todas partes y mi madre cocinaba para nosotros jamás tuve chofer ni nada de esas cosas tuve una vida normal siendo una persona anormal. Chasqueo la lengua. Ya quémás da, de seguro que el vanidoso de Victorio también tiene un baño así. El baño es hermoso, impresiónate también es la palabra lo miro con las cejas levantadas es mucho tiene una ducha con vidrios polarizados lo suficientemente grande como para meter a cinco personas sobrando espacio, además de un yacusi ... tiene un yacusi … en una esquina y además tiene una vista preciosa. No me entretengo mas y me voy directo al lavado me miro al espejo y tengo las mejillas rojas y las pupilas dilatadas – que gran noche – mi cabello como por arte de magia está bien alborotado, pero no hecho un desastre abro el grifo y me pondo agua en la cara vuelvo a mirarme al espejo y soy totalmente otra. Tener sexo te cambia la verdad me siento diferente pero bien muy bien de hecho arreglo mi cabello un poco y ya no se puede hacer mas no soy en genio de Aladino para frotarme y conseguir verme bella como por arte de magia. Así que solo me conformare y me quedare, así como estoy.

Salgo del baño y mi hombre pared sigue dormido así que aprovechare la oportunidad y le daré un recorrido a la casa y hay otra planta que anoche no vi ya que estaba hecha un completo manojo de nervios subo las escaleras y me agarro fuerte del barandal las piernas me duelen y si doy un paso en falso rodare por estas escaleras. Llego a la tercera planta y al igual que el cuarto de Harsh tiene dos paredes para separarlos. Entro y es un estudio de pintura – aquí pinta – miro a todos lados y hay lienzos en blancos parados en el piso otros en las paredes que al parecer no ha terminado. Y uno que llama mi atención además de el del niño que esta abajo, es una mujer solo la cara tiene el cabello como el mío es de ojos pequeños y labios no tan carnosos y su nariz respingada es hermosa pero este cuadro no lleva color solo el lienzo blanco y ella dibujada con carboncillo. Paso mis dedos acariciando el cuadro – es precioso – Harsh tiene talento para esto. Quito mi atención del cuadro de la mujer hermosa y misteriosa y camino hasta el otro cuarto, pero para mi mayor sorpresa esta solo no hay nada solo una alfombra negra que cubre todo el piso y más nada, pero de toda la casa en este cuarto la vista es mas hermosa. NO DEVERIAS ESTAR AQUÍ me grita mi yo interior. Pero no se adonde mas ir la verdad prepararía el desayuno pero que tal si no le gusta que toques sus cosas. ¿aunque la cocina no es algo personal? ¿o sí?  No lo se pero tengo hambre y creo que lo mas correcto es que prepare desayuno para ambos PERO NI SIQUIERA SABES QUE TE GUSTA. Mierda es cierto, pero tan diferente puede desayunar a los demás EVA TU DESAYUNAS AGUA Y MANZANAS. Chasqueo la lengua. Me doy por vencida no se que hacer

Me quedo unos segundos más admirando la vista y pensando en lo increíble que ´seria tomar té aquí sentado en la gran alfombra mientras leo un libro. No quiero que me encuentre aquí así que me doy media vuelta para irme, pero él está parado en la puerta pegado del marco con los brazos cruzados y con una sonrisa – al parecer algo le divierte – me sobresalto al verlo ahí parado no me esperaba que estuviera ahí. ¿Cuánto tiempo lleva ahí parado viéndome? Debió avisar que estaba ahí – es su casa no tiene que avisar nada – mierda es cierto. De la impresión me pongo la mano en el pecho para controlar mi susto, pero la sabana se cae al suelo. Mierda, mierda y más mierda. él sonríe y alza las cejas ante semejante espectáculo que acabo de hacer que presiento que le gustado. Pero yo estoy muriéndome de la vergüenza. Harsh lleva puesto un pantalón de chándal negro y una camisa de pijama de mangas largas verde botella – es la primera vez que lo veo con algo que no sea negro – AL MENOS EL LLEVA ROPA TU NO LLEVAS NADA. Es cierto. Camina hacia mi y mis piernas comienzan a fallarme y sus están ojos fijos en mi y tiene esa sonrisa en su cara. Se detiene justo frente a mi me mira unos segundos y comienza a bajar y llega a mi sexo. Siento su respiración muy cerca. Y me besa justo ahí. esta besándome ahí; me sobresalto por su repentina presencia en mi entrepierna, pero mi cuerpo le da la bienvenida nuevamente y se relaja. Mi cabeza hacia atrás y mis ojos cerrados disfrutando la sensación. Los jadeos comienzan a salir. Esto es increíble o mejor dicho él es increíble haciendo esto. Mi cuerpo vuelve a volar gracias a sus grandiosos dones para excitarme. Pero se detiene. Que… no… no, sigue por favor no pares le estoy gritando dentro de mí. Se levanta y me da la sabana

– muy buenos días Eva –

su sonrisa es adictiva ¿Cómo es que siempre se le ve tan bien?

– buenos… buenos días –

tartamudeo todavía estoy recuperando me de su maravillosa forma de dar los buenos días

– quise preparar el desayuno, pero no se que te gusta o si te molestaría que usara la cocina

– bien entonces hagámoslo juntos –

a que se refiere con que hagámoslo juntos. Sexo otra vez.

– ¿Qué?

– el desayuno desde luego –

dice con una sonrisa cargada de malicia sabe que no he captado el doble sentido al decirme que lo hagamos juntos

– no tengo ropa

– puedes hacerlo desnuda la verdad eso no me molestaría –

trago grueso ¿Cómo puede ser tan directo?

– vamos te daré algo para que te pongas –

dice extendiendo su mano. Bajamos hasta el cuarto. Y me quedo en medio del cuarto mirando la cama esta echa un desastre y la mancha de sangre – ay no – camino hasta la cama y estoy pasmada. Odio la sangre. Pero en esta ocasión tengo vergüenza. Me sujeto a la sabana con fuerza no quiero que vuelva a caerse

– Eva –

escucho a los lejos, pero no presto atención estoy inmersa en la mancha de sangre de la sabana. Siento unas manos en mis hombros y me sobresalto – esta bien no pasa nada – dice la dulce voz a mi oído y dándome vuelta quedo frente a el

– la… la lavare –

no soy capaz de mirarlo tengo mis ojos en el piso. talvez si no lo miro la vergüenza no sea tanta. Su mano toma mi mentón y lo sube a la altura de sus ojos. Mi cara esta frente a el pero mi mirada sigue en otro lado

– mírame –

y aquí vamos la primera orden del día. la cual acato obviamente

– no pasa nada Eva es solo sangre –

solo sangre como puede decirlo tan fácil. Le entregue mi virginidad a este hombre en esta cama. TAMBIÉN TE DUELE TODO EL CUERPO Y LA VAGINA. Me recuerda mi subconsciente. Y le agradezco por eso. Y es solo una mancha de sangre. Sigo avergonzada y ahora furiosa. ES UN DESCONOCIDO EVA ¿QUE ESPERABAS? ¿QUE TE DESPERTARA CON ROSAS Y EL DESAYUNO EN LA CAMA? Desde luego que no es un hombre que acabo de conocer hace tan solo una semana. Es obvio que no esperaba eso. Pero puede que si un poco de consideración o delicadeza

– ten cámbiate te espero abajo –

me deja la ropa a un lado de la cama y baja las escaleras. La tomo y camino al baño es un jersey azul marino que me queda como vestido. Bajo y esta sacando algunas cosas de la nevera.

Bajo con cuidado mirando el frente de la casa tiene una fuente. Típico de millonario

– ¿café?

– si por favor –

me sirve la taza de café y la tomo con ambas manos para luego darle un trago

– te ayudare

– no esta bien lo hare –

tomo asiento nuevamente para admirar a mi hombre pared preparar el desayuno. Huevos, leche, vainilla, canela, pan. – pan francés – me encanta al parecer sabe hacerlo muy bien. Mientras deja el pan en la plancha pica frutas y saca jugo de naranja de la nevera. Es todo un chef. Guapo, inteligente y sabe cocinar. La verdad no todos los hombres pueden con tanto de hecho Victorio y margarita vivían peleando por eso. Cuanto mis padres viajaban a Seattle por el trabajo de papa nos quedábamos los tres en casa y la comida de Victorio parece desechos tóxicos. Ay carajo Victorio y Margarita. Tengo que llamarlos. Pero en donde se supone que deje mi bolso. Anoche antes de los acontecimientos estábamos sentados en la sala. Si claro ahí esta – tengo que hacer una llamada – digo rápidamente y camino a toda prisa por mi bolso. Saco mi celular y hay muchas clamadas – Victorio…. Margarita …. ¿mama? – hasta mi madre se acordó de mí. A Margarita primero. Pero la llamada de mi madre interrumpe mis planes. Pero que se supone que voy a decir. EREA UNA MUJER EVA SOLO CONTESTA ESA LLAMADA

Hola mama ¿Qué tal Grecia?

Hola Eva es preciosa, pero mejor dime ¿estas bien? Porque te he llamado varias veces y no contestabas así que llame a Victorio y a Margarita para ver que sucedía – ay no puede ser porque a mi ahora tendré que explicar esto a dos personas más –

Mama no tenias que hacer eso, estoy bien es solo que mi teléfono estaba descargado

Eva soy tu madre y me preocupe

Lo se pero estoy bien mejor dime como las están pasando papa y tu

Bien creo que debimos hacer esto antes

Que bueno mama dale saludo de mi parte te llamare más tarde debe ser tardísimo allá

Está bien saluda a todos de mi parte adiós te quiero

También te quiero mama adiós

Envió un mensaje a Victorio y a Margarita avisando que todo está bien. Pero de igual manera tengo que regresar a casa. Vuelvo a la cocina y tomo asiento para seguir mirando a Harsh cocinar

– está todo bien

– si era mi mama bueno de hecho no… tengo que regresar a casa mi hermano y Margarita deben estar desesperados buscándome

– bien desayunaremos y nos ducharemos y luego te llevare a tu casa –

no quiero irme, pero el no puso ningún inconveniente al decirle que debía irme así que creo que también quiere que me marche. AH DICHO QUE SE DUCHARAN. Juntos nos ducharemos juntos.

El desayuno esta increíble. Pan francés. Frutas. Huevos. Jugo y café

– si no traes a nadie aquí entonces a donde llevas a las mujeres con las que te… bueno ya sabes

– no traigo a las mujeres con que me “acuesto” aquí Eva, las llevo a hoteles o tengo un departamento en la cuidad las llevo ahí

–¿Por qué no las traes aquí?

– es muy lejos y no me gusta traer a nadie aquí –

no le gusta traer a nadie aquí y me trajo a mí. ¿Qué significa eso? No lo sé. Pero al menos no me llevo en donde las lleva a todas. Los hombres suelen hacer eso muy a menudo. Que falta de imaginación. EVA TU NO TIENES EXPERIECIAS CON HOMBRES. Es cierto. Lo sé. pero de igual forma le falta un poco de imaginación

– a mí me trajiste aquí

– haces muchas preguntas Eva

–tu me das muchos motivos para hacerlas –

me encojo de hombros. En realidad, el crea en mí, muchas preguntas… demasiadas… y confusas

– mejor termina de desayunar tengo que llevarte a casa –

me dice burlándose de mí. Bajo la cabeza y meto una fresa en mi boca para ocultar mi sonrisa junto con mis mejillas sonrojadas. Maldita sea ¿será siempre así? Cada vez que lo vea o diga algo de la forma en que la dice me temblaran las piernas y pareceré una montaña en llamas. VAMOS EVA DEBES COMPORTARTE. Claro magnifico tu estas dentro de mí además ni siquiera existen eres yo en tercera persona. Ósea eres yo hablándome a mí misma. Es fácil decirlo. Solo compórtate. Como hacerlo cuando tienes al hombre mas guapo del mundo lanzándote indirectas muy directas, devorándote con la mirada y cuando todo lo que hace el completamente sexy. Estoy hiperventilando. Ansiedad ahora no por favor. Doy orden a mi cuerpo que se calme

– ahora está muy callada

– me dijiste que comiera y eso es lo que hago

– ¿siempre haces lo que te dicen?

– no siempre

– en eso tienes razón

– ¿Por qué la tengo?

– porque de haberme echo caso no estuvieras aquí sentada

– no siempre lo que nos dicen que debemos hacer es lo que se debe hacer

–no sabes lo que dices –

me reprocha con un tono en tono de dureza

– no me arrepiento de estar aquí –

dije con serenidad y mirándolo a los ojos. Es la verdad no me arrepiento de haber venido. Ni de haber hecho lo que hice con él. La cuestión es ¿se arrepiente él? Estoy formulando esa pregunta en mi cabeza. Pero no soy capaz de preguntárselo

–no sabes lo que estás diciendo

– claro que se lo que digo, soy lo suficientemente adulta como para saber si lo que hago esta o no mal –

le digo alterada un poco. La verdad no se que pretende. Tener sexo conmigo y ahora mandarme por un tubo con la excusa de que no es bueno para mí

– ahora si no es mucha molestia señor Harsh deseo irme a mi casa –

estoy molesta. Me pongo de pie y tomo el plato tengo que lavarlo antes de irme de aquí

– ¿segura que quieres irte? –

¿él está pidiéndome que me quede? La verdad deseo quedarme y mucho. Pero tengo que enseñarlo no puede andar por ahí gritándole a las personas que es muy malo y después hacer como si no pasó nada

– si tengo que irme

– ven conmigo

– a donde

– solo ven conmigo –

aprieto los ojos con fuerza. Y tomo su mano. Subimos las escaleras y entramos al baño

– que hacemos aquí

– dije que nos ducharíamos primero

– puedo ducharme en mi casa

– Evangeline la verdad no creo que quieras llegar a tu casa con las piernas llenas de sangre

me señala con la mirada. Y me estoy muriendo de vergüenza. Y me llamo Evangeline. Mi madre suele llamarme así cuando está molesta

– que prefieres la ducha o el yacusi –

el habla se me ha ido

– bien pues decidiré yo –

camina hasta mí y me pega con fuerza a él. Toma mis labios y se apodera de ellos. Trato de seguirlo, pero es todo un experto en esto

– bien vinimos a bañarnos –

asiento el me quita el jersey y me deja completamente desnuda. Se quita los pantalones y de ultimo el suéter. Y queda completamente desnudo. Me toma de la mano y juntos entramos en el yacusi. Me siento en un extremo y el al otro

– lávate –

me dice entregándome un frasco de gel para baños

– necesito que te des vuelta –

y él lo hace. Pongo el gel en mis manos. Huela a rosas. Y comienzo desde mi cuello muy suavemente hasta llegar a mis brazos. Pero otras manos se suman a mi tarea de lavarme. Sus manos. Bajan hasta mis pechos y hace círculos con su dedo sobre mis pezones

– lucen muy bien deberías agradecérmelo –

no debería agradecerle nada mis pechos ya eran lindos antes de que el apareciera. Bueno no tanto. Ahora están grandes, hinchados y muy adoloridos

– estas tratando de convencerme de que me quede con sexo

– no señorita Stone la voy a follar y usted sola será la que decida quedarse –

lo miro con los ojos abiertos como platos. Es tan… tan…. Carajo no lo sé. Solo sé que quiero que haga lo que dijo que me hará

– hazlo –

suelto con voz ronco casi jadeante

– date vuelta y agárrate fuerte –

hago lo que me dice me doy vuelta y pongo mi mirada en la orilla del yacusi y lo tomo con fuerza. Pone su rodilla entre mis piernas y me sobresalto un poco al sentirla. Con la rodilla me separa ambas piernas. Pone sus manos en mis caderas y entra con fuerza

– aahh – un grito.

Su entrada es con fuerza. Comienza a moverse con rapidez

– quieres que pare

– no… no pares sigue…ah –

le digo jadeando y muerta del deseo. Continúa envistiéndome con fuerza. Entra y sale de mi con velocidad. Me estoy agarrando con fuerza, pero no creo durar mucho. Escucho sus gruñidos. Me toma del pelo y se enrolla en la mano y tira de el un gemido sale. Uno tras otro. El sonido del agua producido por el choque de nuestros cuerpos es todo lo que se escucha en la habitación.

Además de mis gemidos y los gruñidos de Harsh. ¡vamos sigue no pares….! ¡No pares! Le estoy gritando en mi mente. Pero mi cuerpo se contrae y mis piernas se están poniendo duras. Mi vientre esta lleno. Quiero explotar

– vamos Eva córrete –

obedezco a lo que me dice y me dejo llevar por la oleada de placer. Mi cabeza hacia atrás mis ojos cerrados y mi boca abierta. El sigue penetrándome con fuerza, pero con menos velocidad

– Eva voy a correrme, pero saldré de ti antes –

sale con fuerza y mi cuerpo se estremece. Ya me acostumbré a que entre creo que también tendré que acostúmbrame a que salga. Tengo la mejilla sobre el borde del yacusi. Mi pecho sube y baja a toda velocidad. Tratando de encontrar el ritmo normal. Y escucho lo gruñidos que suelta Harsh al correrse. Mis ojos se están cerrando. Tengo sueño

– vamos a la cama –

me dice tomándome en brazos. Siento los ojos pesados y se me están cerrando poco a poco. Y lo ultimo que miro es al señor Harsh con una dulce sonrisa en su rostro

– tengo que irme a casa –

suelto antes de que me entregue por completo al sueño…

me despierto porque escucho a lo lejos una conversación – vamos Michael sabes los que nos costo que aceptaran la oferta, necesito que los convenzas, quiero ese lugar – Harsh está hablando por teléfono. Y yo. Bueno me he despertado nuevamente en su cama. Luego de tener sexo nuevamente. BIEN HECHO EVA. Me estiro bajo las sabanas. Me duelen las rodillas y los brazos. Me duele todo. Harsh a notado que me desperté y finaliza la llamada. Quito mi mirada del para fijarla en el tiempo. Ya esta oscureciendo. Se ve el ocaso. El sol se está despidiendo dándole la bienvenida a la luna

– que tal as dormido –

me dice sentándose en la cama

– bien gracias por preguntar

– vamos te llevare a casa –

¿a casa? Frunzo el ceño. Estoy algo confundida. De que me he perdido

– eso me has dicho antes de quedarte dormida –

es cierto ya lo recuerdo

– si claro

– te espero abajo –

asiento. Y él se va dejándome para que me vista. Me pongo de pie. Las piernas si que me duelen. Camino hasta mi vestido. Mis pechos dolerán más con esta cosa puesta. Ni hablar de mis piernas con estos zapatos. Voy al baño. Me miro el espejo arreglo mi cabello un poco y ya lista. Bajo a encontrarme con Harsh. Que lleva puesto zapatillas deportivas. No trajes. No corbatas. Increíble. Lleva un pantalón negro. Camisa blanca. Y zapatillas deportivas

– ya estoy lista

–bien entonces andando –

caminamos hasta una puerta que parece da a un garaje. Al entrar estoy esperando encontrarme con una flota de autos. Es típico de millonarios. Pero no es así hay autos. Pero no una flota. Quiero ocultar mi cara de sorpresa, pero me es imposible

– que pasa

– no es nada… es solo que no tienes una flota de autos aquí abajo

– Eva no me gusta lo llamativo u ordinario –

reconozcoesafrase. The Little Woman. En la fiesta cuando Loire. Le dice a Met que no le gusta lo llamativo u ordinario. Sabe de literatura. La cuestión es que tiene una fuente en la entrada y no le gusta lo llamativo u ordinario. Totalmente irónico

– sorprendente

– hay muchas cosas de mí que te sorprenderían, además creo que con estos son más que suficiente –

miro los autos solo tiene tres mas de los que tiene Victorio

– bien en cual iremos

– no iremos en auto

– como entonces caminaremos hasta la cuidad –

se ríe de lo que digo. Ahora le parezco graciosa

– no creo que eso sea posible Eva, pero para responder tu incógnita no iremos en eso –

dice señalando una motocicleta. Hay una hilera de motocicletas. Muchas de varios modelos. Y les tengo pánico a esas cosas. Además, para que quiere tantas cosas de esas. Son un peligro mortal esas máquinas

– ¡no¡ ¡no¡ ¡no¡ me rehusó a irme en esa cosa sabes que caminare –

camino hasta la puerta para buscar a salida. No me iré en esa cosa no lo hare. Caminare. La verdad no me importa llegar mañana

– pues no tienes opción –

dice montándome en su hombro como un costal de papas

– Harsh bájame ahora no me iré en esa cosa –

me baja justo al lado de la motocicleta y me da el casco

– póntelo

– ya te dije que no me montare en esa cosa

– tienes dos opciones te colocas el casco y te montas para llevarte a casa o te quedas aquí y sabes lo que pasara si te quedas aquí –

maldita sea. Quiero quedarme, pero tengo que trabajar mañana. Tendré que montarme en esa cosa

– bien lo hare, pero conducirás despacio y no harás estupideces nada de vueltas o piruetas bueno –

no responde solo me señala en asiento con la cabeza y una gran sonrisa de triunfo en su boca

– mierda esto no puede ser –

me monto y al sentarme siento el dolor. Me duele la vagina y mucho

– para quieres tantas motocicletas

– las colecciono Eva –

claro no flota de carros, pero sí de motocicletas. Yo colecciono bolas de cristal. Tengo como unas quince. Papa me las traía de todos sus viajes

– estas lista

– si –

claro que no estoy lista odio estas cosas

– bien creo que deberías agarrarte con fuerza de mi

– que no inventes ya te dije

– yo no prometí nada Eva –

la puerta del garaje abre y antes de salir acelera varias veces. Mi corazón se va a salir de mi pecho. Sale a toda prisa y en segundos estamos en la carretera

– creo que deberías abrir los ojos –

como sabe que los tengo cerrados. Los llevo a si por alguna razón. No quiero mirar. Me vomitare si miro lo rápido que va. Ya sentirlo es una tortura

– no, baja la velocidad por favor

– anda ábrelos confía en mi

– tus padres nunca te dijeron que nos confíes en extraños

– yo no soy un extraño Eva tu cuerpo lo sabe toda tu lo sabe –

claro tenia que sacar el sexo. Abro mis ojos con cuidado y me aferro con más fuerza a el

– esto es hermoso –

hay arboles y la brisa es increíble ya a anochecido pero el cielo se ve increíble. Las estrellas y los grandes pinos.

Al llegar a la cuidad Harsh creer que está en una película de rápido y furioso. Pasa por medio de los carros a toda prisa. Pero la experiencia es increíble. Nos paramos en varios semáforos y a la luz cambiar de rojo a verde la travesía seguía. Las luces de New York se veían hermosas. Los altos edificios. Pasaban a toda prisa. Hasta llegar a mi casa. Harsh estaciona la motocicleta en frente del edificio y apaga el motor

– que tal el viaje

– me sorprende que la policía no nos haya detenido por exceso de velocidad –

le digo mientras me estoy quitando el casco y entregándoselo

– entonces te gusto

– bien pues creo que… es el final –

mi pecho siente un pequeño dolor. Nuevamente. Como se supone que me despida me gusta este hombre me encanta de echo

– por hoy Eva apenas comenzamos –

me pega a él y me besa. No es un beso tan arrebatador. Decente. Creo que porque estamos en la calle. Y ya me estoy muriendo de la pena

– nos volveremos a ver

– cuando

– más pronto de lo que crees

– como me buscaras no tengo tu teléfono

– no hace falta siempre se en dónde encontrarte –

prende la motocicleta. Se coloca el casco. Y se va. Me quedo unos segundos ahí parada. Mirando a Harsh alejarse y perderse entre las calles de New York. Y entro al edificio. Tomo las escaleras como casi siempre. Y me quito los zapatos a mitad del camino. Llego a la puerta. Saco las llaves del bolso y la abro

– ay Dios hasta que por fin Eva tu madre y Victorio no han parado de llamar y ya no sé qué inventar –

me dice margarita pegando un salto desde la sala de estar hasta la puerta

– pues ya estoy aquí y hable con mama esta mañana

– y bien cómo te fue –

me pregunta con un ambos brazos cruzados y una gran sonrisa

– bien pero no quiero hablar ahora quiero darme una ducha estoy algo cansada

– pero es obvio que debes estar cansada te esperare para cenar pedí comida china –

dejo a Margarita para que valla sanado sus propias conjeturas sobre el señor Harsh y yo. Llego a mi cuarto y tiro los zapatos a un lado y mi bolso igual

– hola Tobías lamento haberme desaparecido tanto tiempo –

le digo acariciando sus pequeñas hojas. Entro a la ducha necesito un baño caliente. El vapor se apodera del baño rápidamente. Me lavo el cabello. Ahora si que podre lavarme bien. Harsh no se aparecerá en mi baño. Salgo me seco el cabello me pongo el pijama y salgo antes de que a margarita se lo ocurra venir a interrogarme aquí. camino a la cocina y esta colocando los platos para cenar. Hay música de fondo. Queen esta deleitando a mi mejor amiga con su melodiosa voz. Margarita no deja de mover las caderas al ritmo de la música. Solo ella baila de esa manera con Queen. Me acerco a paso ligero. Me llego la hora de la verdad

– Eva siéntate tenemos mucho de qué hablar –

ay no puede ser. dioses de las chicas que jamás le habían gustado los hombres y que ahora le encanta uno y que tienen una mejor amiga que hacen mejores preguntas que le FBI si existen podrían por favor ayudarme con esto

– Margarita como regresaste anoche de la fiesta

– pues me las arregle al ver que ni tu ni el señor Harsh estaban me imagine lo obvio y llame un taxi –

se imagino lo obvio. ¡ella se imaginó lo obvio! qué es lo obvio que me fui con el señor Harsh a entregarle mi virginidad. SI ESO ES LO OBVIO. Que inteligente es mi amiga

–claro debí suponerlo

– Eva debiste al menos avisarme para saber que decirle a tu madre y a Victorio –

tiene toda la razón. Pero el señor Harsh se lleva todo mi raciocinio y control. Me olvide de todo y de todos

– Margarita de verdad lo siento

– no está bien Eva, pero cuéntame que tal ha ido –

bien como empezar. Harsh es intenso y su forma de hacer el amor es… bueno he tenido orgasmos. También tuvimos sexo en el yacusi además me a dado los buenos días con sexo oral. Fue mas que bien. Me fue genial. Genial muy genial. Si alguien me hubiera dicho antes de salir de Concord que esto me pasaría me hubiera reído en su cara. O talvez si me lo hubieran dicho cuando estaba en el baño del instituto encerrada llorando porque toda la escuela se había reído de mi en el almuerzo por llevar la mitad de la cara vendada y la otra mitad cubierta de granos. Si e hubieran dicho que a los veintidós años conocería a un hombre que esta guapísimo y que todas matarían por estar con el que me volvería loca me mataría de deseo y le entregaría mi virginidad. Me hubiera secado la cara y los hubiera mandado a todo a la mierda. QUE TAMBIÉN LE PAGA A LAS MUJERES PARA QUE SE ACUESTEN CON EL

– fue bien lo bueno es que sé que le gusto a los hombres y que no me quedare sola cuidando gatos y llena de plantas y libros que buena suerte la mia –

le digo alzando la cerveza en si dirección

– cuando se volverán a ver

– no lo sé –

le digo recordando que se ha ido y no me ha dado su número de teléfono ni nada

– ¡como Eva no le has pedido su número! ¿Cómo diablos va a encontrarte?

– él siempre sabe dónde encontrarme

– Eva esta la vida real no las novelas que lees como sabes que te buscara que tal si solo era un acoston y ya los hombres suelen hacer eso y mas cuando saben que las mujeres son ingenuas

– Margarita como sabes eso no lo conoces – susurro

– conozco lo suficiente a los hombres como el solo quieren sexo y nada mas no aman Eva no tienen relaciones serias ni nada oh Dios joder debí saberlo desde el momento que supe que era el del hombre de quien hablabas –

quiero estar molesta con Margarita. Pero algo muy dentro de mi sabe que tiene razón. Que tal si no aparece más. Si solo quería follarme y ya está. El no sale con mujeres como yo. Escondo mi mirada en el plato de fideos chinos y mis manos bajo la mesa ya están sudando

– Eva lo siento de verdad no quería que te pusieras así es solo que molestaría mucho que te ilusionaras y que salgas lastimada

– lo se margarita no te preocupes no planeo enamorarme de el –

agarro la cerveza y me la tomo de un trago

– deseo creerte –

me dice tomado mi mano y apretándola

– que tal galleta, helado de cereza y el club de debate –

quiero decirle que no. Porque lo único que quiero ahora es ir a mi cama. Enrollarme en las sabanas hacerme los más pequeña que pueda y llorar toda la noche por lo tonta que he sido. Pero no puedo hacer eso ahora. Margarita es mi mejor amiga ha viajado desde Concord hasta aquí probablemente se valla en el trascurso de esta semana y no cuando la volveré a ver. Además, el club de debate es una de mis películas favoritas. Denzel Washington hace un papel increíble al entrenar a esos cuatro chicos de color para enfrentarse a blancos. En tiempo totalmente peligrosos los estados unidos eran totalmente racista y decirle a un chico de color que tiene las mismas oportunidades que un chico blanco de esos tiempos era como decir que se lograra la paz mundial

– claro

– bien tu saca los cosas y espérame en el sillón mientras yo dejare todo esto limpio y reluciente –

asiento me pongo de pie camino hasta el refrigerador. Helado. Galletas. Y porque no otra cerveza y camino con gran desgano hasta el sillón de la sala de estar y preparo la película.

Margarita se a quedado dormida a mitad de película como siempre. Y yo no tengo fuerza para llevarla hasta el cuarto. Así que recojo todas las cosas, dejo todo limpio. Y camino hasta mi cuarto por una manta para Margarita. Apago el televisor y la cubro muy bien. Y me devuelvo a mi cuarto. Pensando en lo que e ha dicho Margarita. Me tiro en la cama boca abajo. Rogando en mi mente que me busque. Que me llame o que se yo. Pero que haga cualquier cosa para saber que lo que mas temo se haga realidad. Que conocí un hombre en mi primera semana en New York. Los vi varias veces. Luego lo vi en una fiesta me fui con él, me acosté con él. Dormí fuera de mi casa por primera vez en mi vida. Le mentí a mi madre. Me monte con el en una motocicleta cosa que jamás en mi vida hubiera hecho con mis cinco sentidos funcionado. Soy una descarriada una completa descarriada. Y pensado así en estas cosas me quedó completamente dormida

Comments (1)
goodnovel comment avatar
marcela torres
no era virgen???
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status