Luz, Amor y May
Luz, Amor y May
Author: S.PamelaT.Beltrán
Prólogo

Pues heme aquí listo para un nuevo reto, trabajé demasiado para tener un protagónico en una película y estoy listo para conseguirlo.

Mi mujer no está muy feliz con que haga este casting porque es un protagónicos para una película con escenas fuertes, pero lo hago por que lo quiero hacer, sé que las escenas son subidas de tono pero sé que las puedo hacer sin ningún tipo de problema conozco mis habilidades dentro del mundo actoral;  si Amélie está haciendo su berrinche es por el simple hecho de estar enferma de celos, ella debió darse cuenta de todo eso antes de casarse con un hombre que se dedica a esto.

Me casé con Amélie porque se embarazó unos meses después de que nos conocímos y nos hicimos enamorados. Después de casarme con ella me di cuenta que no era la elegida, que había cometido un gran error, no era eso lo que estaba esperando para mí vida, pero desde que nació mi hija decidí llevar mi relación lo mejor que puedo por ella, mi hija no merece menos.

Era un chico con aires de talento que ya había cantado en un grupo, había hecho modelaje y uno que otro papel secundario que a nadie había llamado mucho la atención, por el momento.

Estoy harto de no poder salir del hoyo, necesito ser reconocido por el talento que Dios me dió,  quería más,  y salió este casting, para esta película, no lo pensé dos veces, tan solo pedían un joven de 27 a 35 años, con buen físico que esté listo para cualquier cosa.

****

Aquí estoy,  entre varios actores de renombre, esperando que me elijan a mi.

Tengo a mi lado estos actores que ya hicieron grandes papeles y yo, un completo desconocido, pero igual haré la prueba quizás corra con suerte, aunque me siento pequeño entre tantas estelas.

He repasado varias veces el libreto, la película es sobre un libro que en estos momentos es leído y conocido por todo el mundo, de un género que se está incursionando en estos años, el erótico.

-¡Siguiente! - grita una persona y me devuelve a la realidad.

Meto aire para tomar aliento y entro un poco nervioso siempre tengo un nudo en el estomago cuando hago estos castings, ya tuve tantas decepciones que hasta podría jurar que tengo miedo.

-Buenas tarde mi nombre es  Jason Prescott y deseo el papel de Phillip - exclamó para presentarme enfrente mio tengo a varias personas una cámara y una directora mal encarada, puedo reconocer a la escritora del libro, seguro que formará parte del staff.

-Pues comienza - me da la orden la directora sin cambiar el semblante tosco y serio.

Empiezo a leer el libreto lo mejor que puedo, le pongo mucho empeño, me aprendí cada una de las líneas pero intento darle mi toque especial, eso que cada uno de los actores tenemos y que es nuestra firma personal, es la mejor manera  para que el libreto no caiga en el convencionalismo de la monotonía.

Para todo esto me dan exactamente 15 minutos de su tiempo, al terminar el director me manda a sacarme unas fotos y después el temible...

-No te preocupes en llamarnos, nosotros lo haremos.

No puedo decir mucho del semblante con el que me vieron los jueces, la directora y la autora del libro, no cambiaron sus facciones ni un milímetro, así que me voy con más dudas que certezas.

Entro a casa sin saber como sentirme, no sé si lo hice mal o bien, tan sólo sé que lo hice.

-Hola Jason.

-Hola Amélie ¿ como esta, Giselle?

-Giselle está muy bien - responde dándome un beso en la mejilla y quitándome la americana con la que salí - ¿como te fue?

-Para mi... Bien - respondo un poco frustrado- pero sinceramente no tengo idea, los jueces estuvieron fríos e inexpresivos, así que fue imposible saber algo de antemano.

-Bueno- responde entrando a la cocina - ya llamaran. ¿Quieres cenar?.

-Si, por favor,  llegué muerto de hambre.

Desde hace un tiempo Amélie y yo nos tratamos coordialmente, la verdad es que no la amo, sólo quise hacer lo correcto al casarme con ella cuando me contó que estaba embarazada, no iba a dejarla con el paquete.

Mi madre adoptiva me dijo, ni bien la vio, que no era la indicada para que comparta mi vida, pero yo seguí con ella sin importar lo que me decían y bueno ahora sinceramente me siento amarrado a alguien de quien no siento nada.

Cenamos en completo silencio, como todas las noches, después de acabar con mi comida me paro para ver a Giselle, lo único que hice bueno en la vida, una hermosa niña con ojos verdes, cabellos rubios, la perfección hecho niña.

Agradezco a Amélie porque al final ella fue la que le dio la vida, yo sólo di esa semilla para que llegara al mundo.

****

Después la rutina diaria de cambiarse, lavarse los dientes y meterse a cama, ya ni hay pasión entre nosotros.

Amélie tuvo depresión post parto y se volvió un poco reacia a aceptarme y tampoco quise insistir, me parece absurdo, si yo ya no le atraigo como hombre ni ella a mí.

****

Los días pasaron como si nada, no tuve noticias de la producción, supongo que no pasé pero lo seguiré intentando, debe haber un lugar en Hollywood donde mi talento actoral sea del agrado de todos.

Me vine desde Irlanda con el "Sueño americano" a costas, conseguir fama y éxito. No digo que no lo he hecho pero no en la medida que yo quisiera.

Después de desayunar, me levanto de la silla a jugar con mi hija que está pataleando en su tapete de juegos. Es una niña muy linda y muy vivas, mientras tanto escucho el teléfono, Amélie contesta unos segundos después la escucho llamarme.

-¡Jason! Es de la producción - grita.

Corro, mejor dicho vuelo y le quito de las manos el inhalanbrico.

-¿Señor Jason Prescott? - escucho preguntar.

-Si, soy yo... - respondo efusivamente.

-Mañana tiene que estar en el plató, para la segunda prueba, de esta saldrá el actor para el protagónicos de la película.

Abro los ojos como platos y mi sonrisa sale, es toy muy emocionado al escuchar eso, me quedo en silencio intento digerir lo que en estos momentos me dicen por teléfono.

-¿Señor Prescott? - pregunta la señorita otra vez por el teléfono, de seguro piensa que la dejé colgada.

-Disculpe... - respondo intentando reaccionar- muchas Gracias, estaré mañana temprano en los estudios.

-De nada, hasta luego.

-Hasta luego.

Amélie me mira expectante por las noticias.

-Haré una segunda prueba. - respondo sonriendo ilusionado.

-¡Ah, que felicidad! - responde sin mucho entusiasmo y con mucho sarcasmo - espero que todo salga como tu quieres.

-¿No puedes alegrarte por mi? - preguntó con el ceño fruncido.

-Sabes lo que pienso de esa producción - suena molesta- tu quisiste hacerla, a pesar de la molestia que me causaba.

-Es que quiero ese protagónico.

-Esas escenas subidas de tono, con una x... ¡No me gustan! ¿Crees que no leí el libro?

-Pena...-respondo cansado y furioso - lo haré aunque no quieras, además esos libros son los que venden actualmente. ¡Acéptalo! - gruñó.

-Tu problema... - alza los hombros - no esperes que te apoye en esa estupidez.

-Gracias por la consideración. - respondo molesto y salgo del cuarto, ya no quiero pelear.

Pues así está mi vida, una mujer que no me quiere, no me apoya, se puede decir que nuestro matrimonio es un simple acuerdo de obligaciones y nada más.

En estos momentos prefiero enfocarme en mi trabajo y no pensar lo caótico de mi vida emocional.

 

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status