Share

Cuando dejas tu corazon atras
Cuando dejas tu corazon atras
Author: Lara Soultaker

Capítulo 1 Sueños y Expectativas

Prologo

Recordando  mi época de adolescente, en la que había visto  tantas películas románticas, llegas a idealizar como será tu primer novio,  tu primera cita y planeas hasta el más mínimo detalle, como si fuera una película, solo te falta lo  más importante de la historia el personaje principal, el problema es que ya tienes una perspectiva tan alta, que será imposible que exista alguien a la altura de tus expectativas, puedes ver cómo van pasando los años y conoces a muchos chicos, sin embargo no les pones atención  por estar esperando a ese príncipe azul

al que tú idealizaste, “ahora que lo pienso mejor, no es extraño el darme cuenta por qué  nadie salía conmigo”.

Dejas pasar muchas oportunidades que nunca te diste cuenta de que tenías, hasta que es demasiado tarde y te encuentras sola disfrutando de un libro, afuera de una cafetería estilo francés, esperando algo que jamás llegara “y así fue como todo empezó” en el momento que deje de esperar y dije "al diablo todo" y me di por vencida, él  llegó a mi vida.

Capítulo 1 Sueños y Expectativas

Me llamo Larissa Díaz y tenía  21 años cuando todo comenzó, lo conocí de una manera muy romántica  hace ya casi 4 años, en un viejo café  francés, cerca de la plaza principal de Palmira,  estaba leyendo otra vez esa tonta historia sentimental donde la protagonista cae rendida ante un guapísimo  hombre “que estupidez”, pero a veces me concentraba tanto en la historia que podía sentir que vivía en ella  y soñaba que esa mujer era yo, siempre imaginando  que era el personaje principal,      “cuando conoceré a alguien que no sea una cita arreglada con los amigos de  los novios de mis amigas" ese era mi pensamiento de todos los días, después de haber estado divagando  por fin regrese a la realidad de mi vida y continúe leyendo mi libro, cuando de pronto escuche una voz y no pude evitar que mi corazón se acelerara al máximo sentí que se saldría de mi pecho en cualquier instante, pero pude disimularlo muy bien porque  tenía puesto mis lentes de sol, me gustaba sentarme en las mesas que estaban afuera en la pequeña terraza, era la mejor vista de la plaza al aire libre la misma mesa de siempre para leer y evitar que me molestaran definitivamente daba la impresión incorrecta de "aléjense de mí", no alcance a ver de dónde provenía esa voz que tanto me cautivo, Quien es esa persona?  gire mi cabeza hacia ambos lados, tratando de ver el rostro de la persona que se dirigía a mí, al quitarme los lentes por fin lo vi, el hombre más guapo que he visto en mi vida, una sonrisa encantadora que te quitaba el aliento, era bastante alto su cabello un poco largo casi llegando a sus hombros, pero no demasiado de un color rubio miel, el viento estaba jugando en mi contra y su cabello volaba en el aire “imposible olvidar ese detalle” pensé, podía imaginarme  dentro de una escena romántica de uno de mis libros.

Podría  quedarme viendo esos ojos azul cielo todo el día y lo peor es que  parecía una buena idea  y esa voz que me estremece con solo escucharla, “disculpa”  dijo él, con ese acento que me hizo soltar un suspiro inconscientemente,  no podía creer lo guapo que era como salido de una película americana  “definitivamente estoy soñando y en cualquier momento voy a despertar” pensé lentamente

 tratando  de respirar y no quedar como una estúpida "demasiado tarde" pensé  y lo mire a los ojos y  le respondí lo más tranquila  posible, "si" inmediatamente él contestó, “este lugar está ocupado esperas a alguien,   tengo mucho tiempo pensando en una buena excusa o las palabras adecuadas para poder presentarme, pero no se me ocurría nada,  así que decidí ser valiente y venir hasta acá  con el temor de ser rechazado y quedar con un perfecto idiota” dijo visiblemente nervioso, podía ver como cerraba y abría sus manos tratando de verse ansioso. 

“Por dios no podía creerlo, jamás lo había visto, debió haberse sentado cerca de la barra adentro de la cafetería, pero ¿cómo pudo pasar, nunca lo había visto por aquí” pensé  sorprendida, seguía alejada del mundo que me rodeaba ignorando a las personas a mi alrededor, un mundo exterior que no me interesaba conocer, hasta este momento,  creo que ya estaba olvidando que tenía que respirar y le contesté     “no crees que primero deberías presentarte, ¿cuál es tu nombre? “me sorprendí de lo serena y segura que se escuchó mi voz, que hasta dudé que fuera la mía?

Él me sonrió, con una sonrisa que me cautivo “claro!  tienes razón” dijo con una voz encantadora, yo estaba decidida a hacerme la interesante, aunque mis piernas no dejaban de temblar debajo de la mesa, era imposible que él se diera cuenta de lo nerviosa que su presencia me hacía sentir, pero pude  disimular perfectamente “Me llamo Tristán  y vengo muy seguido a este lugar”   tomo mi mano y la beso aún puedo sentir la calidez de sus labios en mi piel, le sonreí y le dije “Hola Tristán soy Larissa  también vengo seguido y siempre en el mismo lugar”,   “lo sé!  te he visto varias veces “dijo Tristán con una sonrisa y mirándome a los ojos, finalmente se sentó en la mesa, deje a un lado mi libro colocando una pequeña hoja roja en la página que estaba leyendo, y fije mi mirada en la suya demostrándole que tenía toda  mi atención.

Le pregunté de donde era, porque su acento me parecía extranjero, él sonrió y me dijo “soy de Westminster una ciudad pequeña en Inglaterra, pero tengo un año en Palmira estudiando en la universidad ¿y tú? eres de aquí?”.

 “Si” conteste con una sonrisa espontánea sin ni siquiera pensar en lo que estaba diciendo cuando reaccione a mi respuesta y dije  “no, perdón" estaba quedando como una tonta, trate de reponerme rápidamente y le conteste “soy de Navarri, pero al igual que tú,  vine a estudiar también desde hace un año”  en ese momento vino a mi mente un viejo recuerdo  y le dije “hace  un tiempo un mesero me entrego una flor y me dijo que se la entregaron para mí y .....”  Sin ni siquiera terminar lo que estaba diciendo  él  me contestó con esa voz que me  tenían fascinada  “después de un tiempo pude darme cuenta  de que te gusta mucho venir a  este lugar y  siendo sinceros este lugar es  perfecto,   un día que  estaba  con mis amigos y disidimos venir aquí, es un lugar poco común, pero muy agradable y en  esa ocasión  fue la primera vez que te vi aquí,  sentada leyendo, sin importarte lo que pasaba a tu alrededor, en ese momento tomé una flor y le dije al mesero que te la diera”,! O por dios fue  él no podía creerlo!  hizo un gesto con los labios y me dijo  “me sorprende que aun lo recuerdes, fue hace  tiempo,  lo curioso es que a pesar de haberte dado esa flor hace meses nunca me atreví a dirigirle la palabra eso no habla muy bien de la seguridad masculina cierta!”.

Estaba emocionada durante meses, me pregunté,  quien me había enviado esa flor? estuve perdiendo mi tiempo enfocado en buscar algún defecto o motivo para entender por qué mis amigas tenían tantos pretendientes y yo ni siquiera uno, mientras sin saberlo ahí estaba  Tristán viéndome cada día sin acercarse a mí, "cómo fue posible esto, como pasó, en qué momento".

“Larissa” dijo Tristán, tratando de llamar mi atención, tomo mi mano entre las suyas y dijo  “sé que apenas nos conocemos, pero me gustaría volverte a ver y conocerte un poco más,  crees que eso sea posible el tener una cita”.

¡“! Claro que sí!” le contesté y  saqué un pedazo de papel de mi bolsa y le di mi número de celular y él hizo lo mismo,  “que te parece si nos vemos mañana a esta misma hora, después de clases”,  “me parece perfecto” dijo él “estaré esperando ese momento”  tomó mi mano  y mirándome a los ojos la beso, se levantó de la mesa y se fue, nos despedimos con la promesa de vernos al día siguiente, recogí mis cosas y las coloque  en mi bolsa, me levante  y me fui rumbo a mi departamento, pensando en lo lentas que serían las horas para volver a verlo, tome su número y lo guarde con mucho cuidado no quería perderlo “mañana!,  mañana volveré a verlo” pensé mientras caminaba nunca pensé que esto me pasaría a mí parezco una tonta de 17 años “tranquila y respira es un chico bastante guapo, pero puedes manejarlo, toma las cosas con calma, no quieres parecer una loca desesperada por conseguir novio! ¡Verdad! me dije intentando estar tranquila y no dejar volar mi imaginación demasiado  “un día a la vez, un día a la vez  mañana será otro día!! esa era mi frase favorita para momentos como este,  donde los nervios me traicionaban y me sentía insegura,  pero  es ahora cuando tomo más fuerza que nunca.

Comments (1)
goodnovel comment avatar
Lara Soultaker
Mi libro tambien esta disponible en version en ingles en Goodnovel app " When you leave your heart behind"
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status