Share

Capítulo Quince

Julio

El regreso a casa de María es rápido. Conduzco por la carretera Cibao-Capital a 70 km por hora. Escucho desde el IPod que conecté a la radio del carro mi playlist para viajes. 

¿En qué pensé cuando decidí venir? Cuatro horas perdidas parcialmente por algo que pudo haberse hecho por teléfono.

«Sí, claro». El sarcasmo sale de lo recóndito de mi cerebro. 

Jamás habría accedido a ayudar a una mujer infiel, pero por una extraña razón confío en la palabra de esa hada rabiosa. Pamela es fuerte y valiente al haber dejado a un esposo maltratador. 

Ahora se ven más que antes los maltratos en los matrimonios. ¡Dios! Si hasta los novios se creen con el poder para golpear a sus parejas. El hecho de que Pamela confiara en alguien ya es mucho. Eso la hace valiente. Adrián, con su sentido de humor y despreocupación, le cree. Si él lo hace, yo le debo el voto de la duda. 

¿Benito gay? Ya veo que no todo lo que tiene bigote y bebe cerveza a pico de botel
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status