Share

Capítulo Dieciocho

El día llega con un resplandor cegador. Apago el aire acondicionado y me levanto de la cama. Es 28 de diciembre. Tengo tantas cosas de hacer hoy. Lo primero que hago es tomar el móvil y comprobar llamadas y mensajes en el correo. Nada, ninguna llamada. Escucho el sonido de un carro al estacionarse y apagarse. Miro por el ventanal; es un carro que no reconozco. Me ducho y cepillo los dientes con rapidez.Mi cabello solo necesita un poco de crema de peinar y lo dejo suelto con libertad de expresión. Para algo deben de servir las vacaciones del trabajo.

«Y no peinarme es uno de los placeres de la vida». 

Me río ante este pensamiento y comienzo a buscar que ropa ponerme. Escojo una blusa roja cherry y unos pantalones cortos jeans azul royal. Mis sandalias ventiúnicasestán en una esquina. Me las calzo al salir de la habitación. Justo en ese momento, suena mi celular. Es una llamada de un número desconocido. 

—¿Sí? 

—María.

Es Taurus, uno de los directivos del
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status