CAPITULO 82

Ante semejante acusación de ese desgraciado de Nicolay, entonces yo intervine

—¡Eso es mentira!, ¡no le crean nada de lo que dice!, lo que le pasa es que está ardido porque se le insinuo a mi padre y Él lo desprecio, yo fui testigo de su discusión, estaba despierta desde que regresamos de la fiesta, porque yo no tome nada de trago, no puedo hacerlo, estaba lúcida

Me le puse frente a frente y le espeté muy enojada

—¡Eres un mentiroso!, queriendo dañar la relación de amistad de ambas familias, mi padre no te desea Nicolay, ¿entiendes eso?, mi papá se equivocó una vez y no va a volver a hacerlo, aquí todos saben lo que pasó, lo perdoné, mi papá ama a mi hermano como a mi y no va hacer sufrir a otro hijo de nuevo, ¡deja de estar haciendo locuras!, ¡solo abres la boca para mentir!, además lo que mi papá hizo con el señor Alexander fue dejarlo acostado en su cama y después hizo lo mismo con la señora Alessa, ¿entonces con ella también folló, según tú?

El estúpido me observaba con una mirada
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status