Share

CAPITULO 89

Cuando escuche esa palabra salir de la boca del doctor, mi mundo se cayó a pedazos, no pude soportarlo, porque me levante para gritar

—¡Noooo!, no es posible, Nicolay no puede estar muerto, dígame doctor que se equivocó, por Dios, ¡Dígalo!

El doctor me observaba triste, algo iba a responderme, cuando salió una enfermera llamándolo

—Doctor García, el paciente movio un dedo, ¡Venga por favor!

Sin responderme nada y casi sin mirarme, regreso corriendo empujando esa gran puerta, el guardia se interpuso ante mi al verme acercarme, pero en ese momento yo estaba como loco, simplemente avancé a empujarlo e ingrese hacia adentro y me asomé a una ventana en donde se observaba el quirófano y atisbe al doctor que le auscultaba todo a Nicolay

Le ayudaron a cambiarse de guantes y procedió a hacer algo que casi no podía ver, solo mucha sangre salir de una herida, el guardia me aprisiono con sus brazos y yo grité muy enojado

—¡Suéltame!, déjame estar aquí, deja apoyar a mi novio, por favor

Escuché la
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status