Capítulo 10

Algunas semanas después...

Manada Guaico

No hubo un día más, para mí, pasaron semanas y posiblemente meses. Mi lobo Yoraco estaba dolido, se sentía solo y engañado. Le prometí un día más con la pelirroja, pero la arranqué de raíz de mis días. Necesitaba como un imbécil y un loco, buscar la respuesta a mi pregunta.

¿Esa extraña mujer es hermana de mi Sara?

Pido a la luna que no. Porque todo este tiempo he sufrido por la ausencia de mi Sara y aunque la ame, lo que siento por la bailarina es más grande. Mi lobo la reclama y sufre con su ausencia.

Me siento una basura por permitirme sentir algo por ella. Debí dejarla con Aaron o que muriera en algún lugar sola. 

—Sara está muerta, enterrada y los restos de su cuerpo deben ser pocos. Me quitaste a mi luna y la condenaste al infierno. Eres un cobarde —me reprocha Yoraco.

Me condené yo mismo a la miseria. Tengo miedo

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status