CAPITULO 4 ESTA EN EL PASADO

Braulio y Dania salieron de la habitación, en ese momento ella tomó del brazo a Braulio y lo arrastró hacia las escaleras.

El no tuvo tiempo de reaccionar ni de negarse, conocía bien a Dania desde pequeña. Era una mujer muy trabajadora, decidida, testaruda e inteligente con carácter muy fuerte.

"Ahora Braulio explícame lo que acabo de escuchar".

El, un poco asombrado tartamudeo al hablar. "De... que habla señorita".

Dania psuo sus braosen jarras a su cintura escuadriñando su mirada."No te hagas el tonto, escuché toda la conversación, hablan de buscar a mi supuesta hermana y una enfermera, me lo explicas ya mismo o le iré a preguntar al abuelo".

"Señorita su abuelo está delicado de salud". Braulio se asustó ante la amenaza de Dania.

"Entonces es mejor que me lo expliques y no quiero que me escondas nada".

              <<Flashback>> 

Hace varios años en un hospital de ese mismo país una mujer muy bella de ojos azules llamada Amelia trataba de aguantar las contracciones que eran cada vez más continuas, respiraba y aspiraba como le decían, mientras una enfermera la asistía y preparaba para el parto, ella hablaba con sus hijas frotándose el vientre.

"Dania, Dalia mis hermosas princesas salgan pronto, mama las espera, seré fuerte para ustedes dos".

Amelia se había enamorado de un músico que empezaba su carrera, todavía no era muy conocido en el medio del espectáculo, cuando el padre de Amelia se enteró, la obligó a terminar la relación, pero lo que no sabía es que ella estaba embarazada de gemelas.

Ella luchó contra su corazón para escoger entre Lázaro o sus bebés, dado que su padre la amenazó con destruir la carrera que apenas empezaba el cantante.

Amelia estaba en un momento crítico padecía depresión, agotada por el parto quedó inconsciente durante 2 días, en el transcurso de ese tiempo una enfermera robó a una de las bebés. Cuando ella despertó tuvo una crisis nerviosa, culpaba a su padre de todo lo que le había pasado y quería morir.

"Hija por favor tranquilízate la encontraremos, estamos investigando cómo es que la robaron".

"¡Todo es tu culpa papá! me alejaste de Lázaro y ahora mi hija fue robada, qué harás con mi otra bebé la matarás".

Su padre con semblante triste negaba. "No hija, estoy muy arrepentido de todo lo que ha pasado, si pudiera regresar el tiempo atrás no haría las mismas cosas, perdóname".

El padre de Amelia trataba de convencerla que se calmara, frustrado no sabía cómo ayudar a su hija, todo lo que había pasado era su culpa.

Pasaron 3 meses Amelia estaba decidida a buscar a Lázaro, hablarle sobre las niñas y pedirle que buscaran a la bebé perdida juntos.

....................................................

En el aeropuerto de USA estaban ella y su padre.

"Hija por favor cuídate, todavía estás recuperándote nosotros protegeremos bien a Dania, busca a Lázaro, explícale la situación si es posible quiero hablar con él después de que ustedes ya estén juntos".

Ella sonrió tranquilizando a su padre."Tranquilo papá sé que hacer, cuida a Dania por favor, hablaré con él y estaremos de regreso en unos días para encontrar a nuestra hija".

Llegando a la ciudad en México, Amelia busco un hotel para descansar por unas horas, tenía la nueva dirección de Lázaro, pronto iría a buscarlo, él verlo de nuevo la emocionaba, ella tendría que explicarle todas las cosas que habían pasado.

Después de descansar lo suficiente, Amelia salió del hotel para buscar un lugar donde comer, caminaba por la acera de un gran parque, había mucha gente paseando desde ancianos, niños, parejas que disfrutaban de un buen sol de la tarde. Mientras ella caminaba notó una pareja, se veían felices...

Los miro detenidamente, el hombre volteo un poco y Amelia observó su rostro de perfil, asombrada ella los miraba en silencio, era Lázaro, tenía en sus brazos una hermosa bebe, junto a él su asistente Teresa Robles lo abrazaba y lo besaba en las mejillas mientras posaban para la cámara de fotos.

No podía creerlo, Lázaro al fin tenía la familia que deseaba, al ser huérfano le contaba las historias que pasaba en el orfanato y el dolor de no tener el amor de padres, añoraba una familia siempre lo repetía.

Cuando ella decidió terminar la relacion, Lazaro estaba desconsolado, le pedía que no lo dejara, que ella era la mujer que amaba y quería casarse con ella, pero ahora solo había pasado un año, ya estaba de pareja con su asistente y con un bebe, -¿Cómo pudo pasar esto? ¿Cuándo pasó?- Pensaba ella tristemente.

Teresa la observó desde lejos, hizo un comentario a Lázaro y se acercó poco a poco a Amelia.

"¿Qué haces aquí?".

Amelia observó a la mujer. "Estoy buscando a Lázaro".

"No le has hecho suficiente daño". Teresa le dijo molesta reclamando.

Amelia respiró hondo. “¿De quién es él bebe?".

"Es mi hija y de Lázaro". Teresa orgullosa le explicaba.

"No te creo". Amelia negaba y sus lágrimas amenazaban en caer.

"Créeme Lázaro y yo tuvimos una aventura cuando estuvimos en la gira, después me enteré que estaba embarazada, me dijo que al bebe no le faltaría nada, pero que él no te dejaría, yo acepte estar en contacto solo por mi embarazo y esperar a que naciera, pero después él apareció totalmente destruido por ti, decidimos volver a México, hacer una vida juntos, nos casamos hace meses y estamos felices, ¿No lo ves?".

"Casados..." Amelia susurro con dolor.

Teresa le advirtió tajantemente. "Si, no permitiré que interfieras".

Las lágrimas de Amelia corrían por sus mejillas, observó de nuevo a Lázaro feliz con la bebe en brazos, mientras la fotógrafa acomodaba la ropa del bebe para la siguiente foto.

Amelia bajó su rostro tristemente, empezó a caminar para salir del parque, ahora estaba sola.

Teresa la observó alejarse con una gran sonrisa triunfal.

Regresó al hotel y se recostó en la cama llorando, después de pensar en toda la situación, tomó una decisión, tenía que regresar a USA para buscar a su hija. 

El amor que tenía por Lázaro está en el pasado y debían enterrarlo en el fondo de su corazón para siempre.

<<Fin del Flashback>> 

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status