CAPÍTULO 2: Kazuo Katekyo: Maestro Encontrado.

"Si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces por dos lustros, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa una persona."

-Proverbio chino

Amanecía en un claro de un hermoso bosque, un lugar donde el río imponente hacía presencia dejándose fluir, justamente en viernes, el chico se levantó para ir a tomar sus clases características, ya estaba más que vestido pero una voz lo sacó de su idea de asistir a clases.

-Oye muchacho, ¿Quién eres y que haces en mi bosque?- preguntaba aquella voz.

-Mi nombre no lo sé, sé que mi nombre es Kyoto Katekyo, un guerrero, y en cuanto a qué hago en su bosque, no se lo diré, aunque me mate- contestó el chico con determinación, pero sin cambiar las facciones de su rostro.

-Al menos deberías ser más alegre, pero, en fin, ese no es el punto, en cuanto a MI BOSQUE, puedes vivir en él, el bosque es de todos- contestó un ser de luz apareciendo de la nada.

-¿Pero ¿quién cojones se supone que eres tú?- preguntó el chico sin cambiar nada de sus emociones.

-Quiero ser tu tutor, ya que a eso nos dedicamos los Katekyo, supongo- contestó el ser de luz.

-Eres del mismo apellido que yo, por lo que puedo confiar en ti, pero si me traicionas, te destrozaré mentalmente y sin prisa- contestó el chico.

-No creo que puedas vencer a un fantasma- dijo la voz materializándose en un ser con una gabardina negra, cabello largo, ojos negros y con una sonrisa divertida.

-¿Y cómo planeas ser mi tutor o mi sensei si no estás vivo?- preguntó con incredulidad el ojinegro.

El espíritu de no más de 35 años avanzó hacia el chico con una mirada pesada y con instinto asesino, el chico solo lo retuvo y fue capaz de absorberlo, después el espíritu no hizo más que retroceder y lanzarle varias ráfagas de agua, que el chico evitó creando un muro de hierro negro, para finalizar, el sujeto de gabardina atacó a Kyoto con ataques de hielo que el chico recibió con un escudo de fuego cubriéndolo alrededor.

-Atributos[1] Oscuridad y Fuego, Nombre Código Kyoto Katekyo, es el indicado- dijo el espíritu.

-¿Qué fue eso?- preguntó el chico impactado, aunque su cara no lo mostraba mucho.

-Has materializado Aura[2], para protegerte, por lo visto sufriste mucho en tu vida anterior y al mismo tiempo disfrutaste de tantas cosas, veras, dependiendo del aura que se manipule se dan a conocer los atributos que uno posee, existen 21 atributos distintos, son los siguientes:

1.            Agua: Puede controlar o hacer emanar este líquido a su antojo, también crearlo, aunque es necesario que el flujo de líquidos en tu cuerpo sea constante, además de que tan fluida sea tu vida para controlarlo.

2.            Fuego: Puede controlar la temperatura, además de crear calor con su aura, entre mayor sea la emoción positiva mayor es el poder que emanara de cualquier técnica.

3.            Naturaleza: Puede crear vida vegetal, además de emanar un aura verdosa, surge de la interacción entre el hombre y la misma naturaleza, algunos han llegado a la Forma Ermitaño.

4.            Tierra: Puede controlar los movimientos terrestres y crear terremotos, tormentas de arena o convertir las superficies en lodo, surge de la fuerza físico-aural y entre mayor fuerza mayor poder de la tierra.

5.            Viento: Puede controlar las corrientes de aire a voluntad, además de crear poderosas ráfagas de energía eólica, en combate crea poderosos tornados, su fuerte es el poder de los pulmones.

6.            Psíquico: El control mental y los poderes que este emana son unas de las características de este atributo, su poder proviene del intelecto y de la experiencia en batallas psicológicas.

7.            Fantasma: El interactuar con seres del mundo de los espíritus son su fuerte, pueden robar o dar la vida a los objetivos, entre mayor sea la creencia en el mundo espiritual, mayor el poder de estas técnicas.

8.            Metálico: Puede manipular cualquier metal o aleación, además de crearlas de la nada, su poder proviene de la fuerza física del usuario.

9.            Bélico: Muchas de sus técnicas se refieren al combate cuerpo a cuerpo, el poder que emanan es mayor entre más valiente sea el usuario.

10.         Hielo: La habilidad de bajar las temperaturas y de crear poderosas ventiscas es el fuerte de estos seres atributales, su poder surge de la frialdad que empleen en sus expresiones.

11.         Roca: La fuerza física lo es todo para estos usuarios, pueden levantar grandes trozos de roca hasta enormes canteras, su poder surge de la fuerza física con la conexión que tengan con los minerales.

12.         Oscuridad: Puede crear sombras, además de que sus técnicas siempre son negras, su poder surge de las emociones, traumas, enfermedades mentales y del intelecto.

13.         Veneno: Son grandes químicos, aunque suelen inocular algunas de sus sustancias, su fuerte proviene del intelecto ya que algunos tienen honoris causa en esta materia.

14.         Leyenda: Sus usuarios por lo general manipulan armas como la Excalibur, el Santo Grial u otras armas antiguas, además de que tienen contrato con toda clase de dragones, su poder proviene de la determinación.

15.         Cristal: Manipulan o crean cristales con grandes habilidades como extraer energía, liberarla, de corte entre otras, su poder surge de los minerales en el cuerpo.

16.         Eléctrico: Los usuarios de este atributo son agiles y muy veloces, además de ligeros, su poder es capaz de controlar la energía eléctrica de cualquier lugar o invocar tormentas.

17.         Galáctico: Entre mayor conexión con el universo, mayor es el poder, los usuarios suelen manipular el tiempo y el espacio a su antojo, crear agujeros negros y supernovas.

18.         Yin: El lado negro, este atributo se caracteriza por que el usuario concentra la energía negativa para crear muerte.

19.         Yang: El lado blanco, concentra la energía aural que emana del cuerpo para crear vida, da más poder al usuario.

20.         Yin-Yang: Es el equilibrio absoluto, solo 1 persona ha manejado este atributo tan poderoso, pues suele derrotar a todos los demás atributos, a excepción del divino.

21.         Divino: El atributo raíz, origen de todos, alcanzar este atributo no te convierte en Dios, sino en un guerrero de Dios, solo él es de atributo Divino y ser Dios para poder mantener un flujo de la vida constante.

Y esos son los 21 atributos registrados hasta hoy, Kyoto, cuando el primer Xtar pisó la tierra, hace 4000 años, solo existían el Naturaleza, Oscuridad, Fuego, Hielo, Agua, Viento, Tierra y Divino, ahora se han descubierto más atributos, por lo que hay una mayor desventaja- Dijo el espíritu.

-Muy bien, ya que me has quitado media hora de mi primera clase, te acepto como mi sensei, ¿con quién tengo el gusto de entrenar?- preguntó el chico como que no quiere la cosa.

-Mi nombre es Kazuo Katekyo, Xtar Generación 6, atributos Oscuridad y Agua, y…- estaba a punto de decir algo muy serio, pero decidió guardárselo.

-¿Y qué más?- preguntó el chico.

-Y ya es un poco tarde, empecemos tu entrenamiento- dijo el maestro de Kyoto con una gran sonrisa.

Y empezaron a practicar primero que nada artes marciales, dado que los atributos de Kyoto debían ser combinados con algún arte para hacerlo útil, la solución de Kazuo fue que lo mezclara con el Kung Fu y el Capoeira, dado que en el primero se iba a controlar el equilibrio espiritual de Kyoto para que no dejara de producir aura y el Capoeira, dado que el atributo Oscuridad se concentraba en todo su cuerpo al grado de que le daba una fuerza sobrehumana, sin embargo, solo se dedicaron a los fundamentos y las posturas básicas de estas artes marciales.

-El Kung Fu te servirá para poder mantener el control sobre tu atributo fuego, mientras que el Capoeira te ayudará a incrementar tu agilidad, tu evasión y tu elasticidad, si combinas ambos puedes crear una gran técnica- dijo el adulto un poco relajado

-Muy bien sensei, espero que esto funcione- contestó el chico.

Empezaron a practicar, ya llevaban más de 4 horas practicando, pero al llegar a la clase de meditación, un batallón llegó por el chico.

-Muy bien soldado, no te resistas, siéntete orgulloso de defender a tu patria en las líneas del ejército, que muchos son los llamados, pero pocos son los elegidos- gritó el teniente.

-Hump- fue lo único que provenía de aquel chico.

-Ven muchacho- dijo uno de los soldados.

Kyoto solo corrió hacia el vehículo en el que iba el teniente y le arrojó una flama justo en el tanque de gasolina, Kazuo cubría la casa con una muralla de agua.

Los demás soldados corrieron hacia el chico con metralleta en mano, al estar a una distancia comenzaron a disparar, el chico recibía los impactos de las balas mientras Kazuo veía con dolor como su alumno moría, o eso creía, ya que, al contemplar bien al chico, este había retenido las balas.

-Kyoto Katekyo- decía asombrado el maestro.

-Tinieblas- dijo el chico mientras de sus manos salía aura oscura.

Los soldados estaban ciegos, no veían de donde iba a golpear el chico, quien arremetió velozmente contra los 100 soldados, dejándolos inconscientes, para luego quemar los vehículos y hacerlos estallar.

-Eres bastante cruel- dijo Kazuo.

-Me gusta pelear, pero no quiero ser un soldado, debemos irnos, creo que voy a cambiar mi hogar de posición o el ejercito sospechará: Técnica de Sellado: Pentagrama de Invocación.

De las manos de Kyoto salió una estrella de 5 picos, uno de ellos decía Casa, otro decía Armas, otro decía Transportes, otro con la palabra Escudos y otro decía Alimento, guardó la cabaña en el pico correspondiente y al final descansó.

-Creo que eso es todo, Kazuo-sensei- dijo aquel chico sin emoción.

-Dime Kyoto, ¿siempre eres así o algo te hizo así?- preguntó el fantasma.

-Hay cosas que es mejor no decir y hay otras que es mejor no preguntar, en otras palabras, eso es algo que no debe de importarte, lo único que debería de importarte es que nuestra rutina de entrenamientos sea con disciplina y puntualidad- contestó el chico demasiado serio.

-Muy bien, déjame decirte que un entrenamiento Katekyo es duro y arduo, debes de comprender eso, empezaremos a las 5 de la mañana con 10 vueltas alrededor del lago, para aprovechar los terrenos, después mejoraremos la condición física de tu cuerpo con abdominales, lagartijas, sentadillas, flexiones, 50 de cada una serán suficientes, después tendrás practica de Kung fu y Capoeira, deberás empezar esas prácticas a las 8 de la mañana, para terminar a las 11, hora en las que almorzaras, después tendremos que practicar mucho en tu control de aura, ya sabes, para materializarlo, al final te explicaré acerca de los atributos, desventajas y ventajas así como efectos en el cuerpo, ahora bien, trataré de provocar al ejército para que vengan por ti y tener un duelo de práctica contra ellos, debes comprender que serás tratado como criminal de guerra- dijo serio Kazuo.

-Mientras ellos entiendan que el ejército no es lo mío todo está bien- contestó escuetamente Kyoto.

-Espero que lo entiendan, una cosa más, debes saber que zonas corresponden a cada Xtar, a ti te han asignado la zona 4 que es Norteamérica, a otro chico la zona 1, África, a otro la zona 2, Asia, a otro la zona 3, Europa, a otro la zona 5, Sudamérica y finalmente la zona 6, Oceanía, después de eso, ya no podré entrenarte, espero y lo entiendas- dijo Kazuo con una cálida sonrisa a la que el chico no supo que responder.

En eso, una llamada entraba al celular de Kyoto.

-Gracias a Dios que contestas, bueno, a lo que vamos, mañana empieza tu primera misión real, para lograr una alianza con México, un grupo de criminales tiene capturados a pocos más de 500 personas, debes detenerlas, según nuestros datos, el barco llegará aproximadamente en 3 días, así que esperamos que estés entrenando- decían aquellas voces tan familiares.

-Ok, en tres días los detendré, gracias por la información chicos- dijo seriamente el moreno.

-De nada, es un placer servir al héroe- contestaron los gemelos.

Al colgar el teléfono, Kyoto vio fijamente a Kazuo, de pronto una pregunta demasiado rara surcó la mente de Kyoto.

-¿Qué es el amor?- preguntó aquel chico de forma seria.

-Pues es muy complejo para describirlo y muy difícil para definirle, pero todo depende del sujeto, para mí era significado de morir por los demás, en especial por aquella persona tan valiosa para mí, entonces es dar todo de ti sin miedo a quedarte sin nada- contestó el moreno con una gran sonrisa.

-Entonces yo llegué a amar- dijo el chico sin ninguna emoción.

-¿De qué cojones hablas muchacho?- preguntó Kazuo confundido.

-De que hay una persona a la cual yo cuidare con mi propia vida, ella es “una simple”, pero a pesar de eso, yo quiero tenerla a mi lado, estar con ella, ser una familia- contestó el chico con una imperceptible sonrisa.

-Para ello creo que debes tener en cuenta que ahora sus mundos son distintos, por lo tanto, no debes congeniar con alguien “simple”, a menos que ahora se vuelva una Xtar, ahí si te acepto que incluso hasta tengas hijos- contestó Kazuo con una gran sonrisa.

Este pensamiento produjo un sonrojo imperceptible, muy imperceptible, en su rostro.

-Bueno Kyoto Katekyo- dijo Kazuo levantándose de la piedra donde descansaban- mañana empieza tu entrenamiento, ya sabes, en tres días empieza tu prueba de fuego.

-Claro Kazuo-sensei, nos vemos mañana a las 5:00 a.m., ni un minuto más tarde- dijo Kyoto serio.

-Claro, aquí estaré- dijo la sombra desapareciendo.

Al día siguiente, Kyoto estaba sentado en la orilla del lago, esperando a Kazuo quien llegaba exactamente a la hora.

-Bueno muchacho, como te dije, empezamos con la práctica matutina, muy bien, a correr se ha dicho, ya sabes, 10 vueltas al lago- dijo el moreno mayor.

El chico empezó a correr, el lago era enorme, muy irregular y lleno de árboles, el chico empezó a correr por las ramas, los troncos, esquivar.

-¿Sensei, de que sirve correr?- preguntó molesto el chico.

-Para entrenar tu resistencia, tus reflejos y tu velocidad porque, aunque no te lo dije, puse pesos de 50 kilogramos, además que debes acabar a las 6:30- dijo escuetamente el moreno mayor.

La sorpresa de Kyoto fue nula, siguió corriendo por todo el lago para acabar a las 6 exactamente, luego se dedicó a hacer los ejercicios.

-Para mejorar tu fuerza, tu elasticidad, tu complexión y tus artes marciales, debes tener una buena condición física, esta clase de ejercicios te sirven mucho- dijo Kazuo mientras Kyoto acababa con las flexiones.

Ahora empezaron a practicar artes marciales, Kyoto aprendió demasiado rápido las posturas del Kung Fu, para aprender de igual forma las posturas básicas del Capoeira.

Al dar las 11:00 a.m., Kyoto entró a su cabaña y sacó alimentos como pescado, verduras, puso a freír las verduras y a saltear el pescado, para dedicarse a comer.

Después de la alimentación, Kyoto fue a donde Kazuo estaba meditando en la postura de la flor de Loto, de pronto, sus manos comenzaron a emanar energía color negro, la cual materializó en forma de murciélago.

-Haz lo mismo, cuando logre materializar tu aura, lograras manipularla a tu antojo.

Kyoto se sentó y se dispuso a meditar, al paso de media hora, un aura blanco y negro se formó en las palmas de Kyoto, para después tomar la forma de un dragón, Kazuo no lo podía creer, frente a sus ojos estaba el nuevo controlador del Atributo Yin-Yang, y el nuevo salvador del mundo.

-Oye Kyoto, despierta- dijo Kazuo al ver a su pupilo durmiendo.

-No soy Kyoto- contestó el chico con una voz profunda- no es este mi cuerpo, me llamo Katekyo Inverness.

-Katekyo-sama, no sabía que usted…- alcanzó a decir el moreno mayor a la voz.

-Descuida, este muchacho es especial- dijo aquella voz.

-Sí que lo es, solo espero que la oscuridad de su corazón no lo corrompa- dijo Kazuo con tristeza.

-Eso es tarea tuya, recuerda una cosa, eres mi hijo, y tú eres su padre, aunque él no lo sepa, estás preocupado- dijo la voz.

-Tienes razón padre, nunca debí dejarlo solo, nunca debí abandonarlo, han pasado 50 años, recuerdo la generación 5-dijo Kazuo con nostalgia.

-Bueno, te encargo a tu hijo, y espero no tenga que enterarse por las malas- dijo aquella voz antes de devolver la consciencia de Kyoto.

-Sensei, ¿qué atributo manejaré?- preguntó el chico ya de forma normal.

-El atributo Yin-Yang, con forma de dragón, muy poderosos por cierto, bueno, te explicaré tu atributo, es fuerte contra todos a excepción del divino, sin embargo, si no existe un balance total del cuerpo, si no hay una conexión espíritu-físico, será imposible manejarle, para ello debes saber cuál es tu misión en la vida, ahora muchacho, ve a descansar, por cierto, manejas también el atributo oscuridad y el atributo fuego, espero que mañana puedas manejarlos- dijo Kazuo con una gran sonrisa antes de desaparecer.


Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status