CAPÍTULO 51. MALENTENDIDOS

Me levanté temprano a realizar el desayuno, quería salir a buscar trabajo, pero Lola me persuadió de que era mejor ir a hasta algún departamento policial a buscar información sobre mi identidad y al final decidí tomarle la palabra.

La mañana fue transcurriendo y aún no me había atrevido a salir, me sentía un poco nervioso de lo que pudieran decirme, tenía esa leve sensación de que prefería no recordar. Cuando estaba a punto de salir, escuché que tocaban la puerta, me dirigí a la sala para abrirla, al hacerlo estaba un hombre un poco más bajo que yo cabello castaño claro y ojos azules. Fruncí el

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status