Share

Capítulo 28

Grecia

Mis costillas ya estaban casi completamente sanas. Con la ayuda del doctor Miller había sanado más rápido, Kendall había estado siempre a mi lado y Étienne también. Émile, por otro lado, no había venido a verme tan seguido. El francés dijo que estaba molesto con Keith y que al verme en el hospital se molestaba más.

-No tienes idea de cuánto me arrepiento de presentártelo- dice.

-No es tu culpa ni la suya que esté aquí- respondo.

En ese momento tocan la puerta, interrumpiendo nuestra conversación, abren la puerta y por ella entra Keith. Émile se pone de pie inmediatamente, pero Étienne lo sujeta de la mano. El rubio frunce el ceño al notar la mirada de su me

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status