Capítulo 20

Lucían pensó en poseerla como un maldito animal, y recordó lo que había hecho con Aliona y no se arriesgaría, pero eso no impediría hacerle ver como se sintió. Aceleró sus movimientos y se hundía con fuerza, Azul no tardó en iniciar a gemir, se sentía culpable porque ese día en la mañana había estado con Dmitry, pero era algo inevitable, su cuerpo, su corazón y sus pensamientos le pertenecían a lucían por mucho que ella intentara odiarlo, por mucho que él le hizo daño.

Lucían se movía sin control, pero no sentía placer, estaba dolido, destrozado y con su hombría por el piso, su mujer esa que él ama lo hizo sentir como nunca antes nadie lo hizo sentir. Tras dar unos cuantos empellones y verla como se revolvía por el placer se corrió, estaba enojado, muy enojado.

—Ahora no solo tienes los d
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status