Capítulo 24

Lágrimas, pechos oprimidos, conmoción, abrazos, miradas reconfortantes y sollozos de todas clases. Sentimientos a flor de piel, susurros inaudibles y corazones desenfrenados.

El lugar se llenó de gritos, gritos desenfrenados y alterados.

—Duele… por Dios duele…— gritó Blanca con desesperación, lloraba y quería morir en ese momento —sáquenlo… sáquenlo ya— Azul estaba al lado de su amiga, jamás la dejaba sola y menos en esos momentos que ella sabía perfectamente lo que se sentía. Dmitry miró a Azul y le guiñó, esta le sonrió, ese hombre no se había separado de ellas ni un solo minuto de esos 8 meses.

—Vamos Blanca, tranquila, respira. No puedes alterarte— Blanca le miró con ganas de matarlo, estaba adolorida.

—Entonces ven y pare por mí, no me pidas calma o te estrujo el pescuezo
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status