Capítulo 21

Después del tiroteo, el maldito Vladimir ingresó a la casa con Yoli y no pude hacer nada. Hubo bajas considerables de ambos lados y por un momento pensé que lastimarían a mi Pecosa ¿Ahora es mía? ¡Mierda!

— ¡Dyron! Vamos a curarte esa herida - estoy tan furioso que ni siquiera siento el ardor común del impacto.

— ¡Hay que sacarla de alli! Y rápido porque ese desgraciado va a hacerle daño - ladré a los hombres que tenía a los lados.

— ¡Tranquilo jefe la sacaremos de allí y a ese malnacido también! Aunque sea en pedazos - me grita Dick. Confío en él pero quiero sacarla yo y matarlo con mis propias manos.

— ¡Harold repórtate! ¡Maldita sea! ¿Dónde estás? - grité desesperado porque no me contesta.

&nbs

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status