Besos bajo la luna
Besos bajo la luna
Author: Jade F. C. J
1

Encontrarte fue la cosa más extraordinaria que me pudo haber pasado. Toda mi vida, mi ser, te pertenece. Soy tuya. Para siempre, JC.

                                               

     

Dicen que cuando encuentras a tu alma gemela, no lo sabes, lo sientes. Pero también se dice que nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Solía ser alguien que cuidaba mucho sus cosas. Tanto materiales como a personas. No creí que me dolería perderlo. Pensé que solo era una persona más que llegaba a mi vida: pasajera. Pero que terminaba enseñándote algo.

Yo experimenté muchas cosas con él: curiosidad, amor, deseo... a pesar de que lo amo, las cosas que empiezan siempre tienen que terminar.

Y esta no era la excepción.

Meses atrás cuando estaba curándome, conocí a una persona. Una persona que vino sin aviso, de repente, vino a poner mi vida de cabeza. Pero es algo bueno, estaba en una zona de confort en la cual me sentía cómoda y segura. Pero jamás podría vivir la vida y enfrentar mis miedos allí dentro.

Con él aprendí a salir poco a poco de ese lugar, fue paciente y aprecié eso.

Él me salvó.

Cuando una persona padece de ansiedad es muy difícil mantener cualquier tipo de relación, ya sea laboral como en la vida diaria. Sufro de TAG (trastorno de ansiedad generalizada) desde hace algunos años, no sabía qué lo padecía, hasta que un año atrás terminé en emergencia con taquicardias. Mi corazón estaba muy acelerado. Moria de miedo por dentro mientras que por fuera estaba como si nada pasara. Era buena aparentando estar bien, no me gustaba que las personas se preocuparan, en especial mi madre.

Sin embargo, me di cuenta de que era necesario que las cosas pasaran porque tenía que ordenar mi vida. Y eso hice. Creo. Aún lo hago...

En realidad no sé si logré hacerlo algún día.

Cuando pensaba que al fin estaba viviendo y siendo yo misma, cuando estaba tranquila, sin preocupaciones, por así decirlo, apareció él. No me había dado cuenta de que debió de aparecer dos años atrás pero decidí verlo hasta este momento ¿por qué? ¿Para qué?

«A veces no ves, que lo mejor que te ha pasado está allí, justo frente a ti»

Supongo que las cosas debieron pasar justo ahora, porque como un día te dije, JC, si hubieras aparecido antes no hubiera estado preparada.

En Abril del 2020 fue cuando se empezó todo.

JC: ¡Hola!

Tu primer mensaje. Un "hola" que cambió muchas cosas. Un "hola", JC, que siempre agradeceré que enviaras.

FA: Hola!!!

Te respondí.

No tardaste en preguntarme "cómo estás" y yo no tardé en responder. Fue una conversación normal, como toda conversación debe iniciar. Es decir, sabía que vivías cerca pero jamás me había detenido a pensar en ti o a mirarte. Estábamos tan cerca pero tan lejos al mismo tiempo. Y creo que eso era bueno. Además, en ese momento solo pensé que me hablabas para buscar algo o no sé qué. Pensé de todo, menos que estuvieras interesado en mi.

Seamos sinceros, no era tu tipo.

Eso todos lo sabían...

JC: Me pareció verte un día en la playa.

Quizás era cierto, pensé, siempre estaba caminando por la playa en las tardes, me resultaba relajante. Así que me describiste cómo andaba vestida ese día:

JC: Cabello corto, vestido negro.

FA: Sí, era yo.

Era muy entretenido conversar contigo, me parecías bastante agradable, y es que no pensaba mucho en un "nosotros" porque yo en ese momento estaba en "algo" con alguien. Y sé que sonará feo, pero cuando apareciste de alguna forma no quería dejar de hablarte. Era extraño ya que nunca antes habíamos hablado y ahora que conversábamos... no quería dejar de hacerlo.

Me preguntaste qué cuántos años creía que tendrías.

24, pensé, pero si tenías más no quería que me mal entendieras diciendo que quizás te miraba mayor o algo así. Pero no era el caso.

FA: ¿23?

JC: Es la primera vez que alguien le da exacto a mi edad.

Tengo 24.

¿Tu debes de tener 18-19?

FA: 20

Luego de eso vinieron las típicas preguntas de que que nos gusta hacer o lo que hacemos en nuestro tiempo libre. Te conté que me gusta mucho leer y escribir y casi de inmediato quisiste leer algo que haya escrito. Me ponía nerviosa que personas conocidas me leyeran. Solo tenía escritos un tanto... extraños. Así que te enseñé mi último proyecto "Rich" de misterio. En ese entonces había dejado a Rich en pausa.

Tenía meses de no escribir, no podía. Tenía bloqueos mentales. Primero quería preocuparme por mi salud y luego seguir con la escritura. Lo extrañaba, sí, pero había mucho tiempo para escribir.

Esa noche me preguntaste que si iba seguido a la playa, cuando te dije que sí vino la proposición de que si me gustaría platicar contigo ya que no hablabas con nadie.

Fue fácil responder que sí en ese momento. Al siguiente día diría que no pude así que te aburrirías y te alejarías. O eso esperaba que pasara.

Quedamos en vernos al día siguiente en la tarde, más sabía que no iría.

Pero muy en el fondo quería hacerlo.

No fui.

No pude.

En serio quise, lo intenté... de verdad que lo intenté.

Perdón...

JC: Te perdiste.

Me dijiste.

JC: Quedé esperando tu mensaje... incluso estuve allá.

Lo sé, lo sentía mucho. Es solo que tengo esta cosa llamada inseguridad que no me deja vivir.

No te enojaste, lo cual me sorprendió un poco. Seguiste allí, querías conocerme ¿por qué a mi?

JC: Solo me pareces alguien interesante. Alguien que puede ofrecer una buena plática o quizás conocer cosas nuevas en una persona diferente a las personas comunes.

¿Soy diferente?, pensé; pero me sentía bien platicando contigo. Me sentía conectada de alguna forma. Solo seremos amigos, me dije, ¿que hay de malo en eso? Así que acepté que nos conociéramos más. Fue lo mejor que pude hacer la verdad.

Me pediste mi número, así que te lo di sin dudarlo.

Cuando empecé a conocer a JC, sinceramente perdí el interés por los demás. Mi mundo empezó a girar solo entorno a él. Y eso me asustó muchísimo.

De inmediato notaste que era tímida. Tenías razón. Me aterran las cosas que no puedo controlar así que me alejo de ellas. Era bastante insegura de mí misma pero estaba trabajando en ello porque quería estar bien por mi, sin medicamentos ni nada. Por eso dejé de tomar anti depresivos, sabía que me volvería "adicta" porque me hacían sentir bien, pero quería sentirme bien por mi misma así que los dejé.

Mientras más nos conocíamos, más confianza te tenía, incluso me enviaste la foto de una pulsera que habías hecho. Era verde con negra. Me gustó. Pero ese día me preguntaste si me podías ver.

¡Dios! También quería. Pero te dije que no y me sentí demasiado mal por eso.

Pero lo que respondiste fue:

JC: Supuse que dirías que no.

Ese día me llamaste por teléfono pero no tenía tu número registrado así que no contesté.

FA: Hola.

Te escribí al WhatsApp.

JC: Hola!!

Respondiste.

FA: ¿Quién eres?

No sabía que eras tu, JC.

JC: Pensé que fácil darías conmigo.

Así que hice memoria, y me viniste a la mente. No le había dado mi número a nadie más, eras al único.

FA: Perdón, no acostumbro a contestar llamadas de números desconocidos.

JC: Pero ahora ya no es desconocido, ¿ahora sí recibirás una llamada?

FA: Sí, eso creo.

JC: Ayer dijiste que eras insegura, puedo notar eso, ¿a qué se debe?

Y fue donde dudé en si contarte mis problemas, pero de alguna forma me dabas confianza, así que lo hice.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status