Capítulo VIII

Narra caían 

Veía a mí luna de reojo, su despedida fue algo incómodo. Se notaba que había una tención entre su padre, la manada y ella.

—Espero que te guste nuestra comunidad—le dije para hacerle platica.

—Si por supuesto—dijo observando la ventana.

Quería hablar más con ella, pero no sabía que más decirle, sentía que  me alejaba.

Minutos después llegamos a la  manada, bajemos del auto. Los lobos comenzaron a bajar la carga de alimentos, los omegas se hicieron presentes para guardarla y preparar la ración de está noche. Debía también hacer la presentación oficial de Zafiro como mí mate ante todos,  generalmente se hacía con una fiesta de bienvenida, pero no podíamos utilizar la comida que habíamos traído para la celebración, porque nos quedaríam

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status