Endless Love
Endless Love
Author: Gabriela
1

Ahí estaba yo, diciendo hola a NY. Había arribado el avión a las 10 AM horario de Argentina. Mi hermana, Eva, me había recogido en el aeropuerto, junto con Alex, su futuro marido y Joe, mi pequeño y hermoso sobrino de 1 mes de vida. No sabía como explicar la sensación de felicidad que invadía mi cuerpo. La casa de mi hermana era hermosa, que decir hermosa, era increíble. En casa no vivíamos mal, sin dudas no teníamos este lujo. Luego de contarnos absolutamente todo sobre nuestras vidas, Eva me llevo hacia mi nueva universidad. Iba a estudiar medicina, siempre había soñado con estudiar la brillante carrera de medicina en alguna universidad de NY. Gracias a algunos contactos de Alex, pude entrar a una de las mejores universidades de la ciudad, la West university. Por lo que sabia, gente de alto estatus estudiaba en esta universidad. Claro estaba que yo no lo tenia, los primeros meses iban a ser costeados por mi hermana, yo me había jurado que conseguiría un empleo a medio tiempo y asi poder pagarlo.

El lugar en donde iba a vivir estaba dentro del campus, no quería ir fuera de la universidad, no conocía absolutamente nada, todo era nuevo para mi. Al llegar lugar en el que iba a residir, me sorprendió. Era una habitación increíble, había dos camas, una de ellas estaba ocupada por mi nueva compañera, quien aún no conocía. Lo único que sabía de ella era que su nombre era Megan Dexson. al dejar mis cosas en la cama que se encontraba vacia,  suspire. estaba en el lugar que siempre había deseado,.anotada en la carrera de mis sueños... ¿ qué podía salir mal? por un momento me senti con panico, todo es genial cuando lo idealizas en tu cabeza, cuando planeas cada situaciòn y momento... todo se pone a poner un poco enfermo cuando se hace realidad y te encuentras sola, en una habitaciòn. 

mis pensamientos fueron interrumpidos cuando del otro lado del pasillo se escucharon gritos, gritos fuertes, provenian de una mujer, al parecer alterada.

"Que te vayas a la mierda,.idiota" al escuchar la oración la puerta de mi nueva habitación, quien cabe destacar muy resistente, se abrio y  cerro de golpe. fueron solo dos instantes, mi cuerpo quedo inmovil en donde me encontraba, sentada en mi nueva habitacion. No habìa querido tocar nada debido a que estaba esperando que, mi compañera, quien parecia ser la enfurecida, llegara. 

ante mi quedo una rubia de 1,60 de alto con una melena despeinada y ojos llorosos. sus ojos se clavaron en mi y un grito aturdido salio de su garganta. al parecer, la había asustado. 

-¿pero que demonios?

exclamó Megan y yo sonrei en modo de disculpas. esta se había llevado la mano al  corazon tratando de  contoner su pulso en orden. a pesar de su ceño fruncido y su cara de pocos amigos, en el fondo se veìan unos ojos dulces de color azul. 

-¿estás bien?-

no era una persona muy sociable, me costaba hacer amigos y todo lo que tenga que ver con el mundo exterior, sabìa que iba a tener que compartarme con ella, iba a pasar el resto de mis años, y dias. 

-mierda si, ¿eres Lina, la.chica nueva?

yo asenti en modo de respuesta y me levante de donde me encontraba. estendi la mano y la estrecho. En ese momento me estudio por completo, como si con solo mirarme pudiera saber todo de mi, lo que me puso un poco nerviosa a decir verdad. 

nunca había sido una persona de muchas amistades. cuando iba al instituto Tenia muy pocos amigos. los hombres siempre me acosaban, las mujeres eran algo desagradables y siempre estaban buscando popularidad o reconocimiento. siempre supe que iba a viajar a estados unidos, cuando mi hermana se instalo en NY, todo era perfecto, al cabo de un tiempo nos enteramos que estaba en una relacion con Alex, fue realmente un caos para mis padres, Eva siempre habìa sido una chica reservada y discreta, cuando papà supo que era su jefe, dio el grito al cielo.. al cabo de un tiempo todos comenzamos a tener charlas via skype, he cuidado mucho de mi hermana a la distancia. Cuando el pequeño bebè llego, todos fuimos mas que felices. 

- Soy lina, ¿tu debes de ser Megan?- 

Ella asintio y se desplomo en su cama, toda la habitacion estaba pulcramente ordenada. ella parecìa ser lo mas ordenado que yo habìa conocido. en los estantes habìa libros, libros de toda clase de autores y al parecer era muy estudiosa. No querìa utilizar la palabra "nerd", pero era una buena palabra para definirla. Quiero decir, tampoco era malo, yo tambien me consideraba una. 

-Si soy megan, lamento lo de recien, un idiota que se cree imponoorta me vive hostigando.nte

Ella seco sus lagrimas tras sus lentes, parecia una chica realmente dulce  aostaba por una linda amistad.

-¿por què no lo hablas con el director? 

ella carcajeo al escucharme y yo no entendí el por qué.

-Mira Lina, aquí no existen los rectores. aqui eres tú contra el mundo. hay fraternidades, las fraternidades son lo mas estupido que existe en el mundo de las universidades. se emborrachan, se drogan, tienen relaciones sin protección. Son todo lo que esta mal. las mujeres que integran estos lugares son unas zorras, pueden arrancarte los ojos si miras a algunos de los idiotas sexys de esos lugares. aquí,  lo que debes hacer, es estudiar. esta universidad es una jodida mafia. se matan entre todos, se golpean por dinero, vendes estupefacientes. murieron por sobredosis algunos chicos también. 

ella negó con su cabeza y un escalofrío corrio por todo mi cuerpo. No podía creer lo que ella estaba diciendo. sabía que existían las fraternidades pero jamás estos tiempos de violentos. cuándo vi la universidad en las redes, era lo mas rosa del jodido mundo... al parecer estaba confundida. 

el resto del dia paso volando. Megan cursaba todo el dia, en otros horarios libres iba a la biblioteca. me había dicho que tenia un grupo de lectura,  en algún momento me gustaría sumarme. en lo que quedo de mi, ordene la habitación colocando cada pertenencia mia en su lugar. me encantaba vestir bien, tenia faldas, vestidos, sueters, gorros, pilusos, zapatos. mi hermana me había comprado toda una linea de ropa para comenzar la universidad. al cabo de terminar y ver todo en orden suspire. 

aproveche el rato a solas para hablar con mi madre, le comente que estaba todo genial y que había visto a Eva. ella y mi padre lloraron en el telefono,  yo era su pequeña. 

luego de darme una ducha, si la habitación tenia una ducha increíble. por lo que Megan me había dicho, no todas las habitaciones tenían ducha. había un vestuario donde todos podían  ducharse. me parecia algo peligroso por lo que ella me había contado y desagradable tambien.

luego de ducharme , alistar mi ropa para el dia siguiente,  cene pizza que había traído Megan horas antes y dormí, como un tronco a decir verdad. 

Martes. 6:50 am.

observé mi  cuerpo en el espejo, sonreí. llevaba un vestrid color azul cielo y mi pelo caía suelto por mi espalda. antes era muy crítica de los colores que me ponía. soy morena, mi cabello es castaño claro y mis ojos grises, si grises. siempre me dicen lo expresivo que son debido al color. luego de observar una vez mas mi imagen, mire a Megan roncar y sonreí tomando mi mochila. hoy era el primer día donde iba a salir al mundo de la universidad. me duche en perfume y salí. el perfume atrae buenas vibras. mi madre dice que, siempre que estes tristes o sientas que hay malas energias, te pongas perfume. realmente funciona.

salí de la habitación. todo el lugar me parecía increíble. las habitaciones se encontraban del otro lado de donde se dictaban las clases. para llegar a cada clase, había contando una distancia de 8 minutos. si paraba para comprar un café.. en 12 minutos estaría en mi clase de anatomía 1. 

al llegar a la cafetería, el lugar se encontraba repleto. me sorprendió ver un espacio tan grande, era como un gran comedor, como en las peliculas. era una jodida universidad de pelicula. De esas en las que vas caminando, te ponen el pie y tropiezas. 

en estos momentos no tenía tiempo ni con quien tomar un café, por lo que decidí comprar uno para llevar. mientras esperaba me sorprendio una increíble carcajada a la derecha de donde me encontraba. Era de esas carcajadas que te hacen reir sin saber de que estan hablando. lleve mi mirada hacía el dueno3de la carcajada y me sorprendió lo que vi. Era una especie de Troy bolton de la universidad. su cabello era oscuro y sus ojos verdes. unos rizos se perdían por su cabello corto y su sonrisa era tan increíble como su risa. mi boca quiso caer ante tanta belleza. por mi ciudad no había esta clase de chicos. Al parecer al muchacho le importaba muy poxo ser el centro de atención, por que si, no solo yo estaba mirando sonreír y como en sus mejillas se formaban unos oyuelos que querias tocar.

al parecer era alguien sociable. se encontraba en el centro de una mesa rodeado de unas 10 personas. todos miraban y escuchaban atentamente lo que el estaba relatando. Al observar su entorno quise reir. era el claro ejemplo del chico popular, a su lado estaba una rubia con un aspecto de chica caliente. su brazo estaba por encima de el y al parecer se veían muy comodos.

-señorita su café.- 

salte al escuchar el grito. demonios. todos voltearon a verme en el momento que el grito innecesario de la simpática vendedora retumbo en sus oidos. tomando el café en una mano y los libros en la otra, camine hacía la salida. por un instante divise la habitación y si, todos estaban siguiendo mi camino, al igual que él. 

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status