Share

EL OERFANATO (SEGUNDA PARTE)

Daniel tardo menos tiempo en llegar al lugar, al entrar se dio cuenta que su hermana le había tendido una trampa. Cuando estaba a punto de darse la vuelta y marcharse,  la Sr. Ángela Shu, quien era la directora del orfanato, lo detuvo al preguntarle si necesitaba ayuda con algo. 

El a regaña dientes no tuvo más remedio que quedarse y hablar con ella, pasaron a su oficina y hablaron de unos cuantos temas y de cómo hacer las donaciones y cómo poder proporcionar más ayuda.

 Mientras él estaba charlando, las chicas iban llegando.

 En cuanto llegaron a la entrada Sara lanzo una rápida mirada a los coches que estaban cerca de allí, y sí estaba el de su hermano. Tomo el brazo de Brit y camino hacia dentro, como si conociera el lugar de toda la vida. Brit la condujo al patio donde estaban los niños.

Una de las maestras miro hacia la entrada del patio y reconoció a Brit de un vistazo.

-Srta. Su, un placer volver a verla.

-¡Hola, maestra! Aquí traigo una nueva amiga.

-Todas tus amigas aquí son bienvenidas, ¿cómo te llamas ¡pequeña!?

-¡Hola! Mi nombre es Sara.

-Un placer bonita, y ¿A qué te dedicas? Si se puede saber.

-Soy fotógrafa y me gusta mucho la informática.

-¡Muy bien! Buena profesión la fotografía, si alguna vez nos hace falta te podríamos contratar.

-Solo tienen que llamarme y aquí estaré y si no puedo mandare a alguien y no hace falta pagar.

-Eso me gusta. A Brit la respuesta de Sara la lleno de satisfacción. Lo que el orfanato necesitaba eran personas que pudieran tender la mano.

 En ese momento se acerco una niña de 4 años y se arrojo a los brazos de Brit diciendo ¡Hola tía! tiempo sin verte. ¡Hola bebé! Brit la levanto y le dio un beso en la mejilla. Al tiempo salieron la directora y Daniel, la maestra se despidió de ellos y fue hacer tareas pendientes. Brit pensó que Daniel era  algo extraño. No habló mucho solo saludo con un asentimiento de cabeza. Mientras el miraba a Brit, ella miraba a Sara. Como pidiendo una explicación de por qué él estaba allí, al no obtener respuesta paso de preguntar, ya que era su pareja.

 Cuando él vio a la niña en sus brazos, sus ojos se llenaron de ternura, Sara no perdió ni un solo detalle de su hermano.

 Daniel escuchó a Brit y a la directora hablar: “Como ya le había dicho, en la tarde de hoy vendrán los suministros y las donaciones de Francia y la próxima semana tendremos las de Inglaterra y Shanghái.

 Al escuchar esto Sara y Daniel se sorprendieron, no pensaban que Brit se involucra tanto con el bien social, esto llamo mucho la atención de ambos.

Sara fue la primera en hablar, “Brit crees que yo pueda ayudar también, nunca me avía imaginado que pudiera hacer algo como esto”. Brit sentía que Sara se parecía cada vez más a ella.

 Daniel también se hizo eco y se unió a la labor de Brit, ¿cree que pueda cooperar con usted? ¡Señorita!

“En toda labor que sea para ayudar, todos pueden cooperar” Brit dijo.

A Daniel esta chica le llamaba cada vez más la atención, lo único malo por el momento era su amiga, que menos mal no vino. El estaba pensando en cómo tratar de acercarse a ella y gracias a su hermana podía conseguirlo, en ese momento la miró con unos ojos llenos de cariño, pues le estaba muy agradecido.

Brit vio esta mirada y no entendía. Si quería a Sara, porque intentaba coquetear con ella, o Sara era muy inocente y no se daba cuenta o simplemente sabía que él era un playboy.

Coni comento,” mientras más mejor” Brit solía venir al país solo una vez al año, ahora se quedara un poco más de tiempo, podrán colaborar juntos.

Ella miró al chico y a Sara, pensó que hacían una  hermosa pareja, Sara pensaba lo mismo pero de Brit y su hermano, por eso se propuso unirlos.

Daniel, convenció a Brit para tener una reunión de negocios, ella pregunto a Sara si le parecía bien, Sara encantada dijo que sí y que Brit concertara el día. Ella pensó que su hermano no era tan malo para buscar excusas después de todo, porque la reunión  como excusa no es de las peores. Ella tenía sus planes para esa reunión, le pidió el número de teléfono a Coni, solo para que el encuentro sea de dos personas, no de cuatro. Solo de pensarlo sonrió por lo bajo.

La directora sonreía de oreja a oreja, estaba feliz de ver a la juventud involucrarse en proyectos de  beneficencia. Ella ha estado en el orfanato desde  hace más de 25 años y jamás conoció a una persona como Brit.

Brit quería saber, si tenían alguna información de la Sra. Chen. Y pregunto sin más, no le importo que Daniel estuviera delante. El chico sentía mucha curiosidad de lo que hablaban y presto toda su atención.

La directora, le pidió a Brit que la siguiera hasta su oficina y allí le entrego un número de teléfono de alguien que podría conocer a la Sra. Chen. Esta era la primera pista que recibía en 10 años.

Mientras tanto en el jardín, “Daniel le pidió a Sara que preguntara a Brit la información que le dio la directora”. Ella sabía que aunque el disimulara se preocupaba por Brit.

Coni pregunto a los niños si querían pasteles, estos obvió todos estuvieron de acuerdo. Le pidió a Sara si la podía acompañar a la pastelería.

Sara le guiño un ojo a Daniel y este puso los ojos en blanco, ante ese gesto Sara le saco la lengua con cara de enfado.

Las chicas marcharon a por los pasteles y Brit salía sin la directora, ella salió totalmente distraída, mirando y sujetando firmemente el trozo de papel.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status