capitulo 1

https://www.youtube.com/watch?v=uZC1jCvi_sk&feature=youtu.be Trailer. 

si no deseas ir, puedo ir yo- murmure por cuarta vez en lo que iba de la tarde. ¿ Acaso eran tan complicado ?me pregunte mientras limaba mis uñas, las cuales daba la vida y miraba a una de mis mejores amigas, "Margaret Zuker" lloriquear en el espejo, observaba su figura con total desagrado, como si su 1,70 y piernas de infarto no estuvieran a la vista, como si la alimentación y las horas de gimnasio no dieran frutos. Me levante y fui a su lado. copié su inocente y juzgadora mirada y observe mi cuerpo. Mi cabello era colorado, natural de nacimiento y eso hacía que fuera una de las favoritas en la industria del mundo de las Scort. Mi altura no pasaba del 1,67 y mis curvas eran pronunciadas. Desde que tengo uso de razón Charly nos habia matado en el gimnasio.

Charly era el tutor mas arisco e hijo de puta que había conocido. Era como un padre. A veces agradecía a dios por el privilegio que el me daba. Algo tan valioso como mi cuerpo. Al nombrar la palabra Scort, uno puede imaginar infinidades de situaciones y palabras. ¿puta?. me lo han dicho mas veces que gracias. Lo que nadie se imagina es que mi cuerpo era totalmente virgen.  Nadie había estado dentro de mi y jamás un hombre había pagado por sexo  conmigo. Era la única que había crecido con tan solo 6 años en la mansión,  junto con Charly, luego fueron llegando Magda y las demas chicas, hoy somos una familia. El sexo fue una elección,  nuestro trabajo es acompañante privada.. fiestas, clubes, casamientos, negocios. Todo era pagado y recibíamos una comisión. Ha pesar de mi educación,  jamás me imagine haciendo otra cosa. 

Era viernes,  los viernes en donde la agenda estaba ocupada como la mierda y todas debíamos estar tan listas como maestra al comenzar el semestre. Cuándo los clientes iban a la oficina de Charly, el les presentaba un libreto con nuestras fotos, ellos elegían a quienes querían y todos felices. En mi situación era totalmente diferente, cuando a Charly le confirmaban que solo querían una dama de compañía, yo asistía. Ellos brindaban el estilo de ropa, peinado y joyas. Eramos todo lo que deseaban. 

Esta noche, debía asistir a una fiesta, era una reunión de pareja y según Charly, mi pareja de esta noche no había podido conseguir acompañante. Reí al escuchar las palabras de mi jefe. Solo imaginar que no había podido conseguir una pareja, me recordaba a las fiestas de fin de curso cuando nadie quería asistir contigo. Era de suerte encontrar tipos lindos, la mayoría eran niños pijos de mamá. 

Me encontraba envuelta en una bata de seda, mi habitación era tan grande que tenia un vestidor como un departamento en el centro de NY y estaba repleto. Lo que mas me gustaba hacer era aceptar regalos y comprar ropa. Tome la carta de mi cliente y observe los requisitos.

el vestido debe de ser el que te he enviado.

tu pelo debe estar recogido.

no te coloques perfume por ninguna circunstancia, soy alérgico.

recuerda ser educada.

Acaba de confirmar el protocolo de "niño pijo y mamá ". sin embargo estaba pagando miles de dolares, iba a ser su niña hoy.

Tome el vestido de su funda y lo saque. mi boca calló al verlo. Un vestido de noche estaba en frente de mi. negro, la espalda era tan escotada que estaba segura que mi culo poda verse desde aqui dentro. Lo coloque sobre la cama y me retire la bata, me lo coloque y admire mi cuerpo en el espejo. Hermoso. Era tan hermoso que quería casarme con el. Se ajustaba perfecto a mis curvas. Tome mi cabello el cual contiene ondas y lo eleve. Estaba haciendo el trabajo duro cuando Margaret y Lisa, mis dos mejores amigas aqui, entraron. Las dos chillaron al verme. 

-Demonios , el negro te queda tan bien!- las dos se colocaron detras de mi y comenzaron a ajustar mi cabello. Lo elevaron en un moño alto y este quedo espectacular en el centro de mi cabeza. sonreí al verme. 

-este tipo se va a caer de culo amiga, quisiera estar ahi cuando entres y luego sepa que no dejas que te cojan- Margaret reacciono dándole un golpe a mi amiga la cual se quejo.

-Ella lo hara cuando mejor lo parezca,  con el indicado. No tienes que presionarla, sabrás cuando tendra que pasar.-  rei. Magui era tan dulce como todo en ella. Mi amiga había perdido su virginidad brutalmente y siempre teníamos la charla del indicado. 

Luego de seguir charlando un poco mas, las dos se fueron, tenian trabajo que hacer. mire mi rostro, había colocado base y labial color carmesí, como el había pedido. estaba por ir por el perfume cuando recorde que no podía colocarme perfume, bufé. Al salir de la mansión,  un auto estaba esperando por mí, era un chofer. 

-¿Señorita Denovan?- pregunto y asintió hacia mi. sonreí y asentí. 

-la misma.-confirme y subi al auto. Era tan lujoso que sabía que estaba en grandes ligas esta noche. 

El trayecto en auto duro 15 minutos. Llegamos al hotel en donde se celebraban las fiestas mas aburridas de la historia. Al parecer era una gran fiesta, todo el mundo estaba entrando. estaba sola, no conocía al tipo el cual tenía que acompañar. todas las noches o las noches en las que me tocaba trabajar, era una incognita el saber con quien me iba a encontrar. 

-¿donde se supone que esta tu jefe?-  murmure a la vez que estacionabamos en la entrada.-

-El señor Colton la esta esperando señorita,  puede bajar. - 

al escuchar ese nombre sonó en mi cabeza.  ¿ Colton?. Al esperar que el chofer abra la puerta, retoque mi labial. Una vez tomando su mano, salí del auto. Mi cuerpo era totalmente controlado por la sensualidad y clase que había aprendido por mas de 10 años. Podía captar la atención de cualquiera en el lugar. Acercandome a la entrada,  vi como un hombre se acercaba hacia donde me encontraba. mi cuerpo se sintió pesado ante la feroz mirada que estaba recibiendo. Lo conocía,  claro que lo conocía,  era el mismisimo Colton Ravis, de los hermanos Ravis. Cameron Ravis y Sad Ravis eran los hermanos que todas comentaban en la mansión. Margaret estaba enamorada perdidamente de Sad, el cual solo pagaba su servicio. Había escuchado sobre el, lo había visto en las noticias, eran millonarios con una firma de abogados increible y una linea de ropa de moda tan lujosa que te asombraban los precios que cada una poseian. 

Sus ojos azules conectaron con los mios y me estremeci. 1,90 de altura y un cuerpo tallado a mano venía hacía mi. sus facciones estaban tan bien marcadas como su piel afeitada. Quise suspirar al ver que una mueca amistosa se formaba en sus labios. fingida, era fingida,  notaba el deseo en sus ojos. note su cabello, me nombraba fan de los cabellos, sin embargo el tenia poco pelo, nivel rapado y su color era rubio. increible pense, todo no termino alli, tenia tatuajes, podía ver un tatuaje salir sobre su camisa sin corbata.. wowo pense, chico rudo, su mano mostraba una red, no parecía a la de una araña, sin embargo era una.

¿como un tipo como el, pedía a una scort?, en ese momento me pregunte si Charly había aclarado que no era una puta. Era una acompañante. ¿acaso deseaba que no lo haya aclaro? mis pensamientos se borraron cuando llego a mi, llego a mi  rapido y decidido.

-Catie denovan, Colton Ravis, un gusto conocerte al fin, Angel.- su voz era gruesa, quede hipnotizada antes sus ojos y al escucharlo llamarme "angel", nunca nadie lo habìa hecho, me senti... extraña, como si su apodo me hubiera encantado. Trate de ser lo mas natural y desinterada posible.  

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status