capitulo 5

mire a mi mejor amiga y mis cejas se arrugaron insconcientemente. era increible como debía estar totalmente pulcra las 24 horas del día.. Ibamos a ir al centro comercial, yo traía una camiseta negra larga y un jean claro, que las roturas dejaban ver basicamente todas mis piernas. En cambio, mi mejor amiga traía un vestido color negro al cuerpo de esos que no dejaban nada a la imaginacion, un día domingo, a las 3 de la tarde. Sonrei, amaba su forma de amarse, quiero decir, todos debemos amarnos, como somos, valemos millones y algunos no sabemos aprecionarnos. Una vez Charly nos dijo,,, "primero debes amarte, para poder comenzar a ver las cosas lindas de la vida". tenia tanta razón. 

Llegamos al Centro comercial, era domingo, el lugar estaba explotado y todo el mundo andaba haciendo compras. Nosotras tomabamos el comprar ropa como cualquier terapia. ¿quien necesita un psicologo cuando tienes ropa?. eso era una pregunta interesante. Sonrei al ver las tiendas, las amaba, era como ver el sol en las mañanas. Comenzamos a entrar a varías, debía de comprar ropa de distintos colores, no sabía con que podían salir mis clientes a la hora de comprar. Lo que mas le interesaba a Magui era la ropa interior. modelaba ropa interior una vez en la semana en la zona del centro comercial de Victoria Secret. Me hacía comprar ropa interior de encaje, con ligas, con todo tipo de cosas que solo las veia yo, en mi espejo. Ella decía que debía estar preparada en cada momento y ocasion, que el día que algo sucede no podía salir corriendo a comprar un conjunto de ropar interior. A decir verdad, tenía razon. 

Nuestros brazos no nos funcionaban para comprar todo lo que necesitabamos. Sin embargo era increble. escuche mi nombre a lo lejos, al darme vuelta, mi corazón dio un vuelco y mi cuerpo se sentio blando, era una gelatina cuando mi vista se deposito en Colton Ravis. Traía un traje de tres piezas un DOMINGO. ¿quien demonios lleva un traje un domingo?. Eso no fue todo, iba con la chica que saludo como su hermana, al verlos caminar a la par, divise lo parecido que ambos eran. El se acerco a mi. 

- Buenos días señoritas, Catie. - asintio hacía mi, y yo hice el mismo gesto. En ese momento me pregunte por qué demonios me saludo, por que tuvo que llevarnos a la situación de hacernos chocar frente a frente, con su hermana, con Magui aqui. Demonios Señor Ravis. Que hermoso era el condenado. no podía entenderlo. Sus ojos eran tan intensos. Vieron cuando alguien usa esa expesion de "hablas con la mirada" bueno, el era una de las personas que podía decirte todo con solo mirarte. 

- ¿ por qué tanto formalismo?, estoy segura que te la follaste- el momento fue mas incomodo de que como ustedes se lo imaginan. Fue mas incomodo de lo que creen que alguien puede ponerse, yo pase de ser blanca como la misma leche a ser algo rojo, como mi cabello, el cual era natural y dejaba en evidencia como mi piel se había puesto. 

- Rose.- la voz de Colton salio tan incomoda como yo me sentía en esos momentos. 

- Creo que eso es algo que no te incumbe.-  mi querida mejor amiga al rascate me hizo querer sonreír. La Expresion de su hermana fue tan negativa, que sus ojos escupian fuego. La observe era realmente hermosa y parecida a Colton. Ella acomodo su cabello y bufo, como si le hubiera desagradado el comentario totalmente. 

- Creo que es momento de irnos, un placer verlo señor Ravis.- murmure y el amago a decir algo, sin embargo hizo silencio y todos continuamos nuestro camino. 

- Jodida Zorra, si supiera que me follo a su hermano no estaría tan arrogante- murmuro y yo reí.- Demonios Cat, el te miraba como si quisiera terminar de romperte el jean o algo parecido- las dos reimos y entramos a comprar un jugo. 

- No entiendo por qué nos puso en esa situacion incomoda quiero decir, realmente era necesario gritarme de media cuadra de distancia- negue y tome mi jugo. Pagamos y salimos de la tienda. 

- yo creo que lo emociono el hecho de verte. Quiero decir, quiere expandir tus horizontes amiga - reí, no podía ser de ninguna manera. me sonroje al instante en solo pensar en el y yo en algo sexual. 

- Deja de pensar cosas chanchas en tu cabeza- las dos reimos y continuamos con las compras. 

otra noche seguida que me dormía pensando en Colton ravis. la noche anterior había pensando que no volvería a verlo, sin embargo me sorprendi a mi misma emocionandome al verlo esta tarde. Que significaba cada movimiento de un hombre como el, en mi experiencia, solo una cosa, sexo. 

El hecho de que así sea me desorientaba un poco, la mayoría de las veces no me llamaba en lo absoluto el hecho de tener algo en comun con estos hombres, ahora mismo me encontraba deseando volver a verlo. 

Lunes.

Los lunes era un día en donde comenzaba la semana. En la mansion, se desayunaba y todas debiamos entrenar, eran dos horas diarías, ni mas, ni menos. Tomo mi bolso y baje toda mi ropa me decía amas el deporte. Magui se encontraba desayunando junto con Nora. Nora era la mas arisca de todas las chicas, tenia un nivel de clientes altos y nadie era mejor que ella, en su mente. 

-¿ vienes al gimnasion?- mire a Magui, quien comía una medialuna sin culpa. Ella elevo su rostro y me observo. 

- No, ire mas tarde- asentí hacía ella y tomando una manzana, salí hacia donde se encontraba el chofer. 

- Buenos días Nuls- salude a nuestro chofer de toda la vida, el me vio crecer. 

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status