Share

Capitulo XVIII Rescate

—Es mentira.

—Es la pura verdad. Me costó creerlo. Le dijo dando un sorbo a su copa con vino. –Ella le confesó la verdad al mortal por amarlo, y él la asesino después de haber obtenido de ella lo que quería.

—MENTIRA. Le espeto. – ¿Como podrías saber eso?

—Es lo que cuentan los ancianos. Es la única manera de matar a alguien como tú. Además, no te has puesto a pensar en algo, ¿Por qué crees que me encargue de tu amante Eduard?

¿Qué? Eso no podía ser cierto… Le faltaba aire para

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status