Capítulo LXXIX La Entrega

Tomo del cuello al hombre elevándolo en lo alto, lo acerco hasta la ventana cual rayos del amanecer amenazaban con salir. Aarón vio las intenciones del chico y tomo su brazo con fuerza. Pero estaba tan débil que no tenía la fortaleza de siquiera empujarlo.

—Veras tu primer amanecer. 

—¡Eres un asesino chico! Sonrió.

La luz se hizo más fuerte llegando el cuerpo de Aarón cual comenzaba a volverse cenizas. Era como un cigarrillo encendido, esparciendo cenizas al viento. Cuando todo el cuerpo desapareció entre sus manos, Axel se sacudió las manos respirando con normalidad. Escucho pasos a sus espaldas y giro.

—Hijo, ¿estás bien? Eduard con cautela pregunto.

—Si padre.

—¡Oh! Has regresado a tu estado normal.

—Así parece.

—Tu madre está afuera muerta del susto.

—Y ¿Vannesa?

—En su habitación con Vince.

—Ent

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status