CAPÍTULO 4. HOMBRE DESPIADADO

Kerry movió negativamente la cabeza mientras pensaba que definitivamente la joven era una fresca —¡Qué descarada es esta mujer! —Exclamó en voz alta— ¡Y así dicen que es muy aplicada! Solo eso me faltaba que ella viniera a convertir mi oficina en su dormitorio, ¿Acaso nadie le ha enseñado que eso no debe hacerse? ¿Cómo puede ser tan torpe? Pero voy a darle una lección para que sepa que acá no se viene a dormir.

Caminó hacia el área de la cocina, tomó un vaso, le agregó hielo y después lo llenó del dispensador de agua fría y se dirigió nuevamente al lugar donde estab

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status