Capítulo 10

Había transcurrido una hora desde que Lucas y Edyl habían llegado a la casa donde permanecerían escondidos hasta la noche. El hambre empezaba a hacer acto de presencia una vez que la adrenalina y el nerviosismo del momento habían ido disminuyendo hasta casi evaporarse.

—Edyl, creo haber visto una pequeña tienda cuando veníamos hacia aquí. Está a final de la calle, ¿Llevas dinero para acercarme y comprar algo? Me muero de hambre.

—Si, yo también estoy hambriento, y estoy aburrido de estar aquí sentado sin hacer nada —Le tendió un billete de cincuenta dólares y se tumbó en el polvoriento sofá—. Avísame cuando vuelvas, y trae cerveza. Me muero por una.

Salió de la casa mirando a cada pequeña esquina donde pudieran estar observando. Edyl podría tener razón y allí estarían a salvo, al menos de la policía, pero no por ello podía permitirse bajar la guardia ni un solo segundo.

Caminó despacio, sin prisa. No había nadie en la calle, y eso le tranquilizó. Después

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status