EL JEFE

Adam

Que chica para problemática, ya ha intentado escapar dos veces, no me quiero ni imaginar lo que hubiera pasado si lo lograba, si supiera que nosotros solamente no la buscamos.

Me bebo mi cuarta cerveza y fumo un cigarrillo mientras espero a la recepcionista, no puedo despreciar un polvo gratis, al menos no pienso pagar.

—Hola cariño ¿me esperaste mucho rato? — se acerca de manera coqueta por mi espalda

—Has que valga la pena — volteo, la abrazo de la cintura y la pego a mi — vamos a un sitio más cómodo 

—Claro cariño, acá tengo las llaves — entramos a una de las habitaciones vacías, le saco la ropa y la tiro a la cama, mientras entro y salgo de ella no puedo dejar de pensar en Gia, sus curvas, el movimiento de su pelo castaño largo, y sus ojos color miel, la forma como se trata de imponer muy diferente a las otras, me vengo pensando el ella.

Salgo de la habitación y la dejo acostada, me llama, pero ya no me interesa, ya tuve lo que quería.

Me tomo un par de cervezas más y voy a dormir ingreso y veo a Mike durmiendo en el sofá, ella está durmiendo amarrada a la cama, al fin Mike aprendió, me acuesto al lado de ella y me quedo dormido.

Gia

Ya es media noche, siento un peso encima de mi cintura, abro los ojos asustada y ahí está el durmiendo y me tiene abrazada de la cintura, lo intento mover como puedo es difícil teniendo las manos amarradas, está borracho lo sé por el olor a cerveza y perfume de mujer barato que emana de él.

Llamo a Mike para pedirle ayuda, pero no despierta, está inconsciente dormido, debe estar muy cansado, como puedo logro empujarlo con los pies haciendo que voltee y suelte su agarre, intento volverme a dormir.

Al despertar tengo los brazos y manos entumecidos, casi no los siento

—Suéltame por favor, me duelen mis brazos — le pido a Mike que está saliendo del baño, este se acerca y me desata

Ingresa Adam con desayuno para los tres, me entrega un vaso de café con leche y un sanguche de pollo, estoy hambrienta así que me los acabo rápido, ingreso al baño a lavarme, felizmente que el tal Adam, me ha traído implementos de limpieza, después de media hora estamos listos para partir.

Me quedo dormida y me despierta unos disparos, la furgoneta se tambalea. 

—Maldición nos encontraron— dice Adam pasándole un arma a Mike 

Por un momento pensé que era la policía que venía a rescatarme, pero que equivocada que estaba.

Dos vehículos nos cierran el camino, salen cuatro tipos de los vehículos apuntando sus armas hacia nosotros, nos bajamos del vehículo, Adam apunta al que parece ser el jefe y Mike me agarra como escudo.

—Danos a la chica y ustedes podrán irse — le dice mirando a Adam

—Ni pensarlo si no nos matan ustedes, nos matarían ellos cuando lleguemos sin ella — les dice apuntando con su arma hacia ellos

—Bueno entonces tendremos que matarlos nosotros — apunta directamente a la cabeza de Adam.

— ¡Si nos disparas matamos a la chica! — grita Mike colocando el arma en mi cabeza — muerta no les servirá de nada

El que estaba apuntando a Adam se distrae y este logra quitarle el arma le apunta en la cabeza y dispara sus sesos vuelan por todas partes, salpicándonos de sangre, el olor a hierro cubre mi nariz, comienzo a llorar asustada, mi cuerpo tiembla, mis manos me sudan

—Uno menos, ¿quién quiere ser el siguiente? — pregunta Adam sonriendo apuntando a los tipos

— ¡Si disparan, la mato! — dice Mike de forma amenazante

—Vaya vaya, lo chicos se volvieron rudos — dice el que parece que los dirige

—Acércate y compruébalo — le dice Adam — porque no igualamos los lados — rápidamente apunta al otro tipo que nos apuntaba y le dispara en la cabeza, este cae inmediatamente —ahora si

—No juegues y entrégame a la chica

—La quieres ven por ella, te propongo algo aquí y ahora tu y yo, una pelea a mano limpia, el que gane se queda con la chica

Está loco, ¿me está apostando?, la verdad como diría el dicho más vale loco conocido que loco por conocer, así que espero que gane Adam.

Los dos comienza a pelear, el tipo le tira un puñete en el mentón a Adam, este reacciona tirándole puñetes en su estómago, cae arrodillado, su amigo que estaba observando le grita y le tira una navaja, el tipo lo agarra e intenta apuñalar a Adam, este es más rápido y le quita la navaja cortando rápidamente su yugular, cae al piso desangrándose, el otro tipo comienza a correr.

Adam quiere perseguirlo, pero Mike lo detiene

—Déjalo ir ya vamos.

Me volteo le tiro una cachetada a Mike cuando sentí que soltó su agarre

—¡¡¡Maldito!!! No vuelvas a hacerme eso, se te pudo escapar un tiro

Me arrepentí de hacerlo al instante, cerré los ojos esperando un golpe en respuesta, pero no sucedió 

—No te pensaba disparar, solo era para que no nos mataran

Me habla tranquilamente, mientras acaricia su mejilla

—Consigan una habitación, andando — nos interrumpe Adam

— ¿Quiénes eran esos tipos? ¿Por qué querían llevarme?

—Por tu padre nena, se robó algo que vale millones de dólares y quien lo encuentre será el dueño del puto planeta — me explica mientras se cambia de polo manchado de sangre y se limpia

— ¿Que puede valer tanto?

—Lo sabrás en su momento — me dice Mike 

Seguimos el camino y llegamos a una mansión rodeada de muros y guardias, me llevan con un tipo que parece sacado de una película de terror, es alto, delgado pelo negro, en su rostro tiene una cicatriz que va de su oreja a la comisura de su boca en el lado izquierdo.

—Pero si es Gia, que grande que estas, mírate no te veía desde los 3 o 4 años, eras una cosita tierna, ahora eres toda una señorita

Dice esto mientras camina por la oficina sentándose en su escritorio, haciendo una seña para que me siente

— ¿Quién eres tú? — le pregunto intrigada mientras me siento ¿de dónde me conoce este señor?

—Mi nombre es Joe Perlini, fui amigo de tus padres desde antes que te tuvieran

—Por favor ¿usted sabe algo de mi madre? 

—Ella está bien, recibió una nota tuya que te ibas de viaje a casa de tu abuela, le dijiste que no se preocupe que estabas bien y que la llamarías seguido — me dice con una sonrisa en su rostro — así que ella está bien.

Como es posible ¿él sabe que mi madre no se habla con mi abuela paterna?

— ¿Porque estoy acá?

—Muy sencillo, eres mi señuelo, mi invitada de honor, a estas alturas tu padre debe saber que te tenemos, así que espero venga en cualquier momento

—Mi padre está muerto

Agacho la mirada, no se por que estos tipos insisten con la historia de mi papá 

—No, eso les hizo creer a todos, claro con mi ayuda, estuvo acá conmigo, hasta que decidió irse con algo que es mío

—Eso es imposible, me hubiera buscado

—Demasiada información por hoy, llévala al que será su dormitorio, quiero que no se despeguen de ella, ustedes son los mejores de mi equipo así que confío en ustedes.

Adam y Mike me llevan a la habitación que será mi prisión, al ingresar noto que es bonita y amplia, el armario está lleno de ropa, que bueno porque me hacía falta un baño y limpiarme la sangre del otro tipo.

Ingreso al baño, cierro la puerta y escucho que alguien entra a la habitación, me quedo en silencio

—Nena, nos esperan para cenar — estoy a punto de contestar cuando escucho que alguien más ingresa, abro la puerta lentamente un poquito para ver de quién se trata

— ¡Llegaste! — ingresa una chica pelo negro y se le tira encima a Adam cayendo sobre la cama

Related chapters

DMCA.com Protection Status