Share

CAPITULO #4

-El será muy importante para usted señorita - Le interrumpe yoyita haciendo que esta se sobresaltara y dejara de observar a angeló para mirarla a ella con una mirada inquisitiva.

- ¿Usted lo cree? - Sonrió y por un momento pareció avergonzada al verse descubierta observándolo.

-Estoy segura, tu eres la terminación del hilo rojo de mi angeló. – Dijo esto con total firmeza en su voz la señora.

- ¿Hilo rojo? - Pregunto curiosa.

-Si mi niña, pocos son los agraciados que tienen un hilo rojo atado a todo su cuerpo desde el corazón hasta su dedo meñique, como una cuerda y la de él termina en usted, no importa de dónde sean los dos, los hilos rojos están destinados a encontrarse, mas no impiden que tomen ustedes sus propias decisiones, pueden estar juntos o no, esa decisión es de ustedes mismos - Termino de explicarle yoyita.

-Ah, eso es muy romántico señora - Contesto Charlotte sin poder tomar una sola palabra de los labios de esa señora e inmediatamente de sonreírle se percató que angeló ya venía de regreso y no pudo evitar mirar sus manos y observar sus dedos meñiques para confirmar la historia de la señora, pero aun con sus poderes no pudo ver ningún hilo rojo así que solo supuso que era uno más de los cuentos y leyendas terrestres de este mundo.

-Yoyita por favor ordena que ya nos sirvan la comida, comeremos en el jardín por favor - Pidió angeló - Ven conmigo Duret, voy a presentarte a mis padres.

-Y ¿Qué piensan ellos? ¿Qué estás loco? - Preguntó.

-Así es, piensan que estoy loco, pero eso ya lo sabían - Rio - ¿no tienes hambre?

-Por supuesto que si Feltrin - Sonrió ampliamente para él y se dirigió al jardín para conocer a sus padres.

REALMENTE CHARLOTTE SE SENTÍA MUY BIEN ESTANDO AL LADO DE ANGELO Y AUN QUE ESO LE CONFUNDÍA NO LE DABA GRAN IMPORTANCIA EN ESOS MOMENTOS YA QUE ESTABA DISPUESTA A DISFRUTAR TODO LO QUE DURARA.

-Madre, Padre, ella es la señorita Charlotte Duret - La presento angeló con una sonrisa nerviosa.

-Hola - Dijo ella extendiendo la mano a su madre y después a su padre tratando de ser lo más apropiadamente educada.

-Es un placer - Contesto la señora quien la observaba de pies a cabeza, como si la inspeccionara.

-Bienvenida a nuestra casa, es un placer conocerla - Le dijo el padre.

-El placer es mío - Contesta Charlotte terminando de apretar sus manos.

-Y ahora por favor tomemos todos asiento para comer - Ofrece angeló.

-Por favor - Contesto Charlotte tomando el asiento que angeló le ofrecía a su lado.

DE ESTA MANERA TODOS SE SENTARON, DISFRUTARON DE UNA RICA COMIDA, ASÍ COMO DE UNA MUY AMENA CONVERSACIÓN; TODO IBA MUY BIEN Y CHARLOTTE LA ESTABA PASANDO GENIAL, TANTO QUE SE HABÍA OLVIDADO POR COMPLETO DEL TIEMPO Y COMO RECUERDO SU MÓVIL COMENZÓ A SONAR, MIRO SU TELEFONO Y SE PERCATO QUE ERA SU JEFA.

"Pero que imprudente - Pensó Charlotte"

PERO COMO ELLA TENIA EDUCACIÓN SE LEVANTO DE LA MESA, PIDIÓ PERMISO PARA RETIRARSE Y PODER CONTESTAR LA LLAMADA.

-Claro, vaya señorita - Concedió la madre.

CHARLOTTE SE ALEJO LO MAS POSIBLE PARA TENER EL ESPACIO Y EL TIEMPO SUFICIENTE PARA CONTESTAR TRANQUILAMENTE SU LLAMADA.

ANGELO:

-Esa señorita es muy guapa hijo - Dijo su padre.

-Así es angeló, además es muy agradable - Concedió su madre.

-Claro, lo es – Confirmo sus observaciones.

-No estaría de más que trataras de pedirle su número y que no pierdan comunicación - Le ofreció ese consejo su padre con una sonrisa.

-Imagina que nietas más hermosas y nietos tendríamos Marcos - Dijo entusiasmada su madre.

-Papas por favor la acabo de conocer y casi la atropelle ¿y ya ven nietos? - Dijo irritado angeló.

-Bueno hijo si esta señorita no te gusta lo suficiente, aunque es muy bella, siempre hay otra opción - Le ofreció su madre.

- ¿Quién madre? - Pregunto angeló sorprendido de lo que sus padres le estaban diciendo en ese momento.

-Tu secretaria, angeló, Marlene, no será tan hermosa como esta señorita, pero tiene sus buenos puntos a su favor, además, aunque no sea de buena familia se nota que está bien educada - Ofreció su madre nuevamente como si se tratara de una subasta donde la mujer más adecuada era la que ganaría su corazón y le ofrecería los hijos más bellos del mundo.

- ¡Marlene es mi asistente de dirección madre! - Dijo angeló.

-Tiene razón - Concedió su padre apoyando a su hijo.

-Marlene es muy guapa, pero ella es mi asistente y aun así no está en discusión, no podría tomarla en serio - Dijo esto con pesar.

- ¿Por qué? - Preguntan sus padres.

-Simplemente porque es una buena persona y creo siente algo por mi e invitarla a salir y no querer nada serio con ella pondría en riesgo su trabajo lo cual en otras palabras solo le haría daño - Explico angeló - ¿y ustedes saben lo que es conseguir personas tan activas y trabajadoras como ella? - Pregunto él.

-Te entendemos hijo, pero ya vas a cumplir 25 años, ya no eres un niño y no te conocemos ni una sola novia, lo único que haces es trabajar - Dijo su madre con preocupación.

-Lo se madre y creme que después de que termine este proyecto me voy a tomar unas vacaciones - Le consoló su hijo.

-Eso suena muy bien hijo, pero hazle caso a tu madre, nosotros ya no estamos tan jóvenes y antes de retirarnos queremos verte siendo exitoso y no solo en tu área profesional, en todos los ámbitos - Le dijo su padre palmeando su hombro.

-Quiero verte casado angeló y quiero tener nietos - Le soltó su madre - Y esta señorita me puede dar nietos hermosos. – Puntualizo.

-Madre es por eso que no traigo a ninguna chica a casa, tú las espantas - Rio - No conoces a Charlotte y sinceramente yo tampoco y en cambio ya estas planeando su vida a mi lado, no creo que eso le guste .... - Decía angeló cuando se vio interrumpido por ella.

-Parecen muy animados - Dijo ella.

-Lo estamos - Dijeron sus padres al unísono - ¿Por qué no salen a dar una vuelta? Llévala hijo y de ahí como buen caballero la llevas a su casa – termino de decir su madre.

-Claro, salgan ya que tienes tiempo angeló - Apoyo su padre a su madre

"como siempre" pensó angeló.

-Bueno, yo tengo que irme a casa - Dijo Charlotte.

- ¿De verdad? ¿No regresa a su trabajo? - Pregunto su padre.

-No, solo iré a casa a descansar, ha sido un día bastante interesante - miro a angeló y rio - Fue un placer haberles conocidos señores, me he quedado encantada - Apretó las manos de los padres de angeló y sonrió.

-Entonces te llevo a tu casa - Ofreció angeló.

-Sí, gracias Feltrin, hasta luego señores - Se despidió y en ese momento inmediatamente angeló se levantó y se despidió de sus padres también.

-Gracias por la comida, regresare a visitarles con mas frecuencia - Les prometió a sus padres, se dio la vuelta para dirigirse a Charlotte. - Ya podemos irnos, te llevare a tu casa.

-Gracias - Respondió nuevamente y salieron juntos al estacionamiento aun que en el camino se toparon con yoyita y ambos se despidieron de ella.

-Regresen pronto por favor - Pidió yoyita como si realmente creyera que volveré a traer a esta chica a casa.

Legamos a mi auto, le abrí la puerta del copiloto y luego procedí a subirme al auto e irnos, puse música nuevamente para sentirme relajado y así meditar un poco en todo lo que estaba sucediendo.

- ¿Entonces a donde te llevo? ¿Dónde vives?.

-Vivo en costa verde por favor - Respondió ella.

- ¿Así que eres rica eh? - Pregunte divertido.

-No, no lo soy, aunque podría - Se calló inmediatamente como si hubiera cometido un error.

- ¿Cómo? - Pregunte yo curioso por su repentina reacción "¿será mafiosa?" Me pregunté a mí mismo e inmediatamente me reí ante ese pensamiento tan ridículo, ella no tiene pinta de mafiosa.

-Podría ser rica si me casara con un hombre muy rico - Contesto ella riéndose a carcajadas sin ningún tapujo.

- ¿En serio? ¿Será que eres interesada? No lo parecías - Dije yo de pronto desilusionado.

-Es solo una broma, podría ser rica si ahorrara todo lo que gano, realmente me iría muy bien - Contesto más seria.

-Qué bueno que has cambiado de idea, por cierto, yo soy el director general de Alfa Roys y por el momento estoy haciendo las compras así que, ¿Qué quieres ofrecer? - Le dije esperando hacerla reír porque tenía una bella sonrisa, pero fue todo lo contrario, abrió su maletín y saco un catálogo de papeles y folletos.

-Estos son productos que maneja Vizont, ya catalogué sus necesidades y me refiero a que productos necesitan utilizar ustedes como empresa, también saque una cotización para ustedes y te puedo ofrecer estas muestras - saco de su maletín unos frasquitos - Son los productos que te ofrezco en la cotización - Me entrega los papeles y las muestras - Para que los prueben y vean su efectividad y si quiere .... –Le tuve que interrumpir.

-Eso lo veremos el lunes ¿Qué te parece? - Le pregunte.

-Claro, pero estas te las llevas, pruébalas en tu propio auto - Me dijo ella.

-Disculpa, pero no le pongo cualquier líquido a mi auto - Me disculpe con ella, sintiendome algo incomodo por mi estupidez.

-No son cualquier líquido, son productos buenos y a tu auto no le va a pasar nada, si ya es bonito ahora será hermoso y eso no creo que te moleste ¿o sí? - Me pregunto desafiante con un brillo muy intenso en sus ojos ... ojos ... - ¿Qué ?, ¿sus ojos no eran verdes? - Me dije a mi mismo, era imposible que sus ojos ahora sean azules, seguramente me siento cansado.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status