Share

capitulo 6

De repente la puerta de la habitación se abrió con fuerza estrellándose contra la pared espantando a Ana que estaba muy nerviosa, Beatriz miro hacia la puerta y vio a sus padres entrar a toda prisa a la habitación, su madre tenía una mirada de angustia y su padre se veía bastante molesto he impotente

-¿Quién te hizo esto Ana?

Pregunto su padre, en un tono agresivo y furioso, Ana se quedó en silencio, estaba en un estado catatónico y no podía articular palabra sentía un fuerte nudo en su garganta que no le permitía pronunciar palabras,  abrió la boca para intentar decir algo, su voz no pudo salir por más que se esforzara por intentar hablar sus palabras no salían lo único que podían salir eran sus lágrimas que cubrían su rostro y enrojecían sus hermoso ojos azueles, Ana lanzo un grito agudo y desgarrador por la frustración, su padre al ver el estado en que se encontraba su pequeña niña menor no aguanto toda la impotencia y rabia que sentía, golpeo con furia la pared para desahogar su ira un poco mientras se contenía por no llorar delante de las chicas

-¡cálmate! sabes mejor que nadie que así no vamos a lograr nada, estas asustada por lo que sucedió

Le reclamo su esposa al verlo impotente y fuera de control, Ana seguía llorando a gritos sentía como de apoco con cada grito el nudo en garganta desaparecía. Se abrazaba con fuerza a su hermana mayor buscando un refugio emocional acurrucándose en su pecho, lloro hasta que sintió que el nudo en su garganta ya no estaba y pudo decir algo al fin

-debemos ayudarla

Dijo Ana de repente limpiando sus lágrimas, su madre se acercó a ella inmediatamente y se sentó a su lado en la cama de hospital

  • ¿a quién debemos ayudar Ana?

Ana tenía la mirada escondida evitando mirar a su madre a la cara  sentía vergüenza jugaba con sus dedos limpiando sus uñas y mirando, se quedó un momento en silencio y luego respondió

-a la chica que me ayudo escapar, ella no pudo escapar y arriesgo su vida por mí, por favor deben rescatarla

Su madre puso una mano en su hombro para calmarla

-te prometo que iremos a rescatarla pero debes contarnos que paso Ana, si quieres ayudarla debo saberlo todo

Ana seguía con su vista perdida mientras lloraba desconsoladamente, su madre comenzaba a perder la calma pero trataba de no presionarla por su estado actuar

-Ana sabe que puedo acceder a tus recuerdos, pero no lo hare porque quiero escucharlo de ti sin invadir tu espacio personal y tu privacidad

Ana no le respondió nada más, se quedó mirando perdida en las paredes blancas del hospital, sus ojos estaban rojo y su rostro estaba sucio por el maquillaje

Su madre puso una mano en su mejilla para limpiar las lágrimas de Ana con mucha ternura, al ver que Ana no contestaría nada mas decidió dejarla sola un momento

-te lo prometo salvare a la chica pero debes decirme ¿Qué sucedió?

Ella tomo aire miro a Beatriz y luego a su madre, era evidente que Ana no quería recordar lo que sucedió

-¿Por qué no escapo contigo?

Pregunto Beatriz sosteniendo su mano

-  dijo que si no regresaba el mataría a su hija por eso regreso y me pidió que buscara ayuda para que pudiera escapar

-ese hombre ¿te hizo algo?

Pregunto su padre otra vez, Ana se quedó en shock los recuerdo de todo lo que sucedió paso de repente por su mente y comenzó a llorar, todos lo que estaban presente se imaginaron lo sucedido, y decidieron dejarla en paz y no preguntar mas

-Ana tuviste una mala noche y no puedo prometerte que todo término, por ahora descansa, estaremos afuera por si necesitas algo

  Comento su madre dándole un beso en la frente. Todos  salieron de la habitación en silencio, estaban con las emociones por las nubes, nadie podía creer que esto estaba sucediendo, Beatriz estaba impotente y caminaba de un lado al otro, su padre estaba furioso y su madre quería mantenerse fuerte pero no podía, cada uno estaba en silencio procesando a su manera lo sucedido

-¿Cómo dejamos que esto sucediera? ¿Qué está pasando? ¿Por qué Ana?

Decía Emma Blanchett mientras agarraba su cabeza con ambas manos y se sentaba en un sillón del pasillo del hospital frustrada, su esposo coloco una mano sobre su hombro para consolarla

-Emma cálmate

Dijo el con voz suave y colocando una mano sobre su hombro, ella levanto la mirada y con una lagrima en los ojos le pregunto a Benjamín

-¿Por qué la dejamos salir? Nunca debimos permitirle salir de casa hoy todo esto es nuestra culpa Benjamín

Benjamín movió la cabeza de forma negativa y contesto

-no Emma, lo que sucedió no es nuestra culpa, nosotros jamás nos íbamos a imaginar que esto podía suceder, de hacerlo nunca le hubiésemos permitido salir, pero no somos adivinos, tu y yo no contamos con esa habilidad

Emma bajo la cabeza y se quedó mirando al piso mientras lloraba desconsolada, la vida de su hija estaba de cabeza su mente estaba quebrada y sabía que lo peor para ella aún no había llegado

-¡tenemos que encontrar al hijo de puta que hizo esto!

Dijo Emma mientras su mirada seguía perdida en el suelo, su esposo se sentó a su lado y el abrazo por el hombro mientras la acurrucaba en sus brazos

-te prometo que vamos a encontrarlo Emma yo personalmente hare que pague por lo que  le hizo a mi niña

Beatriz estaba de pies recostada de la pared con los brazos cruzados, se sentía enojada he impotente, la situación la hacía sentirse de este modo, su hermana menor fue abusada sexualmente, secuestrada y drogada, veía el sufrimiento de sus padres quienes se culpaban de lo sucedido, veía como su padre hervía en ira pero no podía perder la calma por su esposa Emma, si lo hacia ella no tendría en quien apoyarse y se desmoronaría, él era su esposo y el padre de sus hijas debía permanecer fuerte para que su esposa y su hija mayor no se derrumbaran en la desesperación así que debía permanecer fuerte, Beatriz lo comprendía, ella lidiaba con su propia frustración en silencio mientras se preguntaba ´ ¿Por qué Ana? ¿Qué hizo mi hermana pequeña para merecer esto? ‘Ana fue amable y dulce toda su vida con todos a su alrededor su sonrisa era el sol que iluminaba a todos en su familia, para su padre era su pequeño ser de luz, para su madre Ana era el alma más pura he inocente que existía, para Beatriz su amiga y confidente más cercana, pero ahora ella veía como su pequeña hermana sufría sin merecerlo, como sus padres se lamentaban, no podía quedarse de brazos cruzados esperando que todo se resolviera sin hacer nada, tenía que hacer algo y hacerlo pronto, camino a todas prisas sin que sus padres la notaran a la habitación de su hermana, abrió la puerta del dormitorio, la habitación estaba a oscura, solo una pequeña luz diminuta venia de una pequeña lámpara sobre la mesa, un pequeño rayo de luz de luna entraba por una ventana de cristal,  se acercó de espacio a la cama de Ana para no despertarla, se quedó a un lado de su cabecera mirándola fijamente ´lo siento mucho Ana ‘se dijo  a si misma coloco su mano derecha en la frente de Ana ´no quería hacer esto y no soy tan buena como mama para leer las mentes de los demás pero hare un esfuerzo´ cerro los ojos para concentrarse en leer sus recuerdos, ella nunca fue buena con esta magia, pero no tenía más opción que violar la privacidad de Ana si quería encontrar el culpable de todo.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status