Share

Capítulo 21

Erior.

Ni una hora, ni una bendita hora pasó cuando ya Mia se había marchado con ese tipo a no sé dónde. Collow dijo que tenía que dejarla ser y un montón de mierda más que no me calmó para nada, al final terminé en casa bebiendo ron y cantando a todo pulmón para sacar la ira de mí.

Y ahora tengo una maldita jaqueca que me está matando y Mark me mira como si tuviera una tercera cabeza, estamos en la cafetería del instituto, comiendo.

—Deberías dejar de pensar en Mia de vez en cuando, sabes... —dice tragando una papa de su ensalada— se ve de aquí al otro lado del mundo que no puedes sacártela de la cabeza casi es como si tuvieras una obsesi&o

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status