Share

Capítulo 38

Cada vez se alejan más y más, sus pasos se hacen más distantes mientras yo me quedo enterrando mis garras en el frio del lugar. No puedo soportar el hecho de que ella esta caminando hacia esa cabaña sin saber exactamente quien está allí, o tal vez sí.

Mi gruñido es algo que sale natural de mí. Me he trasformado y mis puños se aprietan con fuerza.

-Te lo dije, ellas saben lo que hacen- niego y asiento al mismo tiempo sintiendo una confrontación bastante fuerte.

**

Victoria

Elisa está a mi lado, sé que los que están dentro de esa cabaña no se esperan en ningún momento la llegada de nosotras y eso es una ventaja que estoy manteniendo, que tampoco tenga ventanas hacia esta vista es otra de las tantas.

Nuestros pasos son suaves en medio de todo

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status