Share

10

—¿Pudo haber sido el accidente?

—No necesariamente.

—¿Pero existe la posibilidad?

—Son solo hipótesis, señora. No hay antecedentes concretos.

Es difícil odiar a quien le juraste amor eterno frente a un altar, pero es imposible no hacerlo después de que éste te condenó a la hija.

—Es injusto —participa Martín.

—Estoy de acuerdo. Es injusto que le hayas arruinado la vida a nuestra niña —le respondo mientras le ofrezco una mirada endiablada.

Él agacha la cabeza, quiere ser cualquiera menos mi esposo… menos el padre de esa niña que nos espera allá afuera sin saber que escuchará la peor de las noticias.

—Perdonen que me entrometa —dice el doctor—, pero les recomiendo calmarse antes de hablar con Luz.

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status