Share

5 FAMILIARES QUE NO SE OLVIDAN

Ayer fue un día de cosas nuevas, muchísimas cosas. Por primera vez tuve sexo, eso es solo sexo, porque no hay sentimientos de por medio; sin embargo, fue bueno. Me causo un poco de miedo, pero ya no tengo tanta vergüenza, pero aún me sigue intimidando la manera en la que nos ven todos en la oficina. Yo tomo mi puesto y rápidamente me pongo a hacer mis deberes. Llamadas y citas agendadas, todo eso me pone de malas y hace que me duela la cabeza, por tanto trabajo el tiempo se me pasa volando, vamos Kelly, aguanta, ya casi hay vacaciones. Unas merecidas vacaciones.

—Kelly, ¿quieres ir a comer?— Barry me mira curioso.

— Ehhh gracias, de hecho ya estaba por irme— le digo a modo de respuesta.

—Pues vamos entonces.— me dice, caminamos separados entre los pasillos de la oficina, me siento observada por todos y todas, llegar al estacionamiento es un alivio para mí, subo a su coche y me abrocho el cinturón de seguridad.

—¿Qué te gustaría comer?— dice sin mientras se incorpora al tránsito de
Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status