Seduciendo a un Extraño
Seduciendo a un Extraño
Author: Viviana
Introducción

Sam

Nombre completo, Samael Warion. Edad 35 años. Sam como le llaman todas las personas más cercanas a él es un hombre característico por su valentía en las misiones pero de mal carácter para relacionarse con sus compañeros de trabajo. Este chico es bueno en lo que hace, es un detective privado que se encarga de resolver casos tan complejos que ni la propia policía de Virginia logra resolver. No retrocede ante cualquier adversidad por muy difícil que esta se presente. Sam es de un atractivo bastante notorio, algo que le ha causado algunos problemas con las mujeres, sobre todo con las vulnerables que siempre están en peligro.  Y termina por salvarlas para luego meterse en la cama con ellas.

Elena

Nombre completo, Elena Steller. Edad, 29 años es la sobrina del ex-Alcalde de un pueblo de Virginia (EE.UU) con quién actualmente vive. Su padre Daniel el hermano de su tío había tenido un grave accidente hacía ya unos años  lo cual le arrebato la vida al instante. La chica quedó huérfana siendo muy joven, por ende su tío se hizo cargo de ella… lo negativo de esta situación era que la sobreprotegía demasiado, tanto hasta el punto de  abrumarla. Siendo una mujer adulta no había vivido una vida llena de aventuras y quizás un poco de riesgo.

[…]

A veces cuando una persona quiere independizarse por las malas trae consigo muchas consecuencias por lo general todas son negativas y hasta un tanto peligrosas. Este era el caso de una hermosa pelirroja un poco rebelde…

Elena ignoraba ese gran detalle,  esta chica ignora el asecho en el que se ve involucrada a causa del terrible pasado de sus padres. La pelirroja decide tomar las riendas de su vida pensando que ya era hora de hacer su vida como la mujer adulta que era. Abandonando desesperadamente la zona de confort en la que estuvo recluida desde la muerte de su padre, y todo se debía gracias a la agobiante sobreprotección  de su tío. Ella nunca entendió porque siempre la sobreprotegía tanto, ¡era ridículo! Pensaba la joven revoltosa.

Pero esta nueva aventura en la que se embarcó la chica, la conduce directo hasta los brazos del atractivo detective Samael. Este hombre que para ella es un completo extraño la deja cautivada desde el primer momento en que lo vio. Ignorando lo que ocultaba ese chico guapo.

Mientras que este apuesto detective para poder ganarse la confianza de Elena se ve obligado a mentirle, ocultando  la verdadera razón del porque la seguía. Pero todo era por un bien mayor… proteger a la pelirroja. Era su única misión, cuidarla de que nada mala le sucediera. Solo que no contaba con que esta encantadora mujer terminara por seducirlo en una noche helada mientras se encontraban atrapados en una cabaña lejos de la ciudad.

Estos chicos se conocen de una forma poco convencional. Sam, utilizando las artimañas y mentiras con el fin de  mantenerla a salvo. Elena, disfrutaba de la poca libertad y con ciertos grados de alcohol corriendo por sus venas termina seduciendo a un extraño.

[…]

Daniel Steller conducía su coche por las calles de la ciudad de Virginia. El hombre se dirigía a la casa de su hermano para visitarlo como de costumbre. Era su única familia, bueno a parte de su pequeña hija Elena quien era la luz de sus ojos. Desde la muerte de su esposa esa niña era quien iluminaba sus oscuras y desoladas noches.

Al girar el coche en una  cuadra, los frenos fallaron a la hora de frenar. El hombre maniobro como pudo el automóvil pero fue inútil. El vehículo se impactó violentamente tomando la vida Daniels Steller.

El desastre alarmo a todos los peatones del lugar, por fortuna nadie más salió herido en el accidente solo el conducto… en segundos los paramédicos llegaron al lugar intentando rescatar el cuerpo de Steller de entre los escombros. Pero era infructuoso, el hombre ya estaba muerto.

La policía llego al cabo de minutos al lugar, todos dándose cuenta de quien había perecido en el lugar.

—¡Mierda! Es Daniel Steller.  Comenta Frank un detective de la policía y viejo amigo del mismo fallecido.

—Señor, ¿Qué quiere que hagamos?

—Llama a su hermano, debe saber esto.

—En seguida señor.

Frank niega y siente la pérdida de su amigo… sabía que la noticia no le caería nada bien al Alcalde. En eso un policía que revisaba el coche se acerca a él rápidamente.

—Señor, debe saber algo muy importante.

—¿Qué ocurre?

—Creo que le han cortado los frenos a este coche.

Lo que temía Frank, aquello no era un simple accidente. Alguien estaba atentando contra la vida de la familia Steller. Quizás era a causa del Alcalde del pueblo. Muchos no lo querían como Alcalde, y tampoco que se volviera a lanzar. El viejo Steller no era mal gobernante solo que muchos tenían negocios sucios que el viejo mandaba a desmoronar. ¡Eso era un problema serio!

Luego de unos minutos, una comitiva de coches negros lleno el lugar del accidente. Al instante el viejo estaba a su lado con expresión de preocupación.

—¿Qué fue lo que paso Frank?

—Tú hermano… lo siento Steller.

—¡Dios mío!  Exclama afligido. —Mi sobrina… ¿ella también mur…?

—¡No! él iba solo en el coche.

—¡Por todos los cielos! Gracias a dios. El hombre pasa las manos por su cara. —¿Pero qué paso?

—Steller… los frenos del coche de tu hermano fueron cortados. Alguien provoco su muerte.

—No puede ser…

—Creo que tu familia está en peligro, ¿Qué hay de la chica? ¿Dónde está?

—De ahora en adelante vivirá conmigo, la mantendré a salvo. Frank, sobre este incidente quiero que quede en completo secreto. Que todos piensen que fue un accidente, hasta mi sobrina debe pensar que fue así.

— ¡Como tú quieras! Pero debes saber que en algún momento tendrás que decirle la verdad a tu sobrina. No crecerá creyendo que no hay peligro a su alrededor.

—Quizás el asunto no es con toda la familia.

—¡Steller!

—Has lo que te ordene. Sentencia el hombre en tono molesto. —No alarmare a mi sobrina, la protegeré bajo el techo de mi casa. Luego cuando tenga edad suficiente la sacare de Virginia.

El detective solo asiente ante las órdenes del Alcalde, podían ser amigos pero fuera de eso Steller era quien daba las órdenes en aquel lugar. Se haría como el quería, aunque Frank supiera que aquello en algún momento trajera muchos problemas. Sobre todo para esa muchacha.

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status