Share

capitulo 3

Salgo del pasillo con la rabia a flor de piel, quería matar a Máximo y a esa zorra,  él prometió serme fiel asi esto sea una farsa.

- querida, aquí estas - dice teresa, pero al ver mi cara, su mirada da señales de  preocupación - ¿estás bien?, Estás un poco palida

- si teresa, estoy de maravilla - trato de sonar lo menos irónica posible, pero es inútil, ya que teresa lo nota

- no creo que sea asi, parece que algo te molesto, ¿fuimos nosotros? – m****a, ahora va a pensar esta bella señora que es por ella, cuando todo es culpa del imbécil de su hijo que no es capaz de cumplir sus promesas

- oh no, señora, ustedes se han portado de maravilla es solo que ... 

En ese momento aparecen laura y Máximo juntos,  ósea tienen el maldito descaro de aparecer juntos por lo menos deberían disimular.

- ¿estás bien?, te veo algo palida  - dice Máximo intentando tocarme, pero yo me alejo

- quiero ir a casa - este parece no  entender la situación, pero asiente

- madre, padre, ya nos vamos - estos se despiden de mi y veo de lejos como la zorra le pasa un papel a máximo,  le guiña un ojo y luego salimos de la casa entrando  al auto. Ninguno de los dos habla tornando incómodo el ambiente

- ¿qué te pasa? ¿Por qué estas seria?

- ¿yo ? Estoy perfecta, mejor que nunca - digo en tono ironico

- oye no me hables asi, respétame - me rio como loca y le suelto enojada

- ¿¡tú estás pidiendo respeto!?, tú no te mereces mi respeto

- ¿¡pero qué mierdas te pasa!?– grita ya enojado.

Pero que descaro, la que  debería estar así soy yo

- pasa que tú eres un maldito mentiroso que no es capaz de cumplir tus  malditas promesas

-¿a qué te refieres?

- ¿qué tal la follada con tu primita, mi amor? -

cuando digo eso la cara de maximo cambia y se torna palida - 

-¿qué pasa cariño? ¿Sorprendido?

- ¿nos viste?

- claro, escuche todo lo que dijiste, pero tranquilo no me quede para ver como te la follabas - llegamos a casa, bajando del  carro sin importar que este me llamara

- m*****a sea, Lia, ¡¡te estoy hablando!! - toma mi brazo y me detiene

-¿qué quieres?

- lo de laura fue un error que no … - lo callo antes de que me mienta más

- deja de decir tanta m****a, ¿acaso no te cansas de mentir?.. Deja de verme la cara de estúpida

me suelto de su agarre y subo a la habitación tirándome en la cama grande dejando que mis emociones fluyan

- no dejaré que nadie más pase por encima de mi, ni siquiera mi querido esposito, si se quiere comer a esa zorra, yo también me conseguiré a un amante - y con ese pensamiento me quedo profundamente dormida

A la mañana siguiente me levanto, me doy una ducha, ya que hoy tengo deseos de salir y despejarme un poco.

Bajo a desayunar y ahí lo veo tomando su café de la mañana, pero como estoy tan enojada lo ignoro olimpicamente

- hola, rosa, me da mi desayuno por favor

- hola - maximo me habla, pero yo lo ignoro - vamos Lia, no seas infantil - cuando dice eso siento como la rabia me sube, sin pensarlo tomo mi jugo de naranja tirándoselo en su perfecto traje

- ¿¡esto te parece infantil!? - su cara muestra furia por eso antes de que diga algo salgo de la casa, no sin antes escuchar sus gritos

Termino en un centro comercial mirando algunas cosas aunque no compro nada, creo que ver ropa me ayuda a despejarme, pero de un momento a otro choco con algo bastante duro.

- oh lo siento yo … - me quedo embobada al ver al hombre tan guapo que me acabo de encontrar, pelo negro, ojos grises, alto, piel morena y con un cuerpo de infarto

- tranquila – dice regalándome una sonrisa que me encandila

- soy algo torpe caminando - este sonríe y niega

- no creo, ¿cómo te llamas?

- lia ¿y tú ?

- Edward, es un placer conocerte - toma mi mano y deposita en beso en ella. Que caballero

- lo mismo digo

- dime ¿me aceptarías un cafe? - no creo que sea correcto, pero bueno si maximo puede acostarse con la zorra de su prima, pues no creo que haya problema con que yo acepte tomar un café con este sexy hombre

- claro, yo encantada - nos fuimos a un café bastante agradable y este comenzó a hablarme un poco de su vida, es contador y trabaja para un banco

- bueno, cuéntame ¿a qué te dedicas?

- pues ... Por ahora a nada, pero espero poder estudiar pronto

-  y ¿qué quieres estudiar?

- arquitectura

- wow eso es genial, se que serás una gran arquitecta

- bueno eso espero - tomo mi cabello y lo coloco detrás de mi oreja, cuando lo hago la vista de Edward queda en mi mano

- ¿estás casada? - miro mi anillo de golpe … Joder, me olvidé quitarme el maldito anillo

- este si – veo algo de desilusión en su mirada y me siento fatal

- dios que estúpido y yo pensaba que estabas soltera - parece algo desesperado, pero no quiero que se vaya porque me agrada su compañía

- espera, te contaré algo, pero no te vayas - este parece no saber que hacer, entonces termina sentándose

- empieza

- si estoy comprometida, pero todo esto es un negocio – Edward parece confundido

- ¿como que un negocio?

- mi futuro esposo me pidió que me casara con el para que su padre no le quite la empresa y como yo no me encontraba en un buen momento no tuve más remedio que aceptar

- esto es una locura Lia, ¿cómo te puedes casar con un hombre que no amas?

- Edward, se que apenas nos conocimos hoy, pero me caíste bien, me agrada tu compañía, la verdad me gustaría seguir hablando contigo - este parece no saber que hacer y por un momento pienso que se va a ir, pero cuando toma mi mano mi tranquilidad vuelve

- no estoy de acuerdo con lo que haces, pero también me gustaría seguir hablando contigo - ambos sonreímos y de ahi dejamos de hablar del tema

- bueno, creo que ya esta tarde, nos vemos luego - este se acerca y deposita en beso en mi mejilla

- nos vemos linda - 

Salgo del cafe y me dirijo a casa, ya que esta de noche de seguro maximo no debe estar en la casa asi que mejor me relajo. Cuando llego hay tremendo alboroto y escucho gritar a maximo

- NO ME IMPORTA, ¡¡BUSQUEN A MI MUJER AHORA MISMO!! - cuando entro a la sala todos se quedan viendo y al parecer maximo lo nota porque se voltea y al verme su cara se trasforma totalmente, dejando ver a un hombre furioso

- ¿¡DONDE MIERDAS ESTABAS!? – camina rápidamente hacia mi quedando a solo unos centímetros de mi cara pudiendo apreciar mejor su cara de furia

-  ¡no me grites!

- ¡entonces responde, carajo!

- por ahi , querida dar una vuelta- digo restando importancia a la situación

- mira las malditas horas - señala el reloj con furia

- se que es tarde, pero ya estoy bastante grandecita para que me controlen la hora de entrada

- no me faltes al respeto

- ¡nadie lo está haciendo!!

- Lia, estás agotando mi paciencia

- y tú la mía , porque en vez de joderme te vas a follar con tu primita - espeto molesta

- ¿sabes que?,  tienes razón, me voy a follar a mi primita, no voy a perder mi tiempo contigo 

 toma su saco y sale de casa dejándome ahi plantada en medio de la sala, volteo y veo que algunos empleados se quedan viendo, la mayoría con lástima,  salgo corriendo a mi habitación  con el corazón destrozado y una lágrima derramandose por  mi mejilla

- porque es tan cruel

 lloro toda la noche, tanto es, que a la mañana siguiente me levanto con dolor de cabeza asi, voy y me tomo unas pastillas.

 Teléfono suena y veo que es Edward cosa que me emociona

- hola, Edward – digo feliz

- hola, linda ¿cómo estás?

- bien ¿y tú ??

- muy bien , te llamaba porque quería ver si quieres ir a cine hoy conmigo -maximo se fue con la zorra, bien yo me voy a cine con Edward

- claro, me encantaría ¿pasas por mi ?

- si en dos horas paso y te invito almorzar

- está bien, adiós

- adiós, linda - cuelgo la llamada, pero un ruido me hace sobresaltar

- ni sueñes que dejaré que salgas de aquí con un hombre ...

Comments (4)
goodnovel comment avatar
Rosario Navarro Garcia
me gusta se ve entrenida e interesante
goodnovel comment avatar
Francis Cardecruz
buena novela, esta interesante.
goodnovel comment avatar
Gema Lugo
esta muy buena la verdad esta novela
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status