Share

el guardaespaldas
el guardaespaldas
Author: sara o

capitulo 1

 Hoy es un día hermoso, me levanto y me doy una ducha rapida para bajar a desayunar con mi familia

- hola, buenos días - ambos me dan un beso en la mejilla, invitándome a sentarme con ellos 

- ¿cómo estás, princesa?

- bien papa, amaneci con mucha energia - digo emocionada, mientras ambos me sonríen

- querida, ¿qué tal si ahora me acompañas a comprar unas cosas? - dice mi madre terminando su café

- claro - mi padre se retira para ir a trabajar y yo me dispongo a hacer algunos trabajos pendientes de la universidad

Bueno les contaré algo de mí, tengo 19 años, estudio administración de empresas, ya que mi padre maneja una cadena de hoteles y quiere que más adelante tome yo el control de todo. 

Si me preguntan por mi físico, soy bajita mido 1,62, tengo cabello castaño y mis ojos son color miel, no me puedo quejar de mi cuerpo, puesto que mi madre hace que lo mantenga en forma, asi que mi cuerpo, como dice ella es perfecto.

- hola, amiga - mila, me saluda por la cámara de la videollamada

-  mila, ¿cómo estás?

- algo aburrida ¿salimos hoy?

- claro, pasa por mí a las 9 pm ¿te parece?

- si amiga, bye, te quiero

- yo a ti, mila - mila es mi mejor amiga desde que tenemos 10 años, nos conocimos en el instituto y desde ese momento no nos hemos separado, a pesar de que ella estudia diseño de modas siempre estamos juntas

- hija ¿lista para irnos? - pregunta mi madre algo apurada

- sí, mama - tomo mi bolso, encaminándome  a la puerta para salir

Al llegar al centro comercial, mama como siempre empieza a comprar ropa como loca

- mamá, ¿no te parece que ya tienes mucha ropa? - mi mamá para en seco y me mira mal

- hija, para mí nunca es suficiente, además nos lo podemos permitir - si claro, todo lo que gastas es con el dinero de mi padre

- si mama, pero me parece que ese dinero lo deberiamos aprovechar para ayudar a otros que si lo necesitan

- ¿¡porque no te callas Rose!? - grita mi madre ya molesta - si vas a estar con esa actitud, mejor vete - esta sigue mirando sus cosas y yo de la rabia salgo, dejándola sola 

Al llegar a casa me encuentro a mi nana Estela

- niña Rose, pensaba que estabas con la señora Noelia 

- estaba - digo algo molesta

- ¿paso algo, mi niña? - pregunta esta sentandose a mi lado

- mi mamá pasa, parece que no me quisiera - ella me abraza y yo permito que lo haga

- no digas eso, Rose, entiende que tu madre es algo complicada - no creo que esa sea la palabra indicada para definir a mi madre 

- yo solo quiero que por una vez en su vida se porte como una madre

- tranquila mi niña, sabes que me tienes a mí - le sonrió, mientras le doy un gran abrazo 

- lo sé, soy muy afortunada por tenerte a mi lado nana

Al llegar la noche me coloco un vestido y me maquillo un poco. A las 9 pm llega mi amiga puntual con un vestido bastante sexy

- vaya, amiga, vas es con todo - digo riendo

- hoy vamos de cacería y no me contradigas - me rio por su comentario y asiento

- ok vamos

El lugar estaba lleno de gente, asi que mi amiga pidió un sitio vip para las dos, ya que tenemos  privilegios por ser hijas de grandes empresarios.

- ¿qué desean tomar, señoritas? - el mesero nos sonríe, tengo que admitir que es bastante guapo, pero veo que mi amiga ya le echo el ojo

- trae dos margaritas - eso si sonó coqueto.  Mila  le sonríe y este parece copiarle porque le sonríe también.

Después de varios tragos me encuentro bailando en la pista de baile sola, no soy de las chicas que le importe bailar sola, yo solo me dejo llevar por la música. 

Cuando ya estoy cansada, decido ir por algo a la barra,  me meto como pueda y le digo al Mesero.

- dame una cerveza

- oye, no vez que yo estaba primero - 

cuando me volteo veo a un hombre bastante sexy, su cuerpo está bien formado y ni hablar de su rostro, era perfecto

- ¿ya termino de repasarme? - miro los ojos que aquel extraño, parecen como dos faroles, es una combinación de azul con algo de blanco

- disculpe señor, pero yo no lo vi haciendo fila

- pues yo estaba primero, niñata - ¿perdón?, ¿me dijo niñata? ...  Ah no, eso sí que no

- mira, imbécil,  a mí no me llames asi - le digo señalando su pecho

- es la verdad, más bien quítate - en esas llega el mesero con la cerveza, entonces mi bombilla se enciende. 

 Hay querido, no sabes con quién te metiste, tomo la botella en mis manos y aprovecho que está distraído para tirarle la cerveza justo en su perfecta cara.

 

- ahí tienes por idiota 

salgo del lugar con una sonrisa triunfante, sin importar los gritos he insultos de aquel hombre extraño

Comments (6)
goodnovel comment avatar
Sanchez Sanchez
me encanta esta novela
goodnovel comment avatar
Luis Canepa
mi pito con una flor
goodnovel comment avatar
Luis Canepa
les manda saludos leonor
VIEW ALL COMMENTS

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status