Capítulo 52 — Una respuesta

Samuel manejo hasta la feria que apenas estaba empezando a abrir. Miro a su esposa recargada en la puerta casi sin fuerzas, le dolía el corazón verla así. ¿Por qué no era el quien soportaba está enfermedad? ¿Por ella? Si es una mujer maravillosa y excelente.

No quería llorar, pero a veces las lágrimas son traicioneras y salen sin que nos demos cuenta. Respiró profundo y se dedicó a buscar un lugar en el estacionamiento que estaba casi vacío, excepto por algunos automóviles de los empleados y los pocos visitantes que había a esas horas.

Se bajó del auto y Summer un poco somnolienta trato de ponerse de pie, pero fallo, no tenía casi nada de fuerzas está vez.

— Tranquila cariño, yo te ayudo nena — le dijo Samuel cuando abrió la puerta mirando a su bella mujer tratando de sostenerse.

— Me siento como una invali

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status