Un amor prohibido
Un amor prohibido
Author: leidis irania Tejada Rodriguez
1-Adiòs a la escuela

Geily Smuters es una chica de 17 años de la alta clase de Londres, inteligente y muy bella, es la única hija de los señores Helen y Robert Smuters, por lo que es la adorada de la casa.

Se encuentra cursando su último año en la segundaria, es una chica muy sociable, por eso está llena de amigos, pero sus más cercanos son Jhonatan, Miguel, Charpey y Mell, son un grupo de cinco que están siempre juntos.

- ¿Qué haremos para graduación chicos? Dice Miguel

- Creo que debemos hacer algo inolvidable antes que cada uno escoja una Universidad para estudiar y separarnos, ¿Qué opinan?, comenta Charpey.

-Sí chicos, si que los voy a extrañar a todos, ojalá y que podamos seguir en contacto, pero que tal y si hacemos el musical de High School Musical, bueno una de todas las que tienen, y los demás escojan otras y ese sea nuestra despedida, solo debemos hablar con todos y la profesora de teatro, es buena idea. Dice Geily.

- Yo estoy de acuerdo, comenta Jhonatan.

-Yo también, vamos hablarlo ahora, para que antes de irnos a casa los demás chicos sepan, dice Mell. Y se dirigen todos a la oficina de Lizy

-Maestra Lizy tenemos una idea para la graduación, es interpretar algunas canciones de la pelicula High School Musical, dijo Mell.

- Y también podemos hacer la coreografía y así pues ya cumplimos con el último examen, que dice maestra, dice Miguel con ojos brillantes y ansioso por escuchar un sí.

-Ok chicos pero...

-Oh siiii ejjajajaj...

-Esperen hagan silencio, ríe la maestra, ya sé que es emocionante, pero deben saber combinar las voces, porque no cualquiera canta como los chicos de la película, y si no salen bien en los ensayos, pues no se presentará, dice la maestra con expresión de lo siento.

Jhonatan se adelanta y dice -no se preocupe maestra para que tenemos a Geily aquí mnnn, mirándola con expresión de entusiasmo.

Es que canta como un ángel, comenta Mell.

No puedo evitar sentirme alagada y les digo - sé que me aman, gracias por sus piropos, y sonrío.

-Bueno vayan a clases, yo me encargo de dar el aviso, busquen canciones y mañana empezamos a ensayar.

Luego de varias horas de clase, por fin es hora de ir a casa, nos despedimos con el saludo especial, un par de puñetazos arriba y abajo y al frente, Mell y yo caminamos a casa porque hoy no vinieron por nosotras.

- ¿Qué será de nosotras? Ahora que ya no estaremos tan juntas Geily.

-Talvez tu y yo si escojamos la misma universidad, pero a pesar de todo me iré de casa y estaré un poco mejor ya que, sabes cómo son mis padres, piensan que sigo siendo su pequeñita y será hora de que viva sola, de que vean que puedo, que el mundo no me va a comer, sonrió tímidamente.

- jaja que chistosa estas Geily, pero gracias a Dios que los míos no son tan estrictos, ya que somos 3, por eso no es, una sola atención en uno. Quiero estudiar música, así que, iré a Belklee, está decidido, por eso te lo cuento para que sepas, y tú, ¿Qué harás?.

-Soy un poco rara, hago una mueca, hubo un silencio, Mell no habló, esperando a que yo continuará. No sé qué quiero estudiar, ya sé que suena raro, y es por eso que nunca de este tema, ahora ya sabes, sin embargo mis padres parecen tener mi vida arreglada, sin preguntar que quiero, ello quieren que estudie música, y aunque cantó bien, eso no me gusta, no me llena para decir, es lo que yo quiero ser.

- Lo lamento Geily no lo sabía, colocándome su mano en mi espalda, quería que estudiáramos juntas, pero si no te gusta no creo que es buena idea.

-No me queda de otra que aceptarlo, imagínate que puedo decir, que no quiero la música y que en realidad no sé qué es lo que quiero, imagínate en las calles: la señorita Smuters no tiene ninguna profesión, se dedica al ocio. Sonrío apenada, miro hacía el suelo, sería una vergüenza para la familia.

-A veces no solo debes pensar en los demás, sino sobre lo que tú quiere. Y en ese momento llegan por mí y nos vamos juntas a casa.

-Hola mamá llegué, cerrando la puerta, que tal están, voy a mi cuarto y comienzo a subir las escaleras.

-Hola cariño, estamos bien, estoy en la cocina, baja a cenar, me decía en voz alta para que alcanzara a escuchar. Luego más adelante estamos cenando en la mesa y es cuando mi padre me dice:

- Tengo excelentes noticias para ti Geily, estas entre una de las primeras aceptadas para entrar a Belklee.

-!Que noticia tan maravillosa!, serás la primera de la familia que sea músico. Dice mi madre muy emocionada.

-Son buenas noticias, digo con cara de horror y sin ningún rastro de alegría, pero me han preguntado alguna vez si me gusta la música, si quiero estudiar eso, por lo visto no. Le digo todo din pensarlo.

-Jajajs rieron ambos.

-Estas bromeando dice mi padre, eso es lo mejor para ti, estas haciendo un chiste verdad?

-Claro Robert, tu sabes cómo es Geily a veces. Ahora los dos me miraron esperando una respuesta, o sea la que ellos querían escuchar, y estando acorralada con sus miradas interrogantes y sabiendo que sí decía que no me gustaba la música, debía decir que quería en verdad, y como no sabía, decidí darles el gusto y dije:

-Claro, no puedo creer que cayeran en ese truco viejo, ahora todos reíamos, bueno yo fungía pero pude botar la tensión. Luego voy a mi cuarto y pensaba que hacer y de pronto me acuerdo de DIOS y me arrodillo delante de mí cama y hablo con Él: hola Señor se que no muy a menudo te hablo pero estoy aquí, quiero pedirte que ilumines mi camino que parece estar muy oscuro, no sé qué es lo que deba hacer, no sé qué quieres tu para mí, así que ayúdame que pueda hacer lo correcto y gracias por escucharme, gracias por todo amén, luego me voy a la cama a dormir.

Espero que les guste mucho, dejen sus

comentarios.

Este capítulo es una introducción del la historia, los siguientes capítulos son más emocionantes se los aseguro..

Adiós los amo att Leidis

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status