Capítulo 8: La Hija Caprichosa.

La última vela de la noche se extinguió y la habitación quedó en penumbra. Annie no era devota, pero si así fuera; hubiera rezado a algún dios que pudiera escucharla, ayudarla... salvarla... Pero los dioses de alguna forma se mantenían reacios, como siempre...

<<El Héros Rouge no era ningún dios>> aún así, las personas le dedicaban sus plegarias a aquél personaje.

Su padre había tardado casi una semana en volver... Regresó cansado con aquel brillo opulento en sus ojos azulados ¿o violáceos? Demacrado como un semidiós famélico. Se había dedicado a dormir encerrado en su habitación. A esa altura, Misa la había ayudado a empacar todas sus prendas y pertenencias en tres grandes bolsas de viaje. La mañana de ese día, un carruaje la llevaría a vivir con los Verrochio, muy, muy lejos... Al otro extremo de la isla.

—Te voy a extrañar mí niña—le había dicho la anciana mientras le peinaba el cabello—. Iría con vous, pero ¿quién se va a encargar de esta vieja

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status