Share

Capítulo 15: En el bosque perdí mi razón para vivir...

Los árboles duende pululaban en aquel rincón apartado... Sobre el suelo había una alfombra de hojas azules que olían a podrido. Elias se detuvo frente a un enorme árbol duende de tronco oscuro, sus ramas angulosas se exhibían, desnudas. Sacó su cuchillo de oxidiana e hizo una talla. A lo largo del trayecto había dejado ogham en los árboles mientras avanzaban al sur, a Pozo Obscuro.

Los árboles duende eran muy curiosos a la vista: eran de madera oscura, sus ramas de retorcían donde llegará la luz de la luna y sus hojas azules parecían cuchillos serrados. Annie conocía las hojas secas por su uso, nunca había visto a un árbol duende, eran muy raros... Y allí dominaban el bosque. Ver tantos juntos era insólito pero no por menos surrealista.

Louis le dijo una vez que las mujeres tomaban el té de sus hojas para no embarazarse. Ella también leyó que si se preparaba una pasta concentrada y se esparcía dentro de la vagina, la mujer podía acabar infertil o abortar... El ungüento l

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status