CAPÍTULO 8

Parte de un rectángulo verde con flores fucsia. Es el teléfono de Jada.

―No me toques ―grito mientras saco mi teléfono. No me toques o llamaré a la policía.

―Está bien Mérida, no voy a hacerte daño, jamás te haría daño.

Salgo corriendo. Estoy descalza, pero eso no me preocupa en absoluto. Llamo a un taxi, que llega   después de unos diez minutos.

―Tenías razón, no debí confiar en Patrick. ¿Voy camino a mi departamento, puedes ir? Necesito hablar de esto con alguien por favor.

Cuando llego al edificio donde vivo, Johnny está afuera esperándome. Entramos a mi departamento y hablamos por un par de horas, aunque me he desahogado no me siento mejor, tengo miedo, me siento usada, engañada.

Estoy sentada con Johnny en la cama de mi habitación, él se me acerca, y toma mis manos

―Todo va estar bien Mérida. Sabes que estoy aquí para protegerte ―dice mientras aparta un mechón de cabello de mi cara y

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status