51 Siendo honesto...

Felipe ...

En los días que transcurrieron después de ese incidente, las palabras de Cecilia aún resonaban en mi mente, provocando desagradables noches de insomnio, en las que me cuestionaba sobre los hechos ocurridos en mi vida, las voces, las crisis, eran situaciones que me dejaban confuso en cuanto a cuáles podrían ser las fantasías de mi mente y, lo que es peor, ni siquiera podrían ser explicadas por la espiritualidad.

Pero si eran cosas en mi cabeza, ¿entonces por qué me sentía así?

No quería contarles a mis padres sobre esa situación, mucho menos a mis patrocinadores, pero pronto me di cuenta de que estaba más allá de mi capacidad de elegir, así que, después de un poco de desgana, me llevaron a la sala de estar donde todos esperaban para sentarse. Alrededor de la casa.Mesa ovalada. Y nuevamente fui el centro de atención, pero no lo e

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status