Share

20 Una presencia que puede ayudar ...

El desahogarme con mi madre me quitó un gran peso de encima, sonreí feliz de que finalmente tuvimos esa conversación tan necesaria y me puse a trabajar lleno de esperanza, sintiendo que finalmente las soluciones estaban apareciendo en mi vida. Cuando llegué a la clínica, empujé el pomo de la puerta y me sorprendí al encontrarlo cerrado, volví mis ojos hacia el reloj y noté que eran más de las 8:00 am, arqueé una ceja confundida y miré fijamente al primer piso donde estaba el Dr. Samanta. apartamento era.

"- ¿Paso algo?" Me pregunté, inquieto y mordiéndome el labio inferior, temiendo que el asesino en serie la hubiera lastimado, negué con la cabeza, alejé esos malos pensamientos y me estiré presionando el timbre dos veces.

Luego saqué mi celular de mi bolso, le envié algunos mensajes y mientras esperaba, volví mi atenci&oacut

Locked Chapter
Continue to read this book on the APP

Related chapters

Latest chapter

DMCA.com Protection Status